Pasos para conseguir salones más amplios y luminosos

Maite Córdova · 26 septiembre, 2018
Con tan solo poner en práctica algunos trucos de decoración, conseguirás que tu salón luzca mucho más espacioso e iluminado a la vista. ¡Descúbrelos a continuación!

La gran mayoría de las personas sueña con poder disfrutar de salones amplios y luminosos, como aquellos que salen idílicamente retratados en las portadas de las revistas de diseño y decoración.

Por fortuna, se puede ir más allá de la ensoñación y ‘traer a la vida’ lo que tanto se desea con ayuda de algunos trucos. En este sentido, las ilusiones ópticas vendrán a ser las grandes aliadas.

Con algo de astucia, se puede crear espacios mucho más amplios, con techos altos y, en apariencia, grandes ventanales por donde se filtrará mayor cantidad de luz. Para ayudarte, a continuación te comentamos cómo hacerlo, paso a paso. 

1. Colores claros para salones amplios

Para que las habitaciones de una vivienda, y en especial los salones, luzcan bien iluminados y espaciosos, es necesario recurrir a una paleta de colores claros, preferiblemente cálida. Un ejemplo de ello viene a ser la combinación de marfil, vainilla y beige.

Ahora, ¿El uso de colores claros cálidos excluye los vibrantes y oscuros? No, y tampoco excluye del todo los tonos fríos. En realidad, la finalidad que se persigue es aprovechar el efecto de claridad que brinda la luz natural y artificial al incidir sobre los colores cálidos.

Colores claros.

Hay que evitar, en la medida de lo posible, de emplear un único color claro, como puede ser el blanco, tanto en las paredes como en el mobiliario y demás elementos, ya que esto solo hará que el espacio luzca frío y plano, como un bloque.

Una recomendación adicional en cuanto al uso de colores viene a ser la siguiente: anímate a jugar con el mate y el brillo, ambos te ayudarán a generar mayor interés visual.

Si colocas mayor cantidad de mates en los elementos de fondo y brillos en los elementos más próximos, conseguirás difuminar el fondo y, maximizar la sensación de profundidad.

2. Busca líneas horizontales

Otra forma de lograr un buen equilibrio y uso eficiente de las características del espacio consiste en buscar, incluir o bien crear, la mayor cantidad de líneas horizontales posible.

Las líneas horizontales ayudan a promover la idea de que el espacio es mucho más alto de lo que en realidad es. ¿Y cómo puede aplicarse este truco? Por ejemplo, mediante la colocación de una estantería horizontal. Este tipo de muebles, parece abarcar menos espacio y permite que la vista recorra el espacio, sin tener que detenerse en ‘impedimentos’.

Cuando la vista recorre el espacio de forma lineal, lo percibe mucho más amplio de lo que es. Por ello, hay que evitar que la vista deba subir y bajar.

El uso de muebles con disposición horizontal y de poca altura también ayuda a dirigir la mirada al exterior, con lo cual, se da mayor relevancia a lo que puede apreciarse afuera y, a su vez, se gana puntos en lo que iluminación y espacio se refiere. Este viene a ser un punto fundamental en la decoración de salones.

Mobiliario en horizontal.

3. Multiplica los puntos de luz

Evita que se formen rincones de penumbra, ya que estos reducen los espacios. Para ello, busca el apoyo de elementos auxiliares y no delegues la iluminación exclusivamente en las lámparas de techo. 

Incorpora lámparas de pie en los lugares que tienden a lucir más oscuros para así mantener la sensación de amplitud y, por supuesto, luminosidad. Adicionalmente, las lámparas te ayudarán a dividir ambientes y a crear un esquema decorativo mucho más dinámico a la vista.

Cabe destacar que no es necesario recurrir a focos de luz súperpotentes para conseguir un buen resultado, de hecho, los focos de luz difusa vendrán a ser los mejores aliados, puesto que evitan que el espacio luzca sobreiluminado y poco profundo.

Te interesa leer: Ventajas de las bombillas LED

4. Cuida los detalles

Para que los salones luzcan amplios y luminosos es necesario cuidar también los accesorios que incluimos. Vale la pena aprovechar aquellos materiales que reflejan la luz fácilmente y que aportan mayor riqueza visual, como son los objetos hechos de cristal y los metálicos. Estas son algunas opciones:

  • Damajuanas.
  • Espejos (con o sin marco).
  • Vasijas, platos, esculturas u otros objetos hechos de cobre, plata, estaño, zinc, etcétera.
  • Textiles ligeros, como el lino y el algodón.
Complementos de cristal.

Recuerda

La decoración de interiores no requiere de espacios perfectos para conseguir resultados ‘de revista’. Al contrario, se trata de trabajar lo que se tiene con creatividad e ingenio, de la mejor manera posible, para brindarle vida y estilo al hogar.

Cabe recordar que, los pasos mencionados constituyen una guía y no tienen por qué aplicarse en su totalidad, en todos los casos, de forma obligatoria.

En caso de que no exista la posibilidad de cambiar los muebles verticales (como las estanterías) por muebles horizontales, pero sí se han aplicado los demás trucos, el resultado seguirá siendo bueno y confortable. Tan solo habrá que cuidar más la distribución de lámparas y accesorios para mantener la sensación de luminosidad y profundidad.

http://www.eduinnova.es/oct09/ilusiones_opticas.pdf http://www.richardgregory.org/papers/knowl_illusion/knowledge-in-perception.pdf