Vinilos decorativos para tu casa.

7 julio, 2018
Los vinilos decorativos son todo un recurso creativo de decoración. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre ellos.

Los vinilos decorativos se han convertido en una alternativa de calidad a la pintura. Pero no solamente están presentes en las paredes sino en lugares tan insospechados como electrodomésticos o incluso suelos.

Este elemento ha dejado de ser “un simple conjunto de pegatinas” a convertirse en un opción decorativa con múltiples diseños y una calidad suprema que nos permite disfrutarlos por mucho tiempo. 

Lo mejor de todo es que en el mercado actual existe un sinfín de posibilidades, no obstante también existe la posibilidad de personalizarlos.

Esto añade más valor a los vinilos decorativos dando a las estancias más personalidad. En el artículo de hoy hablaremos sobre los diferentes tipos y los lugares donde puedes colocarlos. 

¿Qué son los vinilos decorativos?

Los vinilos decorativos son un elemento plástico. Coloquialmente podríamos decir que se trata de pegatinas especiales. 

Este elemento es muy dinámico ya que son siluetas o figuras que juegan con su propio diseño y los espacios vacíos de la pared u otras superficies.

Cabe destacar, que al ser de plástico son muy fáciles de cuidar y de limpiar. Además son muy resistentes a la humedad.

Es importante que la superficie sobre la cual se va a colocar sea lisa. Por ejemplo, en el caso de las paredes que no tengan gotelé.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que siempre se deben elegir materiales de primera calidad ya que esto nos asegurar su durabilidad en el tiempo evitando que se despeguen. 

Mural para pared del salón en forma de árbol.

Por otro lado, es muy conveniente establecer la diferencia entre vinilos decorativos, foto murales y papel pintado. Se tienden a confundir porque los tres son elementos para decorar, usualmente, las paredes.

En primer lugar, como ya hemos dicho, los vinilos decorativos son formas esquemáticas que forman siluetas. Esto nos permite jugar con la superficie en la que lo vamos a poner. Además son de plástico.

Por el contrario, los foto murales son fotografías a gran escala. Así que no permite la interacción con la superficie sino que la ocupa toda. Por otra parte, el material que se utiliza es papel fotográfico y son menos resistentes que los vinilos y no son resistentes a la humedad.

Finalmente, el papel de pared es un tipo de papel que se pega en las paredes. Este puede ser liso o estampado. Dependiendo del tipo es más o menos resistente a la humedad.

Al igual que los foto murales, son totalmente opacos por lo tanto tapan la pared en la que se ponen.

Tipos:

Existe un amplio abanico de posibilidades respecto a los vinilos decorativos. Además son muchas los fabricantes que se dedican a ello. También los puedes conseguir en tiendas online.

Entre los diseños más comunes encontramos:

  • Frases: son perfectas para motivarnos cada mañana. También para colocar en el recibidor y recordar lo que necesitamos antes de salir de casa.
  • Animales: sobre todo son muy comunes en habitaciones infantiles.
  • Ilustraciones
  • Paisajes
  • Texturas: arena, ladrillos, etc.
  • Pizarra: sí, también hay vinilos- pizarra que te permiten escribir sobre ellos. Son perfectos para la cocina, por ejemplo, o la habitación de los peques.
  • Personalizado: muchas tiendas y fabricantes permiten la personalización de los vinilos decorativos. Tú les envías la imagen con una buena resolución y ellos se encargan del resto. Es una opción genial si quieres añadir mucha personalidad a la estancia con alguna imagen, fotografía o frase que os identifique .

¿Dónde ponerlos?

Árbol genealógico para colocar fotos.

Realmente no hay una norma o serie de reglas que digan dónde hay que poner los vinilos decorativos.

Es verdad que lo habitual es verlos en las paredes, sin embargo la creatividad e imaginación influyen mucho en la decisión de dónde colocarlos. Así que, básicamente, puedes ponerlos donde quieras.

Te puede interesar: Decora tu salón con estos sofás grises

Te damos algunas ideas:

  • Paredes, obviamente: cabecero de la cama, recibidor, salón, cocina, habitaciones, etc.
  • Escaleras: sí, has leído bien. Así mientras subas las escaleras puedes ir leyendo alguna frase o visualizando alguna imagen o ilustración.
  • Baño: en la actualidad existen unos vinilos decorativos especiales para el baño. La “gracia” es colocarlos en las ventanas o en la mampara.
  • Puertas. 
  • Electrodomésticos.
  • Muebles.
  • Suelo: esta idea es perfecta para la habitación de los niños o la cocina.

Conclusión:

Los vinilos decorativos son un recurso muy creativo y una forma muy fácil, divertida y personal de decorar nuestro hogar. 

Además, hay un montón de diseños y un sinfín de lugares donde puedes colocarlos.

Son fáciles de colocar y de limpiar y, si son de buena calidad, son muy resistentes. 

Te puede gustar