Decoración para un comedor de campo

4 marzo, 2018
El comedor es uno de los sitios en los que más tiempo pasamos y que más tiempo tardamos en decorar.

La gran peculiaridad de las casas de campo es que están integradas y en armonía con la naturaleza. El objetivo de este tipo de casas es el descanso y la relajación los fines de semana o periodos de vacaciones.

No obstante, mucha gente decide vivir en ellas durante todo el año, tendencia que, no paramos de ver en la actualidad. Esto se debe a que estos espacios, consiguen recrear un ambiente distendido de relajación, que tanto se valora en el día a día.

La decoración de estas casas suele presentar un estilo rústico bien definido, en el que destaca la utilización de madera como material principal. Un espacio que siempre cuesta armonizar con respecto al resto de la casa, es el comedor. Es uno de los sitios donde más tiempo pasamos y por eso, su decoración se vuelve más complicada. Este espacio, entre otras cosas, debe gozar de practicidad, funcionalidad y por supuesto, comodidad. De ahí la dificultad de su decoración.

A continuación te dejamos algunos consejos que, seguro, podrás aplicar a tu comedor de campo, siguiendo las nuevas tendencias que vienen en decoración.

Colores rústicos

Los comedores de campo persiguen la naturalidad en todos los elementos. Por eso, el color es tan importante. Llamamos colores rústicos a los que se acoplan perfectamente a este estilo. Sobre todo a su madera ruda y tonos estridentes.

Los colores que más podemos ver en este tipo de estancias y, en el resto de los cuartos, son los más básicos y los que más nos hacen entrar en contacto con la naturaleza. Los tonos tierra o verdes consiguen dar a la ambientación ese plus de rusticidad que perseguimos.

No nos podemos olvidar de los colores neutros como el gris o crema claro. Estas tonalidades claras aportan el equilibrio necesario entre unos y otros colores para conseguir ese equilibrio.

Colores rústicos para decorar: gris, azul claro, crema, ocre, madera.

Lo que no veremos, generalmente, es el protagonismo de colores vibrantes. Aunque si podemos ver, detalles en tonos cálidos para crear un ambiente más acogedor, como el rojo, amarillo ocre, dorado quemado o naranja óxido.

Los tonos pastel también son una buena idea, sobre todo para los muebles. El blanco y la madera natural ayuda a conseguir un ambiente más sosegado.

Si somos más atrevidos, incluso podemos incluir ciertos estampados de rayas, flores o con motivos animales.

Materiales más comunes

Como podremos imaginar, uno de los más utilizados son el ladrillo visto y la piedra. Ambos materiales dan ese plus de rudeza y naturalidad. Los podemos dejar a la vista en las paredes, dependiendo de la estructura de la casa o en detalles como la chimenea.

Las vigas de madera también son elementos que se suelen incluir mucho ya que se complementan muy bien con otros tipos de materiales. Las podemos ver ubicadas en el techo o como detalles en determinadas paredes.

Decoración para un comedor rústico: de madera y piedra.

La combinación de estos elementos en el comedor, crearán una ambientación perfecta en este tipo de casas, que suelen estar rodeadas de naturaleza. Si pretendes reformar una casa antigua, recupera estos elementos y dales todo el protagonismo que se merecen. 

Luminosidad por encima de todo

La iluminación, como en cualquier casa, es imprescindible y más si proviene de un foco natural. En el comedor de una casa de campo, esto se convierte en algo esencial ya que pasamos mucho tiempo en él, sobre todo a la hora de comer.

Es importante que haya una ventana grande para que el ambiente goce de luminosidad y se vea todo perfectamente. Deja que la luz natural se cuele por las ventanas. En el campo la luz tiene mucha más intensidad y no podemos desaprovecharla. Para eso, es importante que evites colocar cortinas densas. Opta por visillos ligeros o cortinas ligeras. 

Para las horas más oscuras del día, coloca lamparitas, velas o guirnaldas. No debe ser muy intensa ya que pretendemos conseguir un ambiente tenue y de confort.

Los muebles perfectos para el comedor

Es importante que marques los límites de la estancia del comedor con otras zonas. Esto lo podemos conseguir colocando muebles separadores o incluso alfombras para que visualmente se note que son espacios diferentes.

La mesa del comedor tiene que tener el tamaño adecuado para que quepa mucha gente. Normalmente, son casas muy familiares que buscan el encuentro y pasar unos días distendidos, por lo que se suele reunir mucha gente en torno a ellas.

Las mesas de obra hecha con elementos naturales son muy comunes en las casas de campo. Algunas están hechas de madera ruda con patas gruesas y otras, incluso, de piedra.

Otra idea es combinar elementos más modernos, como una mesa con superficie de madera y patas de acero. Actualmente, se ve mucho incluir taburetes hechos con troncos de árbol. Esto sumará un plus de originalidad en la estancia.

Mesa comedor rústica de colores grises con bancos de madera con cojines en blanco.

Incluir sillas de diseño en ambientes rústicos es algo que se está empezando a ver mucho por interioristas de renombre. Esto proporciona un toque más moderno en una ambiente rústico.

Detalles que suman

Si eres de los más tradicionales, en cuanto a decoración, una buena idea que se ve en numerosos comedores de campo es recuperar elementos relacionados con la vida en el campo. Por ejemplo, botijos, platos de barro, rastrillos de labranza, candiles, cestas de paja etc. Puedes convertirlo en elementos que decoren la estancia aportando más rusticidad al ambiente.

Si quieres decorar el comedor con un ambiente más rustico chic, puedes incluir elementos naturales como plantas. Un tip que ayudará a que tu comedor luzca más natural es colocarlas como centro de mesa o por determinados muebles de la casa. La combinación del verdor de las plantas con la madera, será un acierto seguro.

En cuanto a las cortinas, nuestra recomendación es que las escojas simples y de materiales sencillos como el algodón o lino.  No queremos que toda la atención recaiga sobre ellas. Puedes comprarlas de fibras naturales para que combinen con otros textiles como alfombras o manteles.

Como vemos, conseguir una ambientación idónea para un comedor rústico, no es tan complicado como imaginamos. Has de tener en cuenta que en estos espacios, los elementos naturales deben tener mucho protagonismo. ¿Te animas a dar otro aire a tu comedor de campo?

Te puede gustar