7 tips para cuidar la madera de tu hogar

Ivana Jerman · 20 julio, 2018
La madera es un material cálido, noble y natural que nos rodea día a día. En ocasiones olvidamos la importancia del cuidado de la misma. Aquí encontrarás diversos productos y 7 tips para preservar y cuidar la madera de tu hogar.

Es de gran importancia tener presente que la madera necesita de un cuidado particular tanto en exteriores como en interiores. Cuidar la madera es más sencillo de lo que parece, pero a veces olvidamos que existen varios factores que atacan y dañan la madera diariamente, tales como la humedad, los insectos, la exposición de los rayos UV…

La madera puede hincharse, pudrirse, secarse, resquebrajarse, o presentar manchas y rayones. Por este motivo presentamos 7 tips para cuidar la madera tanto en interiores como exteriores.

Aceites de protección

Para proteger muebles de madera en exteriores como sillas, mesas o adornos debes limpiar la superficie con un paño levemente húmedo para retirar la suciedad e impurezas. Deja secar y luego aplica aceite de teca, por ejemplo. Este producto es específicamente recomendado para muebles de exterior, ya que son aquellos que sufren mayores daños de forma directa por los factores meteorológicos.

Este aceite, además de brindarle a la superficie de nuestros muebles una capa protectora, a su vez hidrata y nutre la madera. Esta permanecerá más fuerte y sana, aumentará su durabilidad y buen estado con el paso del tiempo y según los factores que la atacan de forma directa. Es importante aplicar este producto por lo menos una vez al año, ya que con el paso del tiempo se irá disolviendo.

Protege tus muebles de madera del exterior

Existe otra alternativa para proteger tus muebles que se encuentran en el exterior del hogar. Además de aplicarle a los mismos algún producto para su protección, como el aceite de teca mencionado previamente, es ideal mantenerlos resguardados del frío y las lluvias. Se los puede guardar bajo techo o, si esto no es posible, aplicarles un cobertor de plástico sujetado fuertemente, cubriéndolos en su totalidad.

Lija la superficie

Es de gran importancia lijar suavemente la superficie antes de aplicar algún producto de protección, para eliminar impurezas o restos de capas previas de barnices o pinturas. Luego se aplicará el producto elegido y se dejará secar en un ambiente libre de exposición directa del sol o espacios muy húmedos.

Aplica barnices

Un producto universal, fácil de aplicar y existente para todo tipo de maderas son los barnices. Estos pueden ser de acabado mate, satinado o con brillo. Es ideal aplicarlos con una brocha mediana en el sentido de la veta de la madera y realizar como mínimo dos capas finas del producto sobre la superficie. Así, obtendrás mayor protección más prolongada. Los barnices son uno de los productos para cuidar la madera más elegidos del mercado.

Emplea cera

Para proteger las superficies de madera con daños como rajaduras, es ideal aplicar una capa de cera en pasta. Esta puede aplicarse en suelos sin plastificar, mesas, mesadas, alacenas, sillas, banquetas, entre otros. Deberá aplicarse con una esponja de acero suave. Recuerda: ¡siempre en el sentido de la veta!. Esta penetrará en la madera y restaurará, en parte, los daños más superficiales. Deberás dejar secar por unos minutos y luego pulir la superficie con un paño seco. Es preferible repetir este proceso periódicamente. Así nos aseguraremos de que nuestros muebles permanecen con un aspecto brillante y agradable a la vista.

Cómo cuidar la madera en suelos plastificados

Si tienes en tu hogar suelo de madera plastificado podrás aplicarle directamente cera para pisos plastificados. No abuses en la aplicación del producto ni apliques jamás productos muy fuertes, tales como alcohol o aguarrás. Frota el producto con un paño eliminando el exceso de agua y deja secar evitando pisar la superficie húmeda.

Atención al agua

Si tienes goteras en el techo, antención en días lluviosos. Podrás no darte cuenta y el contacto directo con el agua hinchará la madera y no habrá vuelta atrás. Si no tomas las precauciones necesarias podrán hincharse y dañarse suelos, puertas y zócalos, lo que llevará a realizar obligatoriamente un cambio de los mismos y deselmbolsar una gran cantidad de dinero. Recuerda que siempre es mejor prevenir.

Al estar ocupados con muchas tareas diarias, en diversas ocasiones nos olvidamos del cuidado de nuestros objetos y espacios. Si tienes suelo de madera en tu casa, es de gran importancia levantar sillas y mesas para desplazarlas de un lugar a otro. Ya sea en suelos plastificados como sin plastificar. Así evitaremos daños y rayones en los mismos.

Recuerda siempre que al aplicar algún producto de protección deberás repetir la aplicación por lo menos una vez al año. Así cuidaremos la madera, lucirá brillante, sana y en perfecto estado por mayor tiempo.