5 consejos para favorecer la convivencia con los vecinos

10 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Mantener buenas relaciones vecinales es posible, siempre y cuando nos posicionemos en la condición de mediador y mostremos cordialidad.

Las relaciones humanas son complejas. Mantener la cordialidad entre las personas que residen en un mismo edificio puede llegar a ser muy difícil, sobre todo porque pueden surgir confrontaciones y disputas. Por eso, vamos a abordar 5 consejos para favorecer la convivencia con los vecinos.

Cada inquilino tiene su personalidad, algunos con un temperamento más fuerte y otros, más complacientes. Para afrontar cualquier tipo de problema, es necesario que relativicemos las situaciones y tratemos de buscar un punto de equilibrio en el que salgan beneficiadas ambas partes.

Sin embargo, no es fácil lidiar con personas que se obcecan en una opinión o idea sin aceptar críticas constructivas. Es aquí donde vemos necesario trabajar el proceso de diálogo y favorecer las relaciones en la propia comunidad.

Consejo 1: mediar como un árbitro

Relación con los vecinos

La función de mediación dentro de una comunidad de vecinos es fundamental. El principal objetivo es que exista una persona que pueda proporcionar cierto equilibrio y que no se posicione nunca del lado de nadie, sino que trate de llevar a buen puerto cualquier decisión.

Generalmente, surgen rencillas entre los inquilinos, sobre todo en las reuniones de la comunidad en las que deben tomarse decisiones que, normalmente, no complacen a todo el mundo. Por este motivo, surge la necesidad de concienciar a los demás y hacerles entender qué necesidades se tienen y cómo han de solucionarse.

Si en nuestro caso tratamos de posicionarnos en un punto intermedio, podemos mostrarles a los demás los puntos a favor y en contra de cualquier decisión; cumpliremos la función de un árbitro que trata de ayudar y hacer que exista la armonía entre los propietarios para lograr una buena convivencia con los vecinos.

– El enfrentamiento entre vecino solo lleva a la discordia y la mala convivencia.-

Consejo 2: cumplir con los horarios de descanso

 convivencia con los vecinos

Uno de los problemas que más abunda en las comunidades de vecinos es el ruido en horas de descanso, especialmente si se tiene un piso de estudiantes al lado. Por eso, conviene que hagamos autocrítica y sepamos si estamos generando algún tipo de molestia a los vecinos.

  • Cuando escuchamos música, solemos subir bastante el volumen; en realidad, no nos damos cuenta de los perjuicios que provoca. Por norma general, las viviendas no tienen un aislamiento acústico, por lo que debe ponerse en práctica el respeto y la colaboración vecinal para no molestar a los demás.
  • Hay gente que hace limpieza del hogar al llegar a casa por la noche. Utiliza el aspirador y se produce bastante agitación en la vivienda. En este caso, convendría que no se realizase en esas horas, ya que puede suponer un problema si lo repetimos asiduamente.
  • El respeto por las horas de descanso es importante para la salud mental. Si se tienen estudiantes al lado que hacen  fiestas o mucho ruido, es necesario hablar con ellos primero, yendo con buena actitud, pero hay veces que no queda más remedio que llamar a la policía para que lo tomen como un correctivo.

Consejos 3: mantener limpio el portal

La higiene es un principio indispensable para favorecer las buenas relaciones entre las personas. El bienestar es algo básico que debe estar presente en los portales de las viviendas. Por este motivo, surge la necesidad de que tengamos un espacio limpio.

Para ello, es preciso contratar una empresa de limpieza que trate de mantener bien acondicionadas las zonas comunes, principalmente si se reside en un edificio con muchos vecinos. Si no es así, pueden realizarse turnos de limpieza entre todos. Sin dudas esa es una buena idea de lograr una saludable convivencia con los vecinos.

Consejo 4: uso y respeto por las zonas comunes

Relación entre vecinos

Para que no exista discordia entre los vecinos, es importante respetar y cuidar las zonas comunes. Puede ocurrir que algún inquilino muestre faltas de respeto rompiendo o ensuciando el mobiliario común, por lo que se hace necesario que detectemos el problema y tratemos de solucionarlo de inmediato.Una opción puede ser colocar cámaras de seguridad en el portal y los pasillos.

Consejos 5: fórmulas para lidiar con un vecino agresivo

Puede ocurrir que nuestro vecino tenga cierta agresividad y exista una mala convivencia con él. En este caso, no hay que acongojarse y tratar de dialogar con él.

A través de las buenas palabras pueden conseguirse resultados positivos. Sí que es cierto que, a pesar de esto, no se consiga ningún resultado. Por tanto, siempre hay que martenerse firmes con las decisiones que son correctas y no ceder ante actitudes nocivas.

  • Arango Calad, Carlos: Psicología humana de la convivencia, Universidad del Valle, 2007.