5 pasos para crear un huerto en tu jardín

Ivana Jerman · 22 septiembre, 2018
Si deseas crear tu propio huerto en casa, en este espacio te mostramos los pasos a seguir para crearlo fácilmente.

Tener un huerto en tu jardín podrá ser una alternativa práctica y a su vez muy bella. Si te agrada la jardinería y pasas largas horas en el exterior de tu casa, crear tu propio huerto podrá interesarte. Además, realizar actividades de jardinería al aire libre, ayuda a despejarnos y a bajar los niveles de estrés.

La idea de aplicar un huerto en tu jardín además, te ayudará tanto a tener una alimentación saludable como a ahorrar dinero. De esta manera podrás plantar y cosechar tus propios alimentos y realizar deliciosas cenas y almuerzos. Además, podrás plantar las frutas y hortalizas que desees. A continuación te mostraremos paso a paso cómo puedes armar un huerto en tu jardín.

Construye un huerto en tu jardín

1- Elige el sector adecuado del terreno

Lo primero que debes hacer es elegir en dónde ubicarás tu futuro huerto. Deberás tener en cuenta varios factores. Lo ideal para realizar un huerto en tu jardín es que cuentes con una porción extensa de terreno. Ya que si tienes un jardín muy pequeñito se te reducirá considerablemente el tamaño de tu huerto.

Terreno del huerto.

Elige la ubicación ideal para tu huerto. Será necesario que no lo incorpores en el centro de tu jardín ya que obstruirá el paso y será realmente muy incómodo. Además, procura instalarlo en un sector donde esté expuesto la mayor parte del día a los rayos del sol directos.

Por otro lado, si tienes mascotas en casa deberás prestar atención y tener cuidado. Si es necesario, puedes cercar el perímetro así los animales no logran introducirse en el huerto y escarbar en las plantas.

2-Delimita el perímetro del huerto en tu jardín

Una vez que hayas elegido el sector a incorporar tu huerto, será muy práctico delimitar el perímetro del mismo. Puedes aplicar varias tablas de madera en sentido horizontal atornillando las mismas unas con las otras. Según el espacio que hayas elegido, crearás un cuadrado o un rectángulo con las tablas de madera. De esta manera, la tierra y las plantas estarán contenidas dentro de este perímetro.

3- Prepara la tierra

Preparar la tierra en forma adecuada antes de plantar esa sumamente importante. La tierra deberá estar libre de químicos y sustancias tóxicas. De lo contrario, tus plantas podrán enfermarse y no crecer adecuadamente. Puedes incorporar abono natural, y remover con un rastrillo varias veces la tierra. Una vez que hayas preparado tu tierra fértil y tengas el perímetro delimitado puedes proceder a plantar.

Preparar la tierra del huerto.

4-Crea surcos y planta

Una vez que hayas preparado la tierra fértil en tu huerto, podrás proceder a realizar surcos en la tierra. Los surcos permitirán que puedas dividir todas las especies de plantas que decidas incorporar en el huerto en tu jardín. Además, procura separar cada especie adecuadamente, ya que hay algunas plantas que poseen raíces más grandes que otras. Siembra tomates, zanahorias, patatas, perejil, lechuga y todo lo que desees plantar.

Riega periódicamente tus plantas. Todos los días, sin falta. De esta manera te asegurarás de que tengan una cantidad considerable de agua y la tierra húmeda. Si lo deseas y puedes realizarlo, también podrás aplicar un sistema de riego por goteo.

5-Identifica tus plantaciones

Si lo deseas, puedes identificar todas las especies de tu huerto con pequeños carteles. Puedes conseguir carteles en viveros o realizar los tuyos propios. Clávalos en la tierra al lado de cada plantación. Así las identificarás fácilmente. Una alternativa muy bonita es pintar con pintura para pizarra varias láminas pequeñas de madera. Adhiere a las mismas una pequeña varilla, de esta manera podrás introducir fácilmente los carteles en la tierra. En ellos podrás escribir con tiza por ejemplo “tomate”, “lechuga” y todo aquello que has plantado.

Carteles negro de pizarra para el huerto.

Una vez realizado tu huerto en el jardín de tu casa, riégalo y revísalo todos los días. Verás como en poco tiempo irán creciendo los brotes de tus frutas y hortalizas. Lo importante es ser constante y tener mucha paciencia. Irás acompañando y retratando el crecimiento de tus futuros alimentos. Además es una forma muy saludable para alimentarse ya que estos alimentos estarán libres de químicos y sustancias tóxicas. Olvídate de ir a la frutería y cultiva tus alimentos favoritos. Disfruta de una deliciosa cena en familia o con amigos con alimentos frescos y recién cosechados.