3 recursos para aportarle originalidad a tu dormitorio

16 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Trata de darle un cambio a tu hogar utilizando recursos originales e innovadores. Con ellos acabarás con la monotonía.

Para darle a tu casa un toque de innovación, utiliza estos tres recursos para aportarle originalidad a tu dormitorio y convierte este espacio en un lugar sofisticado a la par que juvenil y novedoso.

Hay múltiples formas de trabajar la decoración de un dormitorio. Quizá, es de los espacios de la casa que mayor juego puede dar y que menos mobiliario requiere. A diferencia del salón o la cocina, existe una reducción básica de elementos que deben estar presentes.

Así, podemos decir que la decoración que se realice en un dormitorio puede entablar, a su vez, una correcta relación con el resto de habitaciones de la casa; eso sí, sin perder comodidad y confort.

Por eso, si se trabaja con recursos más novedosos, no tiene que haber un distanciamiento o tensión con otros muebles de la vivienda.

La necesidad de innovar con la decoración

Dormitorio original.

Siempre que se quiere trabajar la decoración en un domicilio, se trata de aportar aquello que realmente se considera interesante y que es de nuestro gusto. Sin embargo, en ocasiones caemos en el conservadurismo de decorar con lo mismo.

Los cambios siempre son buenos. De esta manera, no se cae en la monotonía y se genera dinamismo. No hay nada mejor como aplicar cosas nuevas en tu vida, especialmente si son en tu propia casa.

De la misma manera que nos gusta comprar ropa nueva de vez en cuanto y cambiar así nuestra apariencia, podemos hacer igual pero aplicándolo en casa y conseguir un cambio que pueda satisfacernos diariamente.

– Busca nuevos retos y trata de cambiar.-

1. Originalidad a través del cabecero

Cabecero para cama.

Cuando tratamos de montar el dormitorio con el mobiliario y la decoración, solemos centrarnos únicamente en los típicos muebles, pero no nos damos cuenta de la importancia que tiene despuntar con algunos recursos más concretos, como por ejemplo el cabecero.

  • Existen de múltiples formas y colores, pero si realmente queremos darle originalidad, hay que buscar un formato que no sea tan común.
  • Un ejemplo puede ser a través de telas o tapices: pueden ser tipologías muy divertidas, como de colores y formas geométricas, o también paisajes, figuras o ilustraciones interesantes.
  • Otra solución es el uso de la madera. Pueden colocarse tablones con aspecto desgastado o pintados, también un palé o incluso una puerta ya en desuso.
  • El bambú también puede ser útil. Le da un aspecto más informal, exótico y transmite mayor naturalidad al espacio. Así, le estarás dando originalidad a tu dormitorio.

– Cualquier elemento que se te ocurra puede disponerse a modo de cabecero.-

2. Vinilos en la pared para darle originalidad a tu dormitorio

Decorar con vinilos la casa.

Para salir del contexto habitual en el que se enmarcan los dormitorios de las casas, los vinilos pueden ser un recurso muy útil e innovador; incluso puede cumplir función de cabecero.

  • Deja un muro desnudo para poder colocar ahí el vinilo. Bajo ningún concepto debe quedar oculto por muebles. Trata de que esté visible en todo momento, ya que no queremos que pierda el sentido y la estética.
  • Un formato muy empleado son los que tienen formas de ciudades, monumentos o elementos reconocibles.
  • Otro caso sería la disposición de mensajes en la pared. Ten en cuenta que cada día que te levantes encontrarás ese mensaje en la pared, por eso interesa que sea motivador. Incluso, también puede ponerse en el techo.
  • Otros ejemplos serían representaciones figurativas de cine, arte, música, etc. Tanto en internet como en tiendas especializadas en decoración más contemporánea hay multitud de ejemplos.

3. Pintura de pared en tono pastel

Dormitorio con pared beige.

¿Por qué no pintar las paredes en un color que pueda llamar la atención y que sea, además, sensible y apacible para la vista? Parece que únicamente se pintan los dormitorios en colores como el granate, blanco, gris, etc. Los colores pastel son una buena elección para darle originalidad a tu dormitorio.

  • Un ejemplo de color pastel sería el rosa-salmón. No debemos pensar en este color como aquel que es intenso y fuerte; todo lo contrario, es de carácter suave, tierno y muy apacible.
  • Dentro de la gama de los pasteles, otro muy interesante es el beige. A través de esta tonalidad se puede conseguir cierta neutralidad y facilidad a la hora de establecer el diálogo con los muebles.
  • Finalmente, por destacar otro color original, el turquesa es algo atrevido pero genera un espacio de confort y frescura. No hay que utilizar aquel que es demasiado intenso, sino el que es más suave y delicado.

– Utiliza los recursos que aporten originalidad a tu hogar.-