5 estilos decorativos que más gustan

Mónica Heras Berigüete · 31 julio, 2019
¿Cuánto sabes de estilos decorativos? Estos son los que más nos gustan, y te damos las claves para ponerlos en práctica.

A la hora de decorar una casa, tu personalidad debe verse reflejada; de esta manera te sentirás como pez en el agua. Pero, además, debe atender a las tendencias, hacerla habitable y que satisfaga las necesidades de cada uno de los miembros del hogar. De ahí la importancia de definir claramente cuáles son los estilos decorativos con los que te identificas.

Antes de lanzarte a la aventura de una reforma o de comprar muebles, es conveniente definir cómo quieres que sea tu casa para que todo sea mucho más armónico. Hoy te vamos a hablar de algunos de los estilos decorativos que más adeptos tienen, ¿eres seguidor de alguno de ellos?

Estilos decorativos para todos los gustos

1. El sempiterno nórdico

Decoración de estilo nórdico.

Allá por los años 60, un estilo sencillo, de líneas minimalistas y con un gusto especial por la madera comenzó a popularizarse en Europa. Pero fue gracias a la marca sueca de mobiliario IKEA que la estética escandinava se convirtió en el pan nuestro de cada día, y, actualmente, es uno de los estilos más socorridos.

La clave es la calidez y la luminosidad, y, para lograrlo, se apoya en los materiales naturales como la madera, el algodón, la lana, la madera o la piedra; así como en las líneas rectas y sencillas, los colores suaves y los muebles ligeros.

No te olvides que pese a todo es uno de los estilos decorativos que más funcional resulta, por lo que las cajoneras, los cestos como opciones de almacenaje y los muebles son indispensables. Por último, si eres amante del DIY, este es tu estilo decorativo, puesto que los detalles manuales son un must.

2. Estilos decorativos: el urban chic, para los amantes de la metrópolis

Decoración urban chic.

Los más modernos son fieles a los espacios diáfanos con grandes ventanales, techos altos, ladrillo visto y acabados industriales. Las vigas de madera combinadas con los materiales más industriales, como el cemento o el hierro, son la clave de este estilo.

En cuanto al mobiliario, suelen gustar de piezas de diseño y pequeñas obras de arte que combinan con colores neutros, tales como el beige, el blanco, el gris y el negro.

Lo mejor de este estilo es que se adapta fenomenal a las tendencias, y mezcla de maravilla las paredes con acabados en brutos y los suelos de azulejos, o una puerta recuperada como elemento decorativo.

3. Estilo rústico, del campo a tu hogar

Decoración de estilo rústico.

Si eres de los que disfruta del campo y de las escenas bucólicas, este será el estilo decorativo que te hará sentir en tu salsa. La base es la calidez, y, en esta ocasión, se consigue a través de materiales como la piedra, la madera y las fibras naturales. En cuanto a los colores, aunque los neutros son la base, admite estampados florales y vivos en sus accesorios.

Otra forma de tener una casa rústica es con muebles o detalles de forja, salpicando tu hogar con una que otra antigüedad que le de ese punto tan característico.

4. El vintage o retro

Decoración vintage o retro.

Ya te hemos hablado de la diferencia entre algo vintage y antiguo, pero si quieres que tu casa tenga una verdadera personalidad, busca piezas del siglo pasado para otorgarle ese punto diferente.

Es uno de los estilos decorativos más románticos gracias al tipo de piezas que se utilizan: una máquina de coser antigua a modo de mesita de recibidor, un equipo de música vintage como elemento principal en el comedor, o algún mueble de época rescatado de un mercadillo para acaparar las miradas.

En cuanto a los colores, usa los tonos pastel para crear tu paleta cromática y adereza con estampados florales o de formas geométricas. Verás cómo tu casa se transporta al pasado en un abrir y cerrar de ojos.

5. Estilos decorativos: la sencillez del minimalismo

Estilo minimalista para una casa.

Uno de los estilos decorativos más modernos es el minimalista, aquel en el que el famoso dicho de ‘menos es más’ se convierte en el leitmotiv de la decoración de tu hogar. Si quieres identificar plenamente este estilo, puedes mirar hacia Mies van der Rohe, quien dirigió la Bauhaus entre 1930 y 1933 y nos enseñó que no hace falta mucho para crear una estética impecable.

¡Vamos! Que Marie Kondo estará encantada contigo si decides decorar así tu casa. Aquí la geometría y las líneas muy estilizadas tienen el total protagonismo, y el metal haciendo pareja con el cuero son el sello de identidad de un estilo en el que, como imaginarás, el blanco triunfa.

¿Ya sabes a qué estilo decorativo perteneces? ¿Has encontrado la inspiración que necesitabas? Ahora dale toda la personalidad que tu casa necesita con las piezas clave y no pases desapercibido.