La distribución del salón perfecto

Mónica Heras Berigüete · 31 marzo, 2019
¿Sabías que existe la distribución del salón perfecto? Toma nota de las proporciones que deben guardar los muebles entre sí, de la altura de los asientos y de cómo deben ser las mesas de centro.

Seguro que tienes dudas acerca de la colocación de los muebles de tu salón: si están en el mejor lugar, si guardan la proporción adecuada, o si importa la altura de los asientos. No es que leamos tu mente, pero a nosotros nos ha pasado y por eso te traemos una guía que te ayudará a despejar todas tus dudas para que tengas la distribución del salón perfecto. ¡Manos a la obra!

Hablemos de medidas

Si tus muebles son demasiado grandes, debes procurar dejar más espacio entre ellos para que la sensación sea de amplitud. De lo contrario, obtendrías un efecto de saturación y tu salón podría ser agobiante.

Lo ideal es que entre la mesa de centro y el sofá dejes unos 45 cm como mínimo, y si tienes una mesita auxiliar, colócala más cerca, a 15 cm.

Los muebles grandes sepáralos por un mínimo de 50 cm entre ellos, aunque lo recomendable son 80 cm para poder circular cómodamente entre ellos, especialmente si tienen cajones.

Todos los muebles deben guardar armonía y equilibrio entre sí, por lo que a la hora de elegir el sofá, las butacas, la mesa de centro y las auxiliares, debes observar que haya una proporción entre sus alturas y las dimensiones de cada uno de ellos.

Las distancias

Mesa de madera grande hecha con bobina de cable.
Mesa / pinterest.es

Cuida de no poner la mesa de centro demasiado cerca del sofá, de lo contrario, no quedaría espacio para estirar las piernas. Te recomendamos que sean 40 cm, y que lo separes de la pared 7 cm para que el roce no las estropee.

La proporción entre los muebles

Crear un contraste entre los cojines y el sofá.

Para lograr la distribución del salón perfecto, uno de los básicos a tener en cuenta es saber a qué te enfrentas. Si tu salón es mini, olvídate de poner un chaise longue, y si tienes un salón amplio, mejor que pongas varios sofás enfrentados para que no se vea demasiado vacío.

Si eliges colocar uno frente a otro, la medida que hay que guardar entre cada uno es de 4 metros.

La mesa de centro ideal

Sofá chester en gris.
Sofá chester / kenayhome.com

¿Sabías que la mesa de centro debe medir al menos la mitad de lo que mide tu sofá? Y en cuanto a la altura, lo correcto es que no quede a 10 cm por encima ni por debajo del sofá.

En cuanto a las mesitas auxiliares, la regla de oro es que deben ser más pequeñas que el lateral del sofá. De lo contrario, parecerá una segunda mesa de centro y resultará incómoda.

Los asientos

Salón con toques naranjas.

Procura que tanto los sillones como el resto de asientos estén a la misma altura, si no puedes aumentarla visualmente colocando un cojín en el asiento. Además de que lograrás que se vea todo más armónico, le darás un toque decorativo muy chic a tu salón.

Los cojines

Renovar cojines.

Para lograr una distribución del salón perfecto, los cojines ocupan un papel muy importante, ya que le dan unidad al conjunto, decoran y pueden subsanar algunos fallos.

Te aconsejamos que pongas uno o dos cojines más del número de plazas que tenga tu sofá. Prueba a que estés cómodo, y esa será la clave. Combina los cojines entre ellos en cuanto a formas, tamaños y estampados para lograr un efecto diez.

La alfombra

Ordenar los cojines y mantas.

La alfombra debe cubrir completamente las patas delanteras del sofá y el resto de asientos que haya en el salón. Guarda una distancia de entre 30 y 60 cm de la pared, y mide bien antes de elegirla; si te queda pequeña, el efecto no será el que estamos buscando.

Te dejamos unos consejos para limpiar tus alfombras de forma natural.

Las lámparas

Simetría para colocar los cojines.

Si no quieres quedar deslumbrado por la luz que sale de tu lámpara de sobremesa, la clave consiste en que la pantalla tape por completo la bombilla. Una cosa más, si eres diestro, debe ir a tu izquierda. Y si eres zurdo, al revés. Mira aquí cómo hacer unas bonitas lámparas con frascos reciclados.

Si sigues estos pasos, lograrás la distribución del salón perfecto y verás cómo ganas en amplitud, en armonía y consigues un espacio mucho más zen.