Consejos para elegir una mampara

Elegir una buena mampara es esencial para que tu baño sea práctico y no se encharque cada vez que usas tu ducha o bañera. Te mostramos cuales son los mejores tipos.

En el mercado encontramos una gran variedad de mamparas. Elegir una mampara correcta no es fácil frente a tanta oferta, por lo que te ayudamos a escoger la que mejor se adapte a tu baño.

Para ello hay que tener en cuenta la distribución de la estancia, la forma de la ducha y el espacio.

Las mamparas son una opción cada vez más habitual. Por su comodidad, versatilidad y variedad de opciones que ofrecen se han ganado una gran popularidad.

Tipos de puertas

En el mercado encontramos principalmente tres tipos de puertas. Elegir una u otra dependerá de lo espacioso que sea el baño y de la distancia de la ducha al resto de mobiliario. Estos son los tres tipos de puertas:

  • Corredera: es la opción más común porque no ocupan nada de espacio. Por lo general los baños no suelen ser muy amplios por lo que una mampara corredera es la mejor opción si vamos justos de espacio.

Además, este tipo de mampara es especialmente recomendable en aquellas duchas o bañeras que están rodeadas por dos o tres paredes.

Son totalmente estancas, por lo que es imposible que salga agua fuera y se mueven fácilmente porque están instaladas en una guía o carril.

Mampara de puertas correderas para ducha.

  • Plegable: al igual que las puertas correderas, las puertas plegables también son recomendables si al lado de la ducha hay otro mobiliario.

Este tipo de puertas tampoco va a ocupar ningún espacio fuera de los límites de la ducha por lo que se logra optimizar el espacio.

En cambio te recomendamos que deseches esta opción si tu ducha o bañera es de un tamaño reducida. Al plegarse hacia el interior de la bañera ocupa bastante espacio dentro de la misma a la hora de entrar y salir.

  • Abatible: una opción muy estética que hace el mismo efecto que una puerta. Es una buena opción si el cuarto de baño tiene grandes dimensiones. Por el contrario, si es pequeño hará que ocupe demasiado espacio.

Hay que tener en cuenta que es necesario disponer de espacio libre delante de la ducha para poder abrir en su totalidad la puerta.

Baño con solamente una ducha.

Material

Una vez que hemos escogido el tipo de mampara que mejor se adapta a nuestro cuarto de baño es necesario elegir el material.

A continuación te explicamos las diferencias entre los diferentes materiales en los que pueden estar fabricadas las mamparas:

  • Mamparas acrílicas: están fabricadas en metacrilato. Son baratas y tienen una vida útil y muy larga. Si el baño va a ser usado por niños te recomendamos esta opción.

El inconveniente de este tipo de mampara es que no son estéticamente tan bonitas como las de cristal. Además tienen más tendencia a acumular cal.

  • Mamparas de cristal: este tipo de mamparas se limpia fácilmente y cuenta con sistema de protección en caso de rotura. Además, tienen mayor resistencia a la cal.

Dentro de las mamparas de cristal se encuentran las transparentes, las serigrafiadas total o parcialmente y las espejadas.  Las transparentes se recomiendan para baños pequeños porque dan sensación de amplitud.

Si lo que queremos es preservar nuestra intimidad será mejor que optemos por uno de los otros dos modelos.

Mampara opaca para bañera.

Para los más atrevidos

Si eres de esas personas que buscan un diseño original y único las mamparas serigrafiadas de cristal es lo tuyo.

Este tipo de diseños tan solo se pueden hacer en mamparas de cristal. Deberás escoger este material si te decantas por esta original idea.

El serigrafiado consiste en imprimir una imagen en el cristal. Ya sea un paisaje, un estampado o cualquier cosa que se te ocurra. Sin duda alguna, marcará la diferencia de tu cuarto de baño.

 

Categorías: Baño Etiquetas:
Te puede gustar