2 formas de pintar cuadros con hojas secas

Pilar 10 agosto, 2018
Crea piezas únicas para decorar tu pasa pintando cuadros con flores secas.

En este post te enseñamos a realizar una de las tendencias DIY más de moda: pintar cuadros con hojas secas. Con ellos puedes decorar cualquier parte de tu vivienda de una forma sencilla, económica y orginal. Lo mejor de todo es que cada cuadro que realices será único y nunca habrá dos iguales.

A continuación te damos varias ideas para que puedas pintar cuadros con hojas secas utilizando diferentes técnicas. Como verás, todas ellas son muy fáciles, tanto que tus hijos e hijas podrán ayudarte a lo largo del proceso. No esperes más y empieza a buscar hojas para secarlas y crear tu propia decoración.

¿Cómo seco las hojas?

Si estás pensando en pintar cuadros con hojas secas lo primero que debes hacer es conseguir hojas, ya sean secas o no. La mejor época para cogerlas es el otoño, ya que es cuando empiezan a caerse y tienen tonalidades más variadas. Basta con salir una tarde a un parque o dar un paseo por el monte para poder obtener un montón de ellas y de diversas formas y colores.  Además, este es un plan perfecto para realizar con niños durante el otoño tal y como te contamos aquí.

Una vez que hayas cogido las hojas debes extenderlas y colocarlas sobre una hoja de periódico. Después, coloca encima otra hoja de periódico. Repite esta operación hasta que todas las hojas queden extendidas. Este es el primer paso para poder llevar a cabo esta propuesta de decoración DIY.

Coloca todas las hojas de periódico con cuidado de que las hojas no se muevan debajo de un objeto que pese bastante. Por ejemplo, puedes colocarlas debajo de una enciclopedia o una caja. Es importante que no utilices habitualmente estos objetos ya que si los mueves constantemente las hojas no se secarán correctamente.

Respecto al tiempo que tardan en secarse las hojas, es difícil saberlo y lo mejor será que lo compruebes cada dos o tres días. En el tiempo de secado influirán varios factores: el tamaño y grosor de las hojas, el peso que coloques encima y la temperatura que haya en el ambiente.

hojas secas en otoño

1. Cuadro de hojas con purpurina

La primera propuesta para pintar cuadros con hojas secas es un original cuadro con purpurina que puede combinar perfectamente con cualquier estancia.

En primer lugar, elige las hojas que quieras utilizar. Con ayuda de un pincel unta cola blanca en cada una de ellas. Ten cuidado porque las hojas son frágiles y se pueden romper fácilmente. Antes de que la cola se seque espolvorea purpurina con un dosificador. Deja secar y aplica laca en spray para fijar la purpurina.

Una vez que las hojas están listas puedes crear el cuadro de dos formas diferentes:

  1. Pegando las hojas en un lienzo y dejándolas al descubierto creando un efecto 3D. El resultado será mucho más vistoso pero también acumularán polvo y se estropearán con más facilidad.
  2. Enmarcando las hojas y colocando un cristal que las proteja. Si escoges esta opción deberás elegir hojas planas para que quepan en el cristal y no se rompan. De este modo el cuadro será mucho más duradero.

2. Composición de hojas

La segunda idea es más bien un conjunto de cuadros que juntos forman una composición original y que no pasará desapercibida.

Cuadros de plantas prensadas.
Cuadros plantas prensadas / enestadoderachel.blogspot.com

Escoge hojas de diferentes tamaños, colores y formas. Cuanto más dispares sean entre sí más original será el resultado. La gran ventaja de esta composición es que la puedes hacer tan grande como desees y adaptarla a tu recibidor, salón o la estancia en el que lo quieras colocar.

Compra lienzos de diferentes tamaños de forma que se adapten a la medidas de la hoja. Tan solo debe quedar un margen así que no escojas lienzos excesivamente grandes.

Pega una hoja en cada uno de los lienzos y barniza cada una de ellas para que sean más resistentes. Si lo deseas también puedes pintar el fondo de los lienzos. Si lo haces te recomendamos que sea en tonos claros para no quitarle protagonismo a las hojas.

Estas son tan solo dos propuestas pero en realidad hay muchas más. Puedes combinar la pintura con el pegado de hojas, crear collages infantiles o infinidad de combinaciones más. Da rienda suelta a tu imaginación y experimenta pintando cuadros con hojas al mismo tiempo que decoras tu vivienda de una forma original y divertida.

Te puede gustar