Baúles para habitaciones infantiles

26 octubre, 2017
Asociamos los baúles con algo antiguo, sin embargo nos pueden servir para muchas cosas hoy en día. Concretamente nos centraremos en los baúles infantiles, que nos sirven para guardar sus juguetes.

Un elemento de decoración que no debe faltar en las habitaciones infantiles es el baúl, sirviéndonos tanto como un elemento para recoger y guardar los juguetes como elemento decorativo, haciendo de la habitación de nuestros más pequeños un lugar personal y cómodo.

Para conseguir un ambiente personal y adaptado a los niños en el que se puedan sentir a gusto, necesitamos una habitación funcional,  y que además sea acogedora y agradable.

Este buen ambiente viene determinado por la buena elección de los muebles que van a integrar la habitación, una cama o cuna confortable, buena iluminación, olor agradable, colores suaves que den tranquilidad etc.

Así como elementos de decoración personalizados, por ejemplo, letras de madera que formen su nombre, papel de pared pintado con dibujos que le gusten, que le dan el toque personal a la habitación. 

El confort de los niños debe primar a la hora de elegir los muebles que integrarán su habitación

Un buen elemento de decoración para la habitación de los niños es el baúl. En tiempos pasados era muy común que estos objetos se utilizaran para guardar cosas de todo tipo, principalmente juguetes pasando por utensilios de casa hasta ropa de cama pasando incluso por documentos o fotos.

En los últimos años el uso del baúl ha incrementado, ya que hoy en día los pequeños tienen una gran variedad de juguetes y materiales que necesitan ser guardados.

Decoración de muebles de una habitación infantil

Usos de los baúles

Lo cierto es que los baúles son muy útiles para habitaciones infantiles porque suponen un espacio de almacenamiento muy necesario en una casa con niños.

  • Para guardar juguetes y evitar que la estancia esté desordenada.
  • A modo armario o estantería, guardando así zapatos o cuentos.
  •  Situados a pie de cama sirven como aparador o banqueta para sentarse.

Los baúles son esa pieza funcional y personal que no puede  faltar en la habitación de los más pequeños

En habitaciones de bebés también se puede integrar esta pieza. No solo para decorar sino como elemento fundamental para el almacenamiento de pañales o de ropa de cuna.

En este caso se sitúan a pie de cuna. Este es un ejemplo perfecto que los baúles no sólo son para los niños a sino para los padres también, sirviéndolos a ellos para poder sentarse con sus bebés de una manera cómoda y práctica.

Para conseguir una  habitación ordenada los baúles son excelentes aliados

Baúles de diferentes materiales

En cuanto al material de los baúles, la madera ha sido la más utilizada. Es muy fácil recordar algún baúl de la casa de los abuelos de madera con detalles metálicos en los bordes o con alguna cenefa o dibujo tallado.

Baúl de madera antiguo con remaches metálicos en los bordes y esquinas

Hoy en día también sigue habiendo baúles de madera. Sin embargo su diseño varía bastante ya que al ser para habitaciones infantiles tienen otras características.

La madera suele ser más clara, sin tantos detalles y un diseño de lineas más redondeadas, simples, con dibujos y colores llamativos.

Otro  material que se utilizan habitualmente para los baúles es el mimbreEste material tiene la ventaja que es muy liviano por lo que su transporte es muy fácil. 

Baúl de mimbre básico

Elegir el baúl adecuado

En el mercado se encuentra una amplia gama de baúles para decorar y organizar la habitación de los niños. Por eso es importante saber cómo elegir el más adecuado.

En primer lugar, es importante elegir el material. Como se ha mencionado los más comunes son de madera o mimbre.

Elige el material no solo por lo que estéticamente queda mejor, sino también en función del uso que se le va a dar.

Para que el niño lo pueda mover de un lado a otro elige el material más liviano, como el mimbre. Si por el contrario, el baúl no se moverá puedes elegir la madera.

También se debe tener en cuenta lo que vamos a almacenar, si son objetos pesados será más conveniente un baúl más resistente.

En segundo lugar, elegir un baúl personalizado. Por lo general la habitación de los niños nos da muchas pistas sobre cómo es el niño, sus gustos, aficiones, etc.

Así que elige un baúl que vaya acorde a sus gustos y que armonice con la habitación.

El mejor lugar para situar el baúl

En tercer lugar, el sitio donde se va a situar el baúl es también muy importante.

Suelen ser grandes así que lo más conveniente es situarlos en un lugar dónde no interfiera el paso. 

 A pie de cama o junto al armario serían sitios idóneos.

En cuanto al precio de un baúl, tenemos una gran variedad de precios en nuestro mercado actual.

En internet podrás encontrar un montón de ideas de cómo restaurar uno antiguo en un baúl infantil. También puedes comprar uno básico y personalizarlo tú mismo. 

Conclusión

Si te decantas por hacerlo tú mismo involucra a los niños, es una manera de divertirse y aprender.

Si quieres una habitación organizada y con toques personales no olvides los baúles en tu lista de decoración.

Te puede gustar