Camas balinesas ideales para tu terraza

Teresa Montes · 7 junio, 2018
Cómo escoger la cama balinesa perfecta para tu jardín. Todo lo que tienes que saber para no equivocarte.

En verano, las terrazas, jardines y balcones se convierten en las otras grandes estancias de la casa. Pasamos mucho tiempo allí, ya sea tomando el sol, comiendo o cenando con amigos y familia. Una pieza de mobiliario exterior que da mucho juego a la decoración son las camas balinesas. No pueden ser más veraniegas y sobre todo, cómodas.

Este tipo de camas son ideales para relajarse, descansar y disfrutar leyendo o viendo alguna serie. A parte de su función de relax, también aporta al ambiente un aire exótico y contemporáneo. Y lo mejor, es que se adapta a todo tipo de espacios. La podrás colocar en tu terraza, en un ático e incluso en una playa.

Si hay algo claro es que estos muebles no pueden estar más de moda en decoración de exteriores. Por eso, en el post de hoy os contamos todo sobre ellas para que este verano puedas hacerte con la tuya ¡No te lo puedes perder!

Ubicación y tamaño: ¿cuál es la mejor opción?

Lo primero que deberás tener en cuenta cuando compres una cama de este tipo es asegurarte bien que dispones del espacio adecuado para colocarla. No puede quedar todo apretado y ajustado ya que dará sensación de que el espacio es mucho más pequeño. Nuestra recomendación es que la sitúes al lado de la piscina, en el caso de que tengas, ya que el efecto cama+agua queda genial.

No obstante, la pongas donde la pongas, cerciórate de que está en un sitio fresco y relajante. De igual forma, es importante que, donde se ubique, no reciba durante demasiado tiempo el sol directo ya que la estructura se puede estropear. Aunque esto dependerá del material de cada cama, claro.

Cama balinesa.

En cuanto al tamaño, podemos encontrar diferentes alternativas. Desde camas individuales, de matrimonio e incluso de grupo. Dependiendo la zona que tengas disponible, podrás escoger entre unas u otras.

Las que no paramos de ver en hoteles más chic y las casas más lujosas son las de grupo. Su gran anchura da cabida a varias personas que pueden disfrutar de ellas mientras toman algún cóctel y hablan con amigos. Suelen rondar los 1,80 cm o 2.00 cm.

Está claro, que no todos podemos permitirnos una cama así. Ni por su precio, ya que suele ser bastante elevado, ni por las dimensiones. Por eso, las más comunes son las de matrimonio. Estas son más pequeñas que las anteriores y su dimensión es más accesible. Se puede utilizar como cama para dormir, descansar, hablar, o leer. Algunas incluso tienen respaldos reclinables para que podamos hacer más cosas y que sean más prácticas.

Materiales más comunes en camas balinesas

Dependiendo de la decoración que tengamos en nuestra casa, podremos escoger un material u otro. No obstante, los que más se ven son dos, de metal y de madera.

Las de metal tienen un estilo mucho más industrial y vanguardista. La rudeza del material va genial en este tipo de ambientes, caracterizados por una ambientación más fría.

Cama individual de ratán.

Por otro lado, las de madera transmiten todo lo contrario. Aportan esa calidez para aquellos estilos más rústicos y acogedores. Si las combinas con textiles en tonos claritos conseguirás recrear un ambiente paradisíaco de playa.

No obstante, dependiendo de cómo la queramos, podemos encontrar el armazón de otros materiales como el ratán o bambú. Esto añadirá un plus al mobiliario del exterior. Si además, esto lo combinas con cortinas y un toldo, tendrás la estructura perfecta para disfrutar de una tarde de verano.

Los accesorios perfectos para tu cama 

En las grandes superficies podemos encontrar un montón de complementos ideales para camas balinesas. Para dar un toque más chill a tu espacio, puedes incluir cortinas de seda o algodón en tonos blancos y así dar más intimidad para evitar miradas indiscretas.

Los cojines también son otro de los complementos que nos encantan. Combinar diferentes tejidos y texturas hará que tu cama tenga aún más personalidad. Eso sí, asegúrate de que haya una coherencia en los colores.

Textiles para cama.

Es importante que los textiles sean especiales para exteriores y que resistan bien a las inclemencias del tiempo. Sino, no durarán mucho y tendrás que renovarlos cada dos por tres.

 

¿Os gustan las alternativas de camas balinesas? A nosotros no nos pueden gustar más. ¡Anímate y suma un plus en la decoración de tu jardín!