4 consejos para darle un toque veraniego a tu casa

Sofía Sangrador · 3 junio, 2018
El verano está cada vez más acerca. Descubre cómo decorar tu casa para ello.

En el siguiente artículo te dejamos algunos consejos para que puedas lograr dar un toque veraniego a tu casa. Aunque a todos nos gustaría que fuera una casa en la playa, es algo que podemos lograr en cualquier piso, esté donde esté.

Como verás, tampoco es necesario cambiar la casa de arriba a abajo, valdrá con unos toques bien dados para transformar tu hogar. 

Además, el verano es época de descanso, así que es importante encontrarnos cómodos en casa, para poder disfrutar aún más.

Por eso te dejamos los siguiente 4 consejos, esperamos que te sirvan de ayuda.

1. Escoge estampados veraniegos

Con ello nos estamos refiriendo principalmente al estampado de textiles, como cojines, colchas (muy finas y ligeras), manteles… Visualmente hablando, no hay que olvidar la importancia que tienen los complementos. No debemos dejar de prestarles la atención necesaria.

En este caso, podemos elegir los nuevos textiles en función de algunas temáticas muy unidas a la idea de verano.

Estampados veraniegos.

Un ejemplo de ello es la tendencia tropical, con azules, amarillos y verdes. Es una tendencia ideal para la primavera y el verano. En cuanto a los estampados más usuales, destacan las piñas, los loros, los flamencos o plantas en general.

Otra opción es el estilo marinero, en el que sin duda predominarán los distintos tonos de azules y blancos. Los motivos decorativos más repetidos serán los peces, anclas, caballitos y estrellas de mar, olas del mar y barcos. 

Una última opción consiste sencillamente en escoger motivos florales y con colores muy vivos y brillantes.

Todas estas posibilidades quedarán especialmente bien si en tu casa predomina el color blanco en paredes y/o muebles.

2. Acondiciona tu jardín o terraza

Ahora es el mejor momento para dar uso a tu jardín, balcón o terraza. Puedes colocar muchas plantas que, además de traer beneficios para la salud, quedarán genial para decorar.

Para lograr un mayor toque veraniego a tu casa de color o viveza puedes optar por maceteros de muchos colores o con estampados originales. Además, es algo que puedes hacer tú mismo en casa.

Sofá de exterior veraniego.

Si hay espacio suficiente puedes colocar una hamaca o tumbona, seguro que le darás muchísimo uso. Las puedes comprar en cualquier tienda, como por ejemplo IKEA. Sino, también puedes pedirlas a través de Internet.

Ahora es el momento de crear un rincón de lectura en el exterior, donde pasar tranquilamente las tardes en verano. También puedes añadir algunos muebles hechos con fibras naturales, para dar un toque muy sencillo  y bonito. 

Y para el atardecer/anochecer podrías incorporar en tu terraza una guirnalda de luces, que también puedes hacer tú mismo en casa. Los farolillos también pueden ser una posibilidad.

3. La importancia de los olores frescos para dar un toque veraniego a tu casa

Aunque siempre es importante, en verano es esencial: hay que evitar ambientes cargados. Por eso, es recomendable ventilar la casa todos los días. Eso sí, nunca a las horas de más calor.

Además, también contarás con el olor de las plantas que hayas escogido para tu casa, sobre todo si estas son aromáticas.

Velas y plantas aromáticas.

Por otro lado, siempre puedes hacer ambientadores o velas caseras. Intenta que sean aromas florales o frutales, muy asociados con el verano.

Puedes colocar las velas en platitos o recipientes coloridos o estampados, al igual que te recomendábamos con las macetas.

4. Cambia algunos accesorios y complementos

Por último queremos dejarte una última idea, que es que coloques algunos complementos nuevos para la casa, aunque sean pequeñitos.

Por ejemplo, siguiendo con la idea de decoración marinera de la que ya te hablamos antes, puedes colocar una botella de cristal (puede ser de color azul), en cuyo interior puede haber un barco en miniatura o un rollo de papel.

Accesorios veraniegos.

Otra opción son vinilos en forma de animales marinos, de anclas o de conchas. Darán un toque original y gracioso en estancias como el baño o en las habitaciones infantiles.

También el típico flotador que tiene bandas rojas o azules y blancas, existe la posibilidad de encontrarlo mullido, para que puedas usarlo como cojín.

Y cómo no, pensemos en la iluminación. Tenemos que potenciar la sensación de claridad, así que en primer lugar lo ideal serán las cortinas muy poco tupidas, para dejen pasar sin problema toda la luz.

Conclusión

Esperamos que estas ideas te hayan servido de inspiración. En realidad, solo hay que tener cuidado para que los objetos y textiles que escojas no desentonen con la decoración de tu casa.

Además, muchos de los complementos los puedes hacer tú mismo para dar un toque veraniego a tu casa (guirnaldas, macetas decoradas, velas…), así que si hay pequeños en casa disfrutarán haciéndolo.