Cómo decorar tu Chill Out

Teresa Montes 27 abril, 2018
Dará igual los metros que tenga tu casa. Siempre podrás incluir tu propio espacio Chill Out.

Esa sensación de llegar a casa, quitarte los zapatos y tomar un respiro después de un duro día. Es el momento de paz y descanso que podemos conseguir mediante ambientes relajados basados en la filosofía chill out que comenzó con un género musical y termino derivando a distintas partes de nuestra vida. Sin olvidarnos, por supuesto, de la decoración.

Dará igual los metros cuadrados que tenga tu casa, montar un rinconcito dedicado al relax es siempre una muy buena idea.

Además, es muy sencillo conseguir este tipo de ambientes. Lo primero que deberás hacer es ubicar la zona y planificar el proyecto antes de ponerte a decorar. Nosotros te aconsejamos que integres la zona chill out en la naturaleza, en la medida de lo posible claro. Esto te ayudará a aislarte de todo y te aportará calma y serenidad.

En el post de hoy te daremos algunas ideas y consejos sobre cómo decorar un espacio al más estilo Chill Out.

Sofás para el descanso

El sofá es uno de los elementos principales y más importantes en este tipo de espacios. Aparte de ayudarte a descansar mientras te tumbas y lees un libro, escuchas música o te pones a meditar, crea un ambiente de lo más distendido.

Algunos de los sofás que mejor van para este tipo de estética son los Chubby de Slide. Estos son un tipo de butaca realizada en polietileno reciclable mediante la técnica del moldeo rotacional. Otros que van muy bien con estos ambientes son los Bahía de Majestic Garden. Estos son sofás modulares, normalmente de colores neutros, hechos con aluminio.

Sofá de exterior.

A parte de poner sofás, es importante colocar más asientos en la zona. Nunca sabes cuántos invitados se pueden unir a última hora. Contar con más asientos será muy práctico en cualquier circunstancia. Un tip es comprar bancos o banquetas, en el caso de que tengas espacio suficiente, o poner taburetes que casen bien con el resto de la estética. Es importante que sean fáciles de mover y manejar, para poder cambiarlos de un sitio a otro sin problema.

Unos asientos que están muy de moda ahora son los que están hechos con troncos de árboles. La madera siempre va bien en estos ambientes y le sumará un plus a tu decoración.

Esta zona de la casa la utilizamos para sentarnos y para compartir momentos con amigos y familiares. Por eso, será imprescindible ofrecer comodidad a todo el mundo.

Colores Chill Out

El estilo Chill Out huye de aquellos colores agresivos y sobre todo, vibrantes ya que aboga por un ambiente relajado. Y por el contrario, estos colores perturbarían el espacio.

Los colores base tienen que ser tonos claros y  neutrales. Como podemos intuir, el color blanco será el tono por excelencia de este estilo. Es el color que mejor transmite tranquilidad y paz. Lo podremos utilizar para los elementos con más peso visual de la estancia, como los sofás, la mesa o las cortinas

No obstante, podremos utilizar otros tonos para remarcar detalles en la decoración. Los tonos tierra, grises o verdes también combinarán muy bien.

Los detalles en madera, mimbre o esparto, en colores naturales, también irán a la perfección con este tipo de ambientes.

Mobiliario de color blanco.

Muy importante: iluminación en todo el espacio

La iluminación es primordial para conseguir un ambiente de relax. La luz nos aporta calma y bienestar por lo que esta es una de las claves para conseguir un espacio agradable.

Deja que la luz fluya por todo el espacio durante el día. Cuando vaya anocheciendo puedes colocar muebles en los que esté integrada la luz o lámparas de pie que proyecten una luz no muy intensa.

Puedes jugar con el color de la luz e incluso entremezclar tonos. Será divertido y conseguirás un espacio de lo más distendido.

Guirnalda hecha con bombillas

Detalles que siempre suman

Macetas

Puedes incluir macetas de diseño hechas con cerámica, barro, metal e incluso hechas con cuerda. Te recomendamos incluir plantas con flores que aporten ese punto de color y rompan con la estética Chill Out.

Farolillos de luz

Los candelabros o farolillos de luz portarán una luz ambiente perfecta para este tipo de zonas. Es importante que no sea muy intensa.

Este tipo de elementos favorece el ambiente cálido. También podremos incluir pequeñas velitas distribuidas por diferentes sitios.

Cojines y alfombras

Los textiles ayudarán a dar otra ambientación al espacio. Puedes optar por tejidos en tonos no muy oscuros. Ahí podras valorar si quieres que tu zona Chill Out tenga influencias más árabes u orientales o de un estilo más hippie.  Aunque lo más importante es que escojas estampados con los colores que más te inspiren.

Macetas con forma de regadera y de colores.

¿Te animas a colocar un espacio Chill Out en tu casa?

Te puede gustar