7 trucos para hacer que los salones se vean más grandes

Yamila Papa 26 junio, 2018
Existen diferentes técnicas o trucos que podemos usar para que los salones se vean más grandes. El uso de ciertos muebles, colores y disposición de los objetos puede ser de gran ayuda.

Uno de los problemas que tenemos hoy en día en las ciudades es que las casas… ¡Son cada vez más pequeñas! Pero más allá de deprimirte o sentirte mal (o de tirar muebles a la basura) te recomendamos que pongas en práctica unos trucos para hacer que los salones se vean más grandes. ¡Una ilusión óptica más que eficaz!

¿Cómo hacer que los salones se vean más grandes?

No todos tenemos la suerte de disfrutar de una casa enorme con varios ambientes y habitaciones. En muchas ocasiones debemos conformarnos con un piso pequeño donde solo por casualidad entran los muebles básicos. Pero a no desesperar, ya que con ciertos trucos se puede lograr que los salones se vean más grandes.

1. Apuesta por los colores claros

Esta es la primera técnica que debes utilizar porque los tonos oscuros empequeñecen. En cambio los colores claros como el blanco, el marfil o el beige hacen parecer que todo es más grande y amplio.

Buhardilla para salón blanco.

No dudes en pintar las paredes y el techo de un tono lo más claro posible y disfruta de una sala que parece más grande.

Lo mismo se aplica a los muebles, accesorios y objetos de decoración. Siempre es mejor optar por un estilo modernista o minimalista que incluya mobiliario de colores claros para dar una sensación de amplitud y luminosidad.

2. No te olvides de la luz

Es verdad que en muchos casos, las casas no cuentan con ventanas grandes que permitan el ingreso de luz solar. Sin embargo, esto también se puede crear. Si ya hemos pintado las paredes de tonos claros y nuestros muebles combinan, solo es cuestión de colocar lámparas y artefactos con bombillas de luz fría, es decir, blanca.

3. Sofás contra la pared

Otra manera de lograr que los salones se vean más grandes es aprovechar los espacios al máximo. Esto quiere decir… ¡Nada de sofás en medio del ambiente! No solo porque obstaculizan el paso, sino también porque lo hacen más pequeño.

El mejor sitio donde colocar este mueble es contra la pared, ya que abren el espacio y nos dan la posibilidad de pasar sin chocarnos con nada.

4. Los espejos son grandes aliados

Una ilusión óptica que se emplea en muchas tiendas y establecimientos como los restaurantes. Un espejo puede duplicar el tamaño de un ambiente si lo colocamos en un sitio estratégico. Además, tiene la capacidad para generar una sensación de amplitud que ningún otro accesorio te brinda.

Espejo en el salón para agrandar el espacio.

Básicamente, si tenemos a la vista un espejo, su reflejo nos hará pensar que el espacio es el doble de grande. ¡Todo eso sin añadir ni un metro cuadrado al salón!

5. Opta por estantes

En vez de utilizar esos muebles enormes para guardar cosas o colocar la televisión, te recomendamos que elijas las estanterías. Pero atención, sin exagerar ya que una pared repleta de libros, objetos, cuadros o discos nos dará una sensación de pequeñez que no queremos.

Los estantes abiertos no limitan la contemplación del espacio siempre y cuando podamos ver la pared detrás y no los llenemos de cosas.

Salón con un sofá en L.

En cuánto al televisor, sería bueno que lo cuelgues de la pared para suprimir un mueble con una única función. Si ponemos el sofá en la pared contraria, nos quedará todo el espacio libre en el centro. Recuerda comprar un modelo acorde a las dimensiones del ambiente.

6. Elige mesas de cristal

Ya sea para comer o para colocar frente al sofá, las mesas de cristal son también un truco más que interesante para que los salones se vean más grandes. Esto se debe a que permiten ver ‘hacia el otro lado’ y nos aporta una visión más ligera que otros materiales, como es el caso de la madera.

7. Reduce la cantidad de muebles

Quizás sea un poco difícil para ti deshacerte de ciertos muebles, ya que les has tomado cariño o son una herencia de tu familia. Sin embargo, la mejor manera de que un ambiente sea más grande… ¡Es dejando espacios libres! Y eso también se aplica a los objetos de decoración y accesorios.

Haz una buena limpieza y quita todo lo que realmente no utilices. Puedes venderlo, donarlo, prestarlo o regalarlo. Siempre hay personas que necesitan algo que tú ya no.

Te puede gustar