Persiana o contraventana para el exterior de tu casa

Teresa Montes · 4 junio, 2018
Si no sabes qué será mejor para tu ventana. No sufras. Te contamos todo sobre persianas y contraventanas para ayudar a decidirte.
Elegir entre persiana o contraventana es difícil ya que son elementos esenciales en una casa. Ayudan a filtrar la luz del exterior para que estés cómodo y a gusto en todo momento. También son aislantes térmicos y acústicos ya que sirven de barrera contra ruidos y malas temperaturas. Por todo esto y más, resultan imprescindibles.
Sabemos que este tipo de dudas surgen fácilmente cuando nos estamos haciendo una casa o una reforma.
Son pequeñas cuestiones que nos vamos planteando y claro, no solemos tener mucha idea de cuál será mejor a largo plazo. Pero tranquilo, no pasa nada.
En el post de hoy te resolveremos todas tus dudas y te aclararemos cuál de ellas es la mejor opción para ti. Está claro que cada casa es un mundo, por eso estate atento para no perderte ningún detalle.

Para empezar, persiana o contraventana

Si una cosa tenemos clara es que tanto las persianas como las contraventanas son indispensables. A la hora de escoger una u otra, tendremos que tener en cuenta el clima de nuestra ciudad y la ubicación de nuestra casa.
Otro detalle que nos puede ayudar a decidir si persiana o contraventana es el estilo de nuestra casa. Si por ejemplo le queremos dar un toque retro vintage, las contraventanas se convierten en una muy buena opción. No obstante, si queremos dar un aire más serio y formal, las persianas serán lo mejor.
Contraventanas en verde.
Por último, otro de los factores a tener en cuenta es cómo sea tu casa. No será lo mismo poner una contraventana en la fachada de un edificio en plena ciudad que en una casa de pueblo, por ejemplo. Aquí debemos jugar un poco con lo que estéticamente quedará mejor y lo que será más cómodo para nosotros. Es importante valorarlo acorde a las vistas que tengamos desde nuestra vivienda.

Las persianas nos llaman

La mayor parte de las casas cuentan con persianas. Es quizá, el complemento de la ventana más común y habitual. Pero como todo en esta vida, también tiene sus inconvenientes.

Pero no nos adelantemos. Si un punto a favor tienen las persianas es que funcionan como aislantes térmicos perfectos. Reducen considerablemente el impacto de calor y frío en nuestra ventana. Esto permite ahorrar en energía que invertimos en la climatización de la casa. Sin duda, una gran ventaja.

Las persianas también tienen la utilidad de servirnos como barrera para nuestra intimidad. A parte de tener cortinas, es otro añadido para que nadie nos vea. Además, oscurecen la habitación totalmente, importante para aquellas personas que solo puedan dormir a oscuras completamente.

Persianas negras.

Otra cosa buena de las persianas es que podemos regular el aire que entra subiéndolas o bajándolas, controlando el espacio que queremos abrir de cara al exterior. Parece una tontería, pero en épocas de mucho calor, ayuda a que no entre directamente el calor en casa y haya un poco de corriente.

No obstante, si algo malo tienen es que reducen el espacio de la ventana. Si no están instaladas de obra y queremos incorporarlas, la altura de la ventana se reducirá. Un contra, sobre todo para viviendas que necesiten reformas.

Si no las cuidamos lo necesario, pueden llegar a hacer mucho ruido al bajarlas y subirlas. Esto a diario, puede ser un poco molesto ya que las persianas es algo que utilizamos con mucha frecuencia.

Las contraventanas de moda

Las contraventanas no pueden estar más de moda. ¡Han vuelto! Y no es de extrañar. No solo su diseño y estética las han vuelto a traer al mercado con más fuerza. Su funcionalidad las convierten en una muy buena opción para aquellos que estén dudosos entre persiana o contraventana.

Estas eran la forma más tradicional de protegerse del sol en las temporadas más calurosas y de servir como aislante térmico ante las inclemencias del tiempo. De hecho, con ellas puedes ahorrarte hasta un 30% de energía en sistemas de climatización. A esto se le suma que sirve para amortiguar un montón el ruido del exterior.

Contraventana.

Si tienen una clara una ventaja es que son muy fáciles de combinar con la fachada de la casa. Se instalan de una forma muy sencilla en la ventana integrándose muy bien con el interior. Otro plus que tienen es que refuerzan la ventana de la vivienda ante un posible robo. Es el nuevo sustituto de las rejas.

A nosotros nos encantan como quedan en la parte exterior de la casa ya que dan un toque tradicional. Sobre todo, en casas que estén pintadas en tonos blancos ¡dan ese punto de color! Se puede innovar un montón. Las podemos ver desde rojas, negras, amarillas… Pero, sin duda, una de nuestras favoritas son en azul. Es un color que ahora no paramos de ver en decoración y le añade ese punto marinero/ibicenco que no nos puede gustar más.

Ambas opciones, persiana o contraventana, son buenas para instalar en una casa. No obstante, para aquellas personas que busquen cuidar la estética de su fachada, las contraventanas son la mejor opción. Si por el contrario, queremos una mayor comodidad de uso, las persianas serán lo mejor. ¿Con cuál te quedas tú?