Las mejores maderas para exteriores

14 febrero, 2018
La madera queda excelentemente bien en exteriores, consiguiendo dar un ambiente cálido y confortable.

Si vamos a decorar nuestro jardín o terraza con madera, tenemos que tener en cuenta que no todas son resistentes al exterior por los diferentes agentes atmosféricos. Por eso, debemos poner aquella madera cuya eficacia esté comprobada.

Está claro que la madera queda excelentemente bien en exteriores. Se consigue dar un ambiente cálido y confortable. Podemos instalarla tanto en el suelo o revestimiento de paredes, como en diversos detalles como mesas, sillas, columnas… Lo primero es conocer bien el clima de nuestra zona y elegir la madera más adecuada.

Hay diversos tipos de madera para exterior en el mercado pero, ¿cuáles son las mejores y más resistentes? A continuación te dejamos una lista de las más resistentes para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.

Madera de pino

La madera de pino es la más empleada. Es bastante económica pero posee poca resistencia y durabilidad ante las condiciones climatológicas adversas como el sol, lluvia o heladas. Por eso, necesita más protección y mantenimiento para hacerla mas resistente a los cambios atmosféricos.

Es recomendable realizar un proceso de mantenimiento cada seis meses para preservar sus cualidades. Esto le permite resistir a la humedad y a los insectos.

Pino Rojo

El pino rojo es un árbol originario de Rusia, y perteneciente al pino silvestre. Presenta un tono rojizo con anillos muy marcados. El tamaño del grano oscila entre medio y fino, con fibra recta y a veces presenta unos nudos pequeños y aislados.

Este tipo de madera, es sensible al ataque de hongos e insectos. No obstante, es muy resistente tanto a la flexión como a la compresión y tracción, lo cual permite utilizarla para usos elásticos.

Es muy útil para fabricar chapas decorativas y mobiliario rústico. Destacada su uso en ventanas, puertas y frisos por su estética elegante.

Madera de pino rojo para exteriores.

Maderas tropicales

Las maderas tropicales tienen una resistencia mayor que las de pino sin necesitar ningún tipo de tratamiento. Por eso, son las que más se suelen utilizar para exterior.

No obstante, no son tan económicas, pero su alta dureza y poco mantenimiento lo compensa.

Es recomendable que cada cierto tiempo, se echen aceites especiales para que no pierdan sus propiedades.

Madera de Bangkirai

Es una madera tropical procedente del Sudeste Asiático. Es densa y con resistencia alta a los hongos y media a los xilófagos, por lo que no es necesario aplicarle tratamiento.

Se la reconoce por un color más claro que el resto, y su precio no es demasiado alto.

Mobiliario de exterior hecho con madera de Bangkirai.

Madera de IPE

Es madera procedente de Brasil y Bolivia. Es densa, muy resistente a la intemperie, y a cualquier tipo de golpe.

Tiene una tonalidad rojizo intensa, y soporta muy bien los ataques de insectos y hongos.

Madera de teca

Es una madera dura y resistente. De ahí que sea una de las más caras del mercado. Posee una gran elegancia estética, y va bien en todo tipo de terrazas. Sobre todo en las de estilo más moderno.

Además de su resistencia, otra gran característica de esta madera es su autodefensa al ser atacado por termitas, hongos u otros organismos dañinos.

Puede que sea una de las maderas más finas que existen. Si la colocamos en el exterior alcanza una duración de entre 10 y 15 años. Razón por la que es muy demandada para la fabricación de muebles y la construcción de decks.

Maderas laminadas de abeto

Tiene mucha más estabilidad a la intemperie que la de pino.

Además, sufre menos deformaciones, grietas y pérdidas de nudos. Sin embargo, necesita un tratamiento protector para agentes bióticos y externos.

Mantenimiento para las maderas de exterior

Los agentes atmosféricos atacan de una forma u otra a todas las maderas.

La humedad por ejemplo, provoca hinchazón y ataques de insectos y hongos y, el sol una degradación superficial que da a la madera un color grisáceo. Esto, junto a los cambios climáticos bruscos, causan aparición de grietas y roturas del mobiliario.

Los tratamientos específicos para madera, son clave para protegerla de todos estos agentes tanto bióticos como atmosféricos.

Tratamientos para cuidar y mantener la madera en perfecto estado.

Uno de los tratamientos más recomendados es el autoclave. Consiste en meter la madera en una cámara de vacío dónde inyectarle un tratamiento protector. Mediante este tratamiento, la madera quedará de un color verdoso.

 

Te puede gustar