Algunas claves valiosas del Feng Shui en decoración

26 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
El significado de Feng Shui es “viento y agua”, y su cometido es el de equilibrar los elementos que componen la decoración de un espacio para crear casas en armonía, donde la energía vital circule correctamente y no se escape ni se transforme.

El Feng Shui es un arte milenario que se aplica en decoración y que básicamente constituye una espiral en constante rotación. Cada una de las vueltas de esta espiral surge de la anterior. La primera vuelta de la espiral del Feng Shui en decoración sería “organizar tu mundo exterior para desarrollar tu mundo interior”, la segunda sería “organizar tu espacio exterior para potenciar tu mundo interior” … y así sucesivamente.

La premisa del arte del Feng Shui es que todos los lugares influyen en nuestra vida. Es una maravillosa filosofía que trata las relaciones entre las fuerzas visibles e invisibles de nuestro mundo. En el Feng Shui, el salón, por ejemplo, se asocia al elemento fuego y es el lugar perfecto para expresarse y desplegar arte.

La luz y la ventilación del Feng Shui en decoración

Ventilar la casa.

Comenzamos por los básicos. La luz en el Feng Shui tiene un lugar preferente. Este arte requiere que las habitaciones reciban una iluminación, preferentemente exterior, perfecta. En el Feng Shui no encontramos ningún mueble ni elemento decorativo que obstaculice la entrada de luz. No se posicionan objetos delante de las ventanas y se evita dejar rincones sin iluminación.

La buena ventilación de una casa es tan importante o más que la luz en el Feng Shui. Mantener las habitaciones aireadas regularmente impide que las energías acumuladas se estanquen en ellas. Se debe ventilar a menudo. Poner especial atención en abrir ventanas mientras se hace limpieza y después de una ducha o baño de agua caliente.

Los cuartos de baño

Baños brillantes.

Hay una creencia popular muy antigua dentro del Feng Shui que dice que los cuartos de baño son el foco de los problemas económicos en un hogar. Este arte considera que las tuberías son uno de los canales que drenan la energía vital, y con ella, también se van los recursos.

Es muy importante en el Feng Shui mantener tapados los desagües mientras no se utilicen. La tapa del inodoro debe estar siempre cerrada, así como la puerta de entrada. Este enfoque sostiene que todos los desagües pueden eliminar rápidamente el Chi de la casa si no se tiene cuidado con esto.

El elemento predominante en los baños es el agua, y se debe equilibrar con el elemento fuego y el elemento tierra. Para ello, podemos incluir en la decoración del baño útiles de aseo confeccionados en barro o madera; también velas aromáticas y plantas.

El Feng Shui en decoración de escaleras

escaleras con diseños creativos

Las escaleras son uno de los puntos más complicados de una casa en cuanto a energías. El Feng Shui las considera como “cascadas” que conducen la energía vital demasiado deprisa de un piso al otro.

Especialmente complejas son las escaleras que desembocan en alguna puerta de salida. Originan circuitos por los que la energía vital se escapa de la casa. Es necesario compensarlas. Cuanto más largas y empinadas sean más cuidado habrá de poner en ello.

Una estrategia muy utilizada en Feng Shui es colocar un gran espejo frente a la bajada de la escalera. El reflejo del espejo “caza” simbólicamente la energía que se escapa y la proyecta de nuevo hacia el piso superior.

Si en lo alto de la escalera se tiene un cuarto de baño, el circuito de energía puede restaurarse colocando junto a la puerta del baño, lo más de frente posible a la escalera, algún mueble bajo, en tonos beige o neutros y situar encima de él alguna composición de plantas tipo bromelia.

El elemento agua

Fuente en jardín.

Una casa organizada bajo las directrices del Feng Shui debe contar con el elemento agua. Lo ideal es instalar una fuente decorativa, por donde el agua fluya. De no ser posible, puede sustituirse por cuadro con imágenes de agua, marinas o cualquier elemento que la simbolice. Los elementos decorativos de cristal también simbolizan el agua.

Ubicación de la cama

Dormitorio acogedor.

La norma básica del Feng Shui para la ubicación de la cama es que desde ella pueda verse la entra a la habitación, pero evitando que la puerta esté justo de frente. Si lo estuviera, basta con colocar algún elemento entre la puerta y la cama. Nos sirve algún pie de cama, un baúl u otro tipo de mueble que haga las veces.

El Feng Shui no gusta de demasiados espejos en el dormitorio. Los espejos activan las energías del dormitorio e interfieren en el sueño, provocando agitación e insomnio. Cuanto más grande y más cercano a la cama, más afectará a la calidad del sueño.

En cuanto a la orientación, existe la idea generalizada de que debe estar orientada al norte, pero esto no es realmente así. En el Feng Shui, las diferentes orientaciones de la cama tienen también diferentes beneficios.

Dormir con la cabeza orientada hacia al norte refuerza la salud y la vitalidad. Si se duerme con la cabeza orientada hacia al sur favorece la intuición, estimula los sueños y la memoria. La orientación hacia el oeste disminuye los ritmos vitales con lo que resulta beneficiosa en situaciones de estrés. Por el contrario, una orientación hacia el este tiene tendencia a acelerar la vida, con lo que resulta muy beneficiosa para vencer la pereza.