Cestos de mimbre para el baño

25 octubre, 2017

En los últimos años el mimbre ha vuelto a resurgir de sus cenizas a través de la moda y la decoración. Aporta ese aire natural, veraniego, fresco e incluso elegante que tanto gusta.

Desde bolsos de playa a decoración para terrazas, jarrones o lámparas el mimbre es utilizado para recrear el estilo étnico que tanto se ha puesto de moda los últimos años.

En esta ocasión hablaremos sobre los cestos de mimbre como elemento decorativo de los cuartos de baño.

Cuestiones básicas

¿Qué es el mimbre? ¿para qué se usa? o ¿por qué es tan común su uso en la decoración? 

En primer lugar, el mimbre es una fibra vegetal que proviene de un arbusto de la familia de los sauces. Es un material barato muy utilizado en decoración debido a que es muy resistente pero a la vez liviano, siendo su transporte muy fácil.

Cestos de mimbre para el baño

Cestas de mimbre / cgfacilisimo.com

Es bastante usual encontrar jarrones, lámparas, cestas, bandejas, etc. de este material.

Además se puede pintar o barnizar por lo que también es muy común encontrar una amplia gama de productos de mimbre para el exterior (terrazas y jardines).

No es exclusivo este uso.

El mimbre queda perfecto en el interior de la casa dando un aire muy natural y relajado  en decoraciones rústicas o étnicas o elegancia en estilos más minimalistas

Se conoce que el mimbre se utiliza  desde el Antiguo Egipto y desde el s. I hasta el s. XVIII tuvo lugar una fuerte tradición cestera. 

En la actualidad, con los avances tecnológicos en la industria textil, se ha producido un descenso del uso de fibras naturales ya que se utilizan otros materiales sintéticos que son más resistentes e industriales.

Es por eso que los productos de mimbre que se fabrican de forma artesanal tienen un precio más elevado. 

En esta misma linea, de fibras naturales, encontramos otro material que es se suele confundir con el mimbre pero que es diferente tanto en su origen como en su uso, es el ratán.  

Diferencias entre el ratán y el mimbre

El ratán proviene de los bosques tropicales del Lejano Oriente y es una enredadera así que es muy flexible.

Además, una de las particularidades del ratán es que, al ser una enredadera crece con varios cientos de metros, permite realizar trabajos sin ataduras o cortes. 

El ratán es más resistente que el mimbre, pero el mimbre se puede pintar, es más fácil de transportar y es también muy flexible

Las propiedades de ambos materiales han hecho que hoy en día tengamos objetos con lo mejor de cada uno, ya que es muy usual encontrar elementos que mezclan el mimbre y el ratán.

Cesto de ratán

Cesto de ratán / zarahome.com

Usos de los cestos de mimbre en el baño

Una de las estancias de la casa que más se suele decorar con mimbre,  son los cuartos de baño.

Esto se debe a que, como hemos mencionado anteriormente, aportan mucha cercanía a la naturaleza y frescura a las estancias.

Le podemos dar múltiples usos a los cestos de mimbre en el baño  como formas y tamaños tengan nuestros cestos.

Habitualmente se utilizan, los de mayor tamaño, para la ropa sucia o para acumular la ropa que después se planchará.

Los de tamaño medio se utilizan, generalmente, para guardar el papel higiénico o las toallas. Los más pequeños para almacenar productos de belleza o productos para el cabello.

En cuartos de baños pequeños, donde hay que ahorrar espacio, se suelen colgar de la pared.

Quedan preciosos porque dependiendo del color de fondo hacen un contraste muy especial.

Cestos de mimbre para el baño

Cestos de mimbre en el baño / proyectos.habitissimo.es

Tendencia

La última tendencia es utilizar los capazos de mimbre de la playa para almacenar las toallas o el papel higiénico.

Añades un toque personal pintando menos de la mitad del capazo de algún color de moda (verde, rosa, azul).

Dos aspectos a tener en cuenta

  •  Al principio el mimbre tiene un olor muy fuerte que se irá quitando conforme pasan las semanas. Asegúrate de tener un ambientador en el baño.
  • Los cuidados que requieren los cestos de mimbre son mínimos y básicos. Limpiarlos normalmente y poco más. Sin embargo, hay que tener cuidado si se rompen pues por lo general forman astillas que pueden pinchar la piel.

Conclusión

El mimbre lejos de extinguirse  cada vez está más de moda tanto en el sector textil como en el decorativo.

Para maximizar su producción y calidad se mezcla con otras fibras naturales como el ratán o con sintéticas. Es un material resistente, fácil de transportar y flexible.

Además no requiere cuidados específicos, por eso su uso esta cada día más en auge. Por otra parte, aporta naturalidad a la estancia.

En especial en los cuartos de baño porque da sensación de paz y de estar cerca de la naturaleza. Existe una gran variedad de tamaños, formas y utilidades.

Así que es un elemento muy fácil de introducir en la decoración de nuestro hogar.

 

 

 

Te puede gustar