Exteriores llenos de encanto

Mónica Heras Berigüete · 27 febrero, 2019
Vamos a crear exteriores llenos de encanto para que puedas disfrutar del buen tiempo como se merece. ¡Bienvenido sol!

El buen tiempo comienza a llamar a nuestras puertas, el sol inunda de energía y de luminosidad cada rincón de la casa, invitándonos a disfrutar de la vida en exteriores llenos de encanto. Días de aire fresco y noches mágicas a la luz de las estrellas. Es el momento de que las terrazas, los jardines y los porches se conviertan en los protagonistas absolutos de la temporada más alegre del año.

Para conseguir exteriores llenos de encanto, independientemente de si tienes un jardín enorme, o una pequeña terraza, la clave consiste en buscar los muebles, los complementos y las plantas que te ayudarán a crear atmósfera. Con algunos detalles deco, lograrás disfrutar del aire libre durante más tiempo del que imaginas.

Los detalles que cuentan en exteriores llenos de encanto

Decorar la terraza.

Si tienes suficiente espacio para poner algunos muebles aptos para exteriores, juega con los textiles. Elige cojines coloridos y los muebles en colores neutros. En este artículo encontrarás 3 tips para aprender a combinar los cojines. En cuanto a los tejidos, el algodón y el lino son los más frescos, y podrás tener a mano algún plaid ligero para los días más frescos.

Accesoriza la primavera

Iluminación para terraza.

Llena de accesorios tu terraza con bonitos objetos decorativos. Un acierto seguro son las velas, que servirán como puntos de iluminación y también darán mucha calidez a esas noches bajo la luz de la luna. Echa mano de farolillos e, incluso, de guirnaldas de LED, ya sabes que este tipo de iluminación tiene muchas ventajas. Crearás un ambiente muy romántico. Hay velas de citronela, de canela o de geranio que son perfectas para ahuyentar a los mosquitos.

Naturaleza pura

Terraza bohemia.

Para crear exteriores llenos de encanto, las plantas y las flores resultan imprescindibles, y más si hablamos de disfrutar la primavera. Hay un montón de plantas que crecen muy frondosas en espacios luminosos, como el potos o la planta del dinero. Algunas margaritas, pensamientos o camelias le darán color a tu vida. ¡Ah! Y no te olvides de la lavanda, además de que también evitará que los mosquitos se acerquen a ti, tiene efectos altamente relajantes, ¿qué más quieres?

Para espacios mini

Terraza pequeña.

Si no tienes muchos metros, y quieres disfrutar de tu terraza, te recomendamos que prescindas de grandes muebles y la conviertas en un chill out. Pon grandes colchonetas en palés de madera, muchos cojines y añade una celosía con algún tipo de trepadora para crear un efecto 100 % primaveral. A nosotros nos encanta el jazmín, y cuando llegue el verano y florezca, llenará de aromas deliciosos tu casa.

Cultivando un hobby

Maceta para un huerto en la terraza.

Si puedes, es el momento ideal para cultivar plantas aromáticas. Empieza por algo sencillo y dedica un rinconcito a tu huerto urbano. Cuida de que no les dé el sol de forma directa, puesto que podrían quemarse. Disfruta de una rica pasta aderezada con la albahaca que tú mismo cosechaste.

De quita y pon

Baúl para exteriores.
Baúl / blog.manomano.es

Para que no se estropeen las cosas, lo mejor es que tengas un baúl en el que poder guardar las cosas durante la noche, o cuando te vayas a ausentar de casa durante varios días. De esta forma, protegerás mejor los tejidos de los cojines y de las colchonetas.

Espera visitas

Mobiliario terraza.

Si consigues crear exteriores llenos de encanto, a tus amigos les encantará visitarte. Ten sillas plegables para cuando lleguen, una mesita y una bandeja para poder servir las bebidas. Incluso puedes crear una lista de música dedicada a esas tardes de sobremesa al calor de los rayos del sol.

No renuncies al confort

Suelo de cerámica para la terraza.

Independientemente del tamaño que tenga tu porche, jardín o terraza, debe ser un lugar práctico. Se trata de que puedas sentirte tranquilo y relajado. Para ello, la clave consiste en tener a mano todo lo que puedas necesitar, desde una mantita, una butaca en la que puedas sentarte a leer o a tomar el sol, etc. Planifica bien el tipo de lugar y las necesidades que tiene tu familia y tú mismo.

Ahora sí, vamos a vivir la primavera, que altere nuestra sangre, nuestras casas y llene de alegría cada rincón. Los exteriores están hechos para disfrutarse, especialmente en esta época, pero ¿quién dijo que no puedas hacerlo el resto del año?