10 ideas para el chalk paint

Mónica Heras Berigüete · 6 febrero, 2019
El chalk paint es una técnica muy antigua pero que se ha puesto de moda hace poco. No es tóxica, se adapta a cualquier material y queda súper bonita. ¿A que ya sientes que la amas?

El chalk paint lleva un tiempo resonando en páginas de decoración y en los forofos del DIY… Por algo será, ¿no crees? Básicamente porque es un tipo de pintura muy creativa capaz de adaptarse a cualquier superficie y material, así que antes de ponerte a ello, lee y empápate bien de esta tendencia deco.

¿Qué es el chalk paint?

Técnica chalk paint.

El chalk paint, como su nombre lo indica, es una pintura hecha a base de tiza… sí, la de las pizarras. La calidad varía en función de la cantidad de tiza que lleve y se considera que a partir de un 35 % son las mejores. Su base es al agua y esto la convierte en un material súper maleable, cero tóxica y sin necesidad de imprimación.

Pero no creas que esta es una nueva tendencia inventada por alguien que busca sus dos minutos de fama, en los cuadros de Miguel Ángel (siglo XVI) ya se encontraron restos de este tipo de pintura.

Sin embargo, sí que hay una responsable de que hayamos enloquecido con el chalk paint, y su nombre es Annie Sloan, una interiorista que le dio nombre a la técnica y que creó su propia marca de pinturas con una fórmula patentada.

¿Cómo usar el chalk paint?

Uso del chalk paint.

Hay que saber distinguirla, puesto que, en ocasiones, nos venden cualquier pintura con acabado mate como chalk paint. Sin embargo, como te hemos dicho, la base será de agua siempre y contendrá al menos un 35 % de carbonato de calcio, o sea, tiza. Lo demás son imitaciones que dan un “efecto chalky”.

Es una pintura que se adapta a muchos tipos de proyectos dada su composición y no requiere ni decapado previo, en el caso de la madera, ni imprimación, resultando acabados la mar de originales.

El acabado es siempre mate y puedes aplicarlo de forma muy diluida, dando un aspecto envejecido, o más espesa, cubriendo por completo la superficie.

Nos encanta cómo la creatividad de Sloan ha llevado al mundo de la decoración a posar sus ojos en el chalk paint, dándonos espacios muy especiales. Lo mejor es que puedes aplicarla en todo tipo de superficies: muebles, suelos, paredes, electrodomésticos, telas, piedra, cartón, metal…

Encuentra tu inspiración

1. En un sofá

Sofá chalk paint.
Sofá / habitissimo.es

La tela con chalk paint queda genial, y para muestra este sillón barroco modernizado gracias a esta técnica. Si no te gusta la tapicería que tienes ahora, ya sabes, dale una manita de pintura.

2. Un armario

Armario chalk paint.
Armario / couture-et-turbulences.fr

Sobre madera puedes lograr varios efectos. Este armario está cubierto por un tono azul muy suave, pero con una capa espesa de pintura. El resultado un objeto decorativo y funcional.

3. Una banqueta

Banqueta chalk paint.
Banqueta / chalkpaint.es

Combinada con fibras naturales, el chalk paint es perfecto. Pon a volar tu imaginación y crea diseños originales, juega con las formas y con los colores.

4. Unas botellas

Botellas chalk paint.
Botellas / chalkpaint.es

El cristal con chalk paint también ha ocupado los tablones de Pinterest, donde encontrarás ideas así de originales y adaptables a tu gusto, a tu estilo y a la gama cromática que tengas en el resto de tu casa.

5. Una oficina entera

Cajas y letras chalk paint.
Cajas y letras / lapajarita.es

Detalles tipográficos, cajas de cartón y… ¡hasta los lápices! Todo puede tener ese acabado mate tan bonito. ¿Por qué no llevarlo hasta tu oficina?

6. Candelabros de colores

Candelabros chalk paint.
Candelabros / lachimeneadelashadas.com

Como ya te hemos mencionado, el chalk paint es adecuado para cualquier superficie. Estos candelabros de colores son ideales para salpicar una mesa de detalles llenos de armonía. Incluso pueden ser un regalo perfecto hecho por ti mismo.

7. Un bolso playero

Cestos chalk paint.
Cestos / chalkpaint.es

Los cestos de fibras naturales, ya sean como este para uso personal, o los que tienes en casa a modo de almacenaje, adoran el chalk paint. Quítales la seriedad, haz tus propios diseños y píntalos con tus colores favoritos.

8. Unas cortinas

Cortinas chalk paint.
Cortinas / anniesloan.com

Los tejidos de materiales naturales también se llevan genial con el chalk paint. ¡Mira estas cortinas! Son de Annie Sloan y nos deja clarísimo la versatilidad de este producto. Se utiliza incluso para teñir ropa… ¡Sorprendente!

9. La puertas

Puerta chalk paint.
Puerta / allwashitape.blogspot.com/

Otro de los elementos de nuestra casa que piden ser renovados cada dos por tres son las puertas. No hay mejor forma más fácil y económica que hacerlo con chalk paint. Apuesta por las puertas en colores pastel, te van a enamorar.

10. Las sillas

Sillas chalk paint.
Sillas / hadasycuscus.com

Una de cada color, ¿por qué no? Mira qué bonitas quedan combinadas con la mesa en madera natural o en color blanco. Después de estas ideas, estamos seguros que tu imaginación se ha puesto en marcha. Nos encantará saber cómo has puesto en práctica nuestro curso básico de chalk paint.