Decora el espacio del comedor con una camarera

Pilar · 28 septiembre, 2018
Decora tu salón con una camarera de la época victoriana.

Aunque no lo creas, las camareras son muy versátiles y ofrecen muchas posibilidades en cuanto a decoración de espacios. Que no se usen tal y como se hacía antiguamente no quiere decir que se trate de un mueble inservible, sino todo lo contrario. A nosotros nos encantan, porque además de ser un mueble muy estético y decorativo puede cumplir una función práctica en cualquier salón. A continuación te proponemos varias formas de decorar tu salón con este elemento.

Origen de las camareras

¿Conoces cuál es el origen de las camareras? Este elemento se comenzó a usar durante época victoriana en aquellas viviendas de clase alta. Eran utilizadas por el servicio para transportar hasta el salón el té o los alimentos que se iban a consumir. A pesar de que llegaron a ser muy populares y un imprescindible de las viviendas adineradas, poco a poco fueron cayendo en desuso.

Tipos de carrita camarera antiguos

Fue décadas más tarde cuando empezaron a utilizarse como elemento decorativo. A día de hoy, siguen siendo un objeto interesante, elegante y que marca la diferencia de cualquier salón. Si quieres hacerte con una debes saber que siguen fabricándose tanto diseños modernos como imitaciones antiguas. Otra opción es comprar una camarera antigua en alguna tienda de segunda mano o anticuario.

¿Cómo decorar con camareras?

No hay unas pautas concretas que debas seguir a la hora de decorar con camareras. Tal y como hemos comentado en infinidad de ocasiones, en el mundo de la decoración nunca hay unas pautas que debas seguir. Lo único que podemos hacer para ayudarte es proporcionarte una serie de consejos para que el resultado sea más vistoso y estético. Es por ello que debes tener en cuenta estas dos indicaciones:

  • Diferentes alturas. Las camareras están compuestas normalmente por dos alturas diferentes. Se trata de dos bandejas posicionadas una encima de la otra para llevar los diferentes alimentos y bebidas hasta la mesa. Nuestra recomendación es que juegues con las alturas y que crees composiciones teniendo en cuenta los diferentes niveles que este mueble ofrece. Intercala diferentes objetos en uno y otro nivel para que ambas bandejas estén conectadas de alguna manera y no parezcan elementos separados y diferenciados.
  • Espacio alrededor. Las camareras son muebles muy vistosos, sobre todo en aquellos casos en los que incluyen ruedas o sus patas están labradas. Es por ello que recomendamos que no coloques al lado de ellas ningún otro elemento, sino que les des su propio espacio. Es una pena que un mueble tan vistoso no se luzca y quede oculto entre el resto de elementos.
Carritos camarera.
Carritos camarera / pinterest.es

Camarera como mueble bar

Una forma de darle una segunda vida a una camarera es utilizándola como mueble bar. Coloca diferentes botellas y copas para tener siempre cerca tu propia bodega. Además de ser muy vistoso, te será muy útil en las reuniones familiares o comidas con amigos.

Lo más habitual es utilizar las camareras como mueble bar.

No olvides que además de ser un mueble bar es también un elemento decorativo. Elije las botellas y copas más vistosas y colócalas de manera que cumplan también una función decorativa. Puedes jugar con los diferentes tamaños y siluetas de las botellas, así como el color de las mismas o la textura.

Camarera como biblioteca

Si eres un apasionado de la lectura y te gusta tener tus libros favoritos cerca, una buena opción es reutilizar una camarera como biblioteca. Gracias a sus dos bandejas las camareras tienen una gran capacidad, por lo que podrás guardar un gran número de libros.

Carrito camarera con libros.
Carrito camarera libros / pinterest.es

Para que el resultado sea más estético puedes combinar los libros con un pequeño jarrón con flores o una lámpara que te ayude a tener una mejor iluminación en tus momentos de lectura.

Estas son solo dos propuestas, pero las opciones son infinitas ya que por su superficie y por su estética se pueden utilizar de muchas más formas.

Como has podido ver, a pesar de contar con siglos de historia, las camareras siguen de moda y tienen su espacio en cualquier salón. Decora con ellas esta estancia de la vivienda dándole el protagonismo necesario y jugando con sus alturas. Crea un original mueble bar o una pequeña biblioteca para darle una segunda vida a este mueble de la época victoriana.