Cómo hacer tu propia guirnalda de luces

Sofía Sangrador · 7 marzo, 2018
¿Te gusta la tendencia DIY (o hazlo tú mismo)? Aprende cómo hacer tu propia guirnalda de luces para decorar tu casa, ¡quedará genial!

En el siguiente artículo te presentamos algunas ideas sobre cómo hacer tu propia guirnalda de luces. Para ello, solo tendrás que seguir unas sencillas instrucciones que te mostraremos en los consecutivos apartados.

Las guirnaldas de luces son una opción totalmente recomendable si eres partidario de la tendencia o moda DIY, que como ya sabrás, es conocida también como “hazlo tú mismo”. De esta manera, estarás participando en un modo de economía alternativa.

Además, se nos presentan múltiples opciones por las que decantarnos, unas más elaboradas que otras. Podrás colocarla en cualquier ambiente, sea interior o exterior (balcones o terrazas), eso dependerá de tus gustos. Por tanto, además de su función para iluminar, podrás usar las guirnaldas también a modo decorativo.

Obviamente, antes de decidir dónde colgarlas, debes tener en cuenta dónde están los enchufes o tomas de corriente de la habitación. Si esta opción no te convence demasiado, siempre puedes optar por incorporar a la guirnalda una batería portátil. De esta manera, no dependerás de las tomas de corriente para colocar tu nueva guirnalda.

Una última idea: al elegir las bombillas para tu guirnalda, encontrarás múltiples tamaños, formas y tonos. Lo más recomendable son las luces LED, para fomentar así el ahorro energético.

¿Cómo hacer tu propia guirnalda de luces de manera sencilla?

A continuación te dejamos varias ideas, todas ellas son realmente fáciles de hacer, con pequeño presupuesto y sin apenas perder tiempo. Las puedes hacer tú mismo sin problema.

  1. Guirnalda con bolitas pequeñas (como las de ping pong): el número de bolitas dependerá del número de luces de la guirnalda. Después, solo tendrás que realizar dos agujeritos, uno de entrada y otro de salida para introducir la hilera de luces. Además, piensa que puedes coger bolitas de colores o decorarlas tú mismo.
Guirnalda hecha con pelotas de ping pong

Guirnalda de luces de ping pong / pinterest.es

  1. Usando globos e hilos: primero debes hinchar los globos, aunque no demasiado. Después, debes mezclar cola con agua e introducir en esa mezcla hilos (cuanto más gruesos mejor). Cuando estén bien mojados los hilos, rodea con ellos los globos, dando todas las vueltas que consideres necesario, dejando libre la zona del nudo. Cuando esté todo bien seco, pincha los globos, quedando solo las estructuras de hilos, ya sólidos. Por el espacio que dejamos libre en la zona del nudo del globo deberás introducir las luces.

Guirnalda de globos / pinterest.es

  1. Con vasitos de papel: es muy sencillo, solo tienes que hacer un orificio en la base del vaso para pasar por ahí las lucecitas. Por ello, es importante que juegues con los colores y la decoración de los vasos. Así, conseguirás un resultado llamativo y original. Una variante de esto es realizar algunas incisiones en los lados del vaso. Así, lograrás efectos lumínicos muy bonitos.
Guirnalda con vasos de papel

Guirnaldas de vasos / pinterest.es

Como ves, ninguna de las opciones presenta demasiada dificultad, quizás sea la de los globos un poquito más complicada, pero sin dejar de ser algo fácil de hacer. Por eso, puedes hacerlas sin ningún problema con niños, a modo de manualidad, ¡les encantará!

Recuerda que el número de bolitas, latas, vasos, globos… dependerá del número de luces que tenga la guirnalda que hayas comprado previamente.

Una guirnalda más elaborada

Si optas por algo más complejo, te tocará trabajar un poquito más, ya que también harás la propia hilera de luces. Los materiales básicos que necesitarás son los siguientes: bombillas, casquillos, enchufe y varios metros de cable.

En primer lugar, deberás cortar el cable en pedazos iguales, teniendo en cuenta cuánto espacio quieres dejar entre bombilla y bombilla. Después, habrá que empalmar correctamente todos los fragmentos resultantes, excepto el primero y el último, en los que colocaremos respectivamente una bombilla y el enchufe.

Tras esto, procederemos a conectar los casquillos, siempre con un poco de cuidado. Al finalizar esto, solo queda colocar las bombillas.

Como ves, esta opción te llevará algo más de tiempo aunque, sin duda, el resultado es muy bonito. Debes tener cuidado para que los pedazos de cable tengan la longitud deseada, para ajustarte a la idea que tengas en mente.

Guirnalda hecha con bombillas

Lámpara de luces guirnalda / atrezzorentalchile.com

Conclusión

Ante todo, esperamos que estas ideas te hayan ayudado. Recuerda que lo más importante es que midas bien el espacio disponible, para aprovecharlo al máximo. Obviamente, también tienes que fijarte bien en dónde están las tomas de luz de esa habitación.

Mediante el uso de guirnaldas, conseguirás decorar de una forma alternativa, bonita y original. Realmente, decorar usando como base la iluminación da muy buen resultado. Por eso, esperamos que te decantes por una de las opciones presentadas en el artículo.

Asimismo, piensa en lo fácil que es conseguir las hileras de lucecitas. Puedes comprarlas incluso en tiendas online, por un precio muy bajo. Por tanto, no hay excusas para que no comiences a hacer una guirnalda.