2 ideas de sillas de exterior

Estefany Hurtado · 2 junio, 2018
¿No sabes qué sillas poner en tu jardín o terraza? Aquí tienes 2 ideas que te encantarán.

Las sillas de exterior son uno de los elementos que más utilizamos ahora que llega el buen tiempo en nuestros jardines y terrazas. 

A la vez, las sillas de exterior, son un objeto que hay que elegir muy bien ya que al estar en el exterior deben ser muy resistentes a las inclemencias del tiempo.

Aunque haga buen tiempo, el sol y, en algunos casos, la sal pueden estropear las sillas. Por otra parte, existen diferentes tipos de sillas de exterior.

Encontramos, por un lado, las sillas que forman parte de una mesa-comedor. Estas sillas son geniales si están con el conjunto entero, pues sueltas no quedan tan bien ni son tan cómodas como para sentarte a descansar.

También encontramos tumbonas, que son las típicas sillas en las que nos podemos acostar a tomar el sol. Son bajas y la parte de poner las piernas es alargada, con lo cual las piernas quedan estiradas. Otro tipos de sillas para exterior son las hamacas o los sofás. 

En el artículo de hoy te daremos 2 ideas de sillas de exterior que te encantarán. 

Materiales utilizados en las sillas de exterior

Antes de hablar sobre las 2 ideas de sillas de exterior que tenemos como propuesta, queremos hablar sobre los materiales más utilizados en las sillas de exterior.

Sofá de exterior.

Uno de ellos es el plástico. El plástico es bastante resistente a la lluvia o al sol, sin embargo ante golpes puede ser fácil de romperse.

Otro de los materiales que podemos ver en mobiliario de exterior es el metal. Eso sí, este debe ser tratado con barnices especiales para que la humedad no lo dañe. En general, es muy resistente al sol y no es fácil que se rompa.

Los materiales naturales también son muy utilizados a la hora de fabricar mobiliario de exterior. 

Destacan el ratán o el mimbre y por supuesto la madera. Hay que decir que la madera, aunque es bastante resistente, es muy recomendable realizarle tratamientos con barnices especiales y aceites para que resistan más aún.

En cuanto al ratán o mimbre, hoy en día existen muebles de exterior que imitan el trenzado de estas dos fibras naturales pero con plástico. Lo cual es una buena opción si no te importa sea una imitación.

1. Silla Acapulco

La primera propuesta que tenemos para ti es la silla Acapulco. En los últimos meses se ha convertido en toda una tendencia ya que es una silla cómoda y muy divertida. Se trata de una silla-hamaca de diseño 100% mexicano. 

Silla Acapulco.

Los materiales a partir de los cuales está elaborada esta silla pueden ser variados. Por ejemplo tejidos de PVC (perfectos para exteriores), hilos o telares mayas. La estructura generalmente es de acero.

Es una silla muy vistosa sobre todo si colocas varias de diferentes colores. 

2. Hamacas de mimbre colgantes

Las hamacas de mimbre colgantes es una de nuestras ideas favoritas por varias razones.

En primero lugar, se salen de lo común ya que son colgantes. Y no te preocupes porque no quiere decir que las tengas que colgar del techo, en algunos casos sí, porque la mayoría de ellas trae su propia estructura donde ya viene colgada.

En segundo lugar, el mimbre es un material orgánico que aporta mucha vitalidad a la terraza o jardín y queda en perfecta armonía con la naturaleza.

Mobiliario de mimbre para exterior: sofás colgantes individuales.

Además, su color natural hace que quede bien en combinación con cualquier gama de colores.

Por último, las hay de una plaza o varias, tipo sofá. Así que puedes crear un bonito rincón con dos hamacas de mimbre colgantes individuales para relajarte los días de verano.

Las hay de diferentes tamaños, tipo silla o más ancha y con más fondo para incluso tumbarte.

Conclusión

Las sillas de exterior son el complemento perfecto para el jardín o la terraza. 

Hay muchas más ideas de sillas de exterior que no hemos comentado aquí. Por ejemplo, las sillas plegables o las sillas que vienen en conjunto con la mesa-comedor. 

En este artículo hemos querido hablar de dos sillas de exterior que nos parecen fantásticas por su diseño y porque aportan mucho estilo tanto a la terraza como al jardín. 

Si tu exterior tiene poco metros, no te preocupes porque las hay de tamaño más reducido. ¡Incluso las hay tamaño infantil!