11 ideas sencillas para consumir menos plástico en casa

Mónica Heras Berigüete · 24 noviembre, 2018
Tenemos un propósito para el próximo año: consumir menos plástico en casa.

Afortunadamente cada vez existe más conciencia acerca de lo dañino que es el plástico para el medio ambiente y para nuestra salud. Hemos visto como islas gigantes surcan los mares o animales atrapados en bolsas o con pajitas clavadas en alguna parte de sus cuerpos. Consumir menos plástico en casa es posible, además de ser un gesto de amor hacia ti y hacia tu planeta.

Pese a que es reciclable,  la mayor parte termina cubriendo los mares, los bosques y las calles de nuestro planeta. Por si esto fuera poco, se ha comprobado que las sustancias que lo componen también son dañinas para nuestro organismo. Con todo esto, ¿no crees que merece la pena intentar consumir menos plástico en casa?

Gestos para decirle no al plástico

Bola del mundo de plástico.

1. No uses pajitas

Es una de las necesidades más absurdas que hemos creado, no son necesarias en absoluto. Invierte en una reutilizable de metal o de hueso de aguacate (¡existen!). Las tortugas te lo agradecerán.

2. Evita comprar botellas de agua

Cada vez que sales de casa, una botella nueva y luego va a la basura. Opta por botellas o termos que se puedan rellenar y pon un filtro en casa si el agua del grifo del lugar donde vives no es buena.

3. Utiliza bolsas de tela

No vayas a hacer la compra sin llevar tus bolsas de casa. Lo mejor es que sean de tela, pero ya puestos puedes reutilizar las de plástico que tengas en casa. Aunque recuerda, el objetivo final es evitar el consumo de este material.

4. Café, como el de siempre

Sabemos que el uso de cafeteras a base de cápsulas es súper cómodo, pero lo cierto es que no son nada recomendables si de cuidar el medio ambiente hablamos. Evítalas a toda costa, no son biodegradables. Usa una cafetera con filtro, como la de toda la vida.

5. Ojo con los alimentos que compras

Cuando vayas al supermercado pon atención en lo que entra en tu carrito de la compra. Evita los productos precintados y empaquetados con varias capas de plástico, bandejas, etc. Comprar las naranjas a granel en lugar de una malla te hace consumir menos plástico en casa. Tu nevera habla de ti.

Alimentos envueltos en plástico.

6. ¿Sabías que los chicles están hechos a base de plástico?

Sí, ¿¡qué asco, verdad!? Además de que le afecta a tu organismo, dañas la naturaleza. Pero tenemos una buena noticia, existen en el mercado alternativas naturales y ecológicas.

7. No utilices film de cocina

Hay papeles encerados con miel de abeja que se pueden lavar y reutilizar cuantas veces quieras. Es una alternativa ecológica y práctica. Y no daña tu salud. En la cocina emplea utensilios de acero inoxidable o de madera en lugar de plástico.

8. Pinzas de la ropa

Pongámonos serios, si de consumir menos plástico se trata vamos a hacerlo bien y a revisar cada uno de nuestros gestos diarios. Las pinzas de la ropa con las que tiendes también deben ser de madera.

9. Evita los productos desechables a toda costa

Nos han dicho que son súper útiles cuando recibes invitados, pero hay opciones más amables con el medio ambiente. Utiliza vasos y platos de papel o piénsalo, es mejor lavar de más a contaminar con el plástico que hemos generado. Y si lo piensas bien, son muy poco prácticos: los cuchillos no cortan, los platos se doblan y los tenedores no valen para nada.

Platos de cartón.

10. Copa menstrual

Otro gesto importante para consumir menos plástico en casa, son los productos femeninos. Las compresas o tampones están fabricados con plástico y vienen envueltos en bolsitas individuales. La copa menstrual es una opción súper buena.

11. Reutilizar frascos de plástico

Ya hay tiendas en las que puedes llevar tus frascos y rellenarlos de champú, de gel o de los productos de limpieza que necesitas. Aunque aun no son tan populares, existen.

Cuidemos nuestro planeta con un consumo más consciente, cuesta muy poco y si sumamos serán toneladas menos de plástico.