Blanco total: la nueva tendencia 2018 que hará iluminar tus espacios

Estefany Hurtado · 24 junio, 2018
El blanco total es una tendencia que está en auge. No es apto para todos, pero tú ¿te atreves con ella?

El blanco total o total white, como también es conocida esta tendencia, es una línea decorativa en la que el único color es el blanco. Generalmente, al decorar una estancia, elegimos una gama de colores. Suelen ser entre 2 o 3 colores.

Elegir solo blanco puede ser una apuesta un poco arriesgada para algunos. Sobre todo por algunos mitos que existen sobre este color.

Sin embargo, si te gustan los espacios luminosos, amplios, elegantes y puros, el blanco total es una buena opción para ti. 

El blanco lleva reivindicando su papel predominante en la decoración de interiores desde el 2013, sin embargo es ahora en el 2018 cuando ha llegado con fuerza y se ha posicionado como uno de los colores imprescindibles.

Esto se debe, en parte, al auge de estilos decorativos como el nórdico o el minimalista. En el artículo de hoy, queremos contarte todo sobre la tendencia del blanco total.

Blanco total: ¿en qué consiste?

La tendencia blanco total consiste en decorar una estancia en blanco. Existen diferentes variantes y adaptaciones según la persona.

Decoración completa en blanco.

Una de ellas, es la línea más pura que consiste en decorar desde techos, suelos, puertas, paredes y elementos decorativos en blanco. 

Otra linea o variante es la que introduce algunos elementos en algún color para romper con la estructura establecida. Los colores que se introducen suelen ser en elementos sutiles. Por ejemplo algún cojín, una lámpara o un jarrón.

Por otra parte, los colores introducidos pueden ser colores fuertes como rojo, azul, rosa, etc. O también diferentes tonos de blanco o incluso gris muy claro.

Aunque, como hemos dicho al principio, el blanco total es una tendencia que surgió gracias al auge de estilos como el nórdico o el minimalista, esto no significa que esta tendencia solo quede bien con estos estilos.

De hecho, en estilos como el rústico el blanco total queda muy bien, al igual que en el industrial.

Claves para conseguir un blanco total perfecto

Aunque a priori parezca que decorar todo de un solo color sea más fácil, no lo es. Al pensar en una decoración monocromática, debemos también pensar en que es importante y fundamental introducir y jugar con formas y texturas agradables a la vista. 

Esto se debe a que al ser el blanco la ausencia de color, si no añadimos texturas conseguiremos un espacio lineal y “sin gracia”. 

Habitación para bebé en blanco.

Una buena opción, es por ejemplo, hacer contraste entre la alfombra y las cortinas con diferentes texturas y tonos de blanco. 

Otra de las claves para conseguir un blanco total perfecto es que todos los acabados sean blancos: paredes, puertas, suelos, etc. De esta forma, se conseguirá un efecto completo.

La iluminación también es muy importante en esta tendencia. Al ser todo blanco, el espacio será más luminoso pero para que tanta luz no resulte cansino, añade lámparas con luz cálida.

Por último, para que el blanco total sea un éxito, debes tener en cuenta que el blanco refleja lo que hay en tu entorno. 

Esto quiere decir que si frente a tu casa hay otra vivienda con la fachada de algún color, tu estancia de blanco total reflejará esa tonalidad.

Ventajas e inconvenientes de esta tendencia

Como todas las tendencias, esta también tiene sus puntos fuertes y su puntos débiles. Como ventajas podemos destacar las siguientes:

  • Aporta mucha luminosidad. 
  • Crea sensación de amplitud.
  • Proporciona elegancia y también calidez a los espacios. 
  • Pulcritud ya que al ser todo blanco da la sensación de pureza y limpieza.
  • Queda bien con, prácticamente, cualquier estilo decorativo.
Ventajas de la decoración en blanco.

Las desventajas de esta tendencia son:

  • Al ser todo blanco, la suciedad se nota más rápido. Por ello, debe estar todo súper limpio. Así que  deberemos ser muy exigentes con la limpieza si queremos apuntarnos al blanco total.
  • En algunas ocasiones, no encontrarás los elementos decorativos que te gustan en blanco. En ese caso debes plantearte si quieres un blanco total menos estricto para poder introducir color u olvidarte de este elemento que te ha enamorado.
  • El blanco total es una tendencia que puede aburrir rápido porque puede resultar un tanto monótono.

Conclusión

Como ves, la tendencia blanco total es muy versátil aunque sólo se utilice un color. Esto se debe a que, aunque el blanco predomine, admite otros colores que le acompañen.

Por otra parte, sus ventajas hacen que cada día más personas introduzcan esta tendencia en sus hogares.

Nuestra recomendación para no aburrirte de tanto blanco, es que cambies de vez en cuando los accesorios. En el siguiente enlace tienes más consejos para este tipo de decoración. Así, parecerá que tienes otro salón cambiando pequeñas cosas.