Equipos de música vintage, una alternativa para tu salón

Este artículo fue redactado y avalado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
3 julio, 2019
Los equipos de música vintage se han convertido en un complemento decorativo muy buscado. Estos aparatos de mediados del siglo XX son piezas únicas dignas de admiración que resaltan en cualquier espacio moderno.

Los equipos de música vintage se han convertido en una alternativa cada vez más recurrente para decorar los salones. Y es que, si podemos reciclar un equipo de música antiguo, no hará falta comprar uno nuevo.

No es solo eso, usar los antiguos equipos de música le otorgará a tu espacio un toque personal y de distinción. Frente a la mayoría de los reproductores digitales actuales, voluminosos y estrambóticos, proponemos rescatar viejos aparatos y hacerlos parte del diseño interior de tu hogar.

Los equipos de música han ganado mucha fama durante el siglo pasado, como por ejemplo, el tocadiscos. Este ha mantenido una hegemonía en el apartado de reproductores musicales y se ha mantenido a lo largo de los años.

Los equipos de música clásicos han sido desplazados por otros dispositivos de música digitales, pero la presencia de estos en el mercado no ha desaparecido del todo.

Hoy en día se pueden encontrar tocadiscos y equipos de música vintage en muchos mercadillos o tiendas de antigüedades. A continuación, te mostramos algunas alternativas de equipos retro que quedarán perfectos en tu salón y le aportarán un toque especial.

Equipos de música vintage: radio a válvulas

Radio a válvulas.

Las radios antiguas casi han desaparecido de la cotidianidad y se encuentran relegadas a casas de pueblo y desvanes, pero tienen una segunda vida como objetos de decoración.

Hoy en día, las radios a válvulas se han vuelto asunto de coleccionistas. Estas radios, completamente mono y fabricadas en baquelita y madera, serán un complemento ideal para tus salones clásicos.

Este tipo de radio tardaba unos minutos en calentarse para emitir sonido adecuadamente. Destacan algunos modelos clásicos, como la mítica Philetta, producida por Philips en los años cincuenta del siglo pasado.

Este modelo tuvo mucho éxito, y aun hoy en día sigue vigente. Philips la ha reeditado en materiales actuales, como el plástico y chips digitales. También existen coleccionistas que buscan radios y las restauran o reparan.

De un tiempo para acá, se ha difundido entre la gente fabricar ellos mismos radios a válvulas con piezas actuales. Como consejo: este tipo de radios luce mejor si le creamos su propio espacio, dándole el máximo protagonismo. No es aconsejable recargar el espacio con otros elementos que distraigan la atención.

Podemos comprar una radio de este tipo, aunque no funcione, puesto que al hablar de decoración, lo importante es que destaque. Teniendo un formato considerable, es una pieza que destaca por sí sola. Una radio así llenará por completo el espacio.

La vuelta del tocadiscos ha ganado mucha fuerza como tendencia cultural, acompañando espacios como salones o recibidores.

Equipos de música vintage: tocadiscos

Tocadiscos retro.

El tocadiscos se ha ganado nuevamente un lugar en el salón o en cualquier otro espacio del hogar. Es un aparato que, además de llenar la casa de música, puede integrarse de una excelente manera en el diseño interior. Puede otorgarle a tus espacios un toque vintage.

Es innegable que el tocadiscos está de vuelta, elevando su valor decorativo exponencialmente. Estos pueden combinar perfectamente su aspecto antiguo con elementos modernos sin romper la decoración. Mención aparte merecen los discos de vinilo, que por sí solos son elementos decorativos que quedarán perfectos en tu hogar.

Han experimentado un repunte significativo, tanto así que podemos decir que las cifras se acercan a los años de gloria de los vinilos. Y es que quien compra estos discos de vinilo necesita un reproductor, haciendo que el tocadiscos ocupe un lugar importante en la decoración de tu salón.

La vuelta del tocadiscos ha ganado mucha fuerza como tendencia cultural, acompañando lugares como salones o recibidores. Los tocadiscos son piezas que necesitan su propio espacio, a media altura y sin ningún objeto encima, salvo algunos estantes. Así podremos tener nuestro propio rincón de la música, junto a discos de vinilo y piezas vintage.

Estéreo compacto

Estéreo compacto.

Debido a su pequeño tamaño, los estéreos compactos son versátiles. Buscarle un lugar a un estéreo compacto sobre una repisa, una mesita auxiliar o un aparador no resulta complicado. Si a esto le sumamos que el pequeño equipo siga funcionando, podemos disfrutar de buena música gracias a su versatilidad.

Muchas de las marcas de los setenta y de los ochenta originarias de Japón, como Sony, Sansui o Pioneer, produjeron estéreos de muy buena factura. Estos equipos se consiguen actualmente a muy buen precio.

Como consejo: los estéreos compactos se pueden colocar en una repisa, una librería o una estantería. Estos pueden ir acompañados de otras piezas de colección: fotos de la época, libros antiguos o, simplemente, algo de información que complemente al aparato, como su origen o su diseñador.

Equipos de música actuales de inspiración vintage

Equipo de música de inspiración vintage.

Actualmente, tenemos muchos aparatos que combinan la tecnología actual con la inspiración vintage. Gracias a una combinación de materiales, estampados y colores, estos consiguen recrear una estética totalmente sesentera o setentera, pero con características técnicas actuales.

Podemos encontrar una diversidad de aparatos con tecnología del siglo XXI. En el mercado existen radios que cuentan con estaciones de radio programadas, baterías que pueden durar hasta 24 horas, entradas para iPod y USB, y hasta Bluetooth.

Como hemos visto, existe un gran abanico de posibilidades para decorar tu salón con equipos de música vintage. Ya sean de gran formato o pequeños aparatos que ocupen poco espacio, son una gran alternativa para lograr habitaciones de inspiración retro.