5 estilos para decorar un escritorio

5 agosto, 2018
Todos poseemos un espacio de trabajo en casa. Para estudiar o trabajar es esencial decorar un escritorio para sentirnos cómodos y a gusto.

Decorar un escritorio no es algo difícil de lograr. Es importante tener una idea clara de lo que nos agrada y qué estilo es el adecuado para cada uno.

Todos poseemos un estilo que nos caracteriza, aunque a veces nos sea difícil plasmarlo. Trabajar en un espacio a gusto, con colores que nos identifiquen, con mobiliarios cómodos y espacios de almacenamiento, es ideal para crear un ambiente de trabajo cómodo.

Puede ser que algunos tengan una habitación entera como espacio de trabajo. Aunque la mayoría nos tengamos que conformar con un pequeño rincón en nuestra habitación o en el salón de casa. Pero no te preocupes: el tamaño no es lo que más nos importará  en el momento de decorar un escritorio. Lo serán los objetos, colores y muebles que elijamos para darle personalidad y crear un ambiente agradable para trabajar.

Por este motivo, te daremos a conocer a continuación 5 estilos para decorar un escritorio original.

Habitación decorada al estilo nórdico

Estilo nórdico

El estilo nórdico se caracteriza por su sencillez, colores neutros y líneas rectas. Para este estilo es ideal incorporar un mobiliario blanco.

  • Madera: la madera es un protagonista fundamental para destacar este estilo. Si ya tienes un escritorio de madera, déjalo. De lo contrario, puedes añadir algún adorno o cuadro con marco de madera en la pared.
  • Incorpora el color verde: las plantas reavivan nuestros espacios. Puedes incorporar un pequeño florero al costado de tu escritorio, una pequeña maceta de color blanco con una planta decorativa de hojas verdes, o hasta incluso un cuadro con patrones de plantas.
  • Tejidos: agrega una pequeña frazada en el respaldo de tu silla, o una alfombra de piel a los pies de la misma. Esto le brindará un estilo nórdico más acentuado a tu espacio de trabajo.

No sobrecargues tu espacio. Si deseas que este estilo sea el protagonista de tu rincón de trabajo recuerda que la sencillez es la regla principal.

Estilo industrial

El estilo industrial es un estilo original, con carácter. Si bien este estilo suele ser un tanto “frío”, determinado por el metal y el hierro (los materiales que lo caracterizan), no olvides combinarlo con madera. La madera le brindará calidez a tu espacio y complementará perfectamente al hierro y al metal.

  • Mesa de madera: puedes incorporar una mesa de madera con patas de hierro. Este mobiliario es el más común y característico para destacar un espacio de estilo industrial.
  • Incorpora estanterías de madera: si necesitas espacio para almacenar, puedes optar por incorporar en las paredes estanterías de madera. Harán juego perfectamente con tu escritorio.

El estilo industrial se aleja de una estética minimalista, de los tonos claros o la sencillez. Por el contrario, los acabados desgastados, el hierro, la madera envejecida y objetos con personalidad le brindan carácter y acentúan este estilo.

Escritorio de madera.

Estilo vintage

El estilo vintage va de la mano en primer lugar, con objetos antiguos. Puedes restaurar un escritorio o una silla antigua. Píntalo con un acabado envejecido, agrégale algo de color y ¡listo!

Estilo eco-friendly

Este estilo es uno de los más fáciles de crear. Se caracteriza por utilizar elementos que son respetuosos con el medio ambiente. De esta manera, podrás reciclar elementos para transformarlos en otros. Puedes armar, por ejemplo, un escritorio con palés. Y a su vez decorar con plantas o flores secas para destacar el estilo.

Estilo boho

El estilo boho se caracteriza por combinar elementos de distintas culturas. Es clave utilizar objetos colgantes. Si ya tienes tu escritorio y espacios de almacenamiento, puedes optar por colgar plantas en la pared.

Este estilo es original, libre y muy creativo. El uso de los tejidos con patrones coloridos es también una característica elemental. Puedes añadir un cojín con tejidos vibrantes en tu silla de trabajo y combinar el espacio restante con blanco, negro, grises y colores vibrantes que contrasten.

Lo más importante en un espacio de trabajo a la hora de decorar un escritorio, es considerar todo tu rincón. El escritorio en sí no será el único protagonista. Crear un estilo es utilizar objetos, colores, muebles, adornos, tipos de luz, entre otros, que crearán un todo. Un espacio que se caracterizará por un estilo determinado.

En el momento de trabajar es fundamental sentirnos a gusto, cómodos, libres y organizados. Por lo tanto, ¿qué mejor que detectar el estilo que nos caracteriza y poder trabajar de forma placentera? Investiga los elementos que posees en tu hogar, aprende y conoce estos estilos. Tal vez ya tengas un estilo definido y solamente necesitas reforzarlo un poco para darle más carácter.

Te puede gustar