Chimeneas falsas decorativas

María Pilar Gimeno Landa · 17 diciembre, 2018
Las chimeneas falsas decorativas te enamorarán por su estética y calidez.

Las chimeneas falsas decorativas son perfectas para adornar nuestra vivienda y darle un toque original y cálido. Además, aunque se suelen utilizar durante la Navidad, cambiando un poco su decoración puedes disfrutar de ellas durante todo el año.

Es fantástico que para disfrutar de ellas no sea necesario realizar ningún tipo de obras en la vivienda y que se adapten a cualquier espacio. En este post, te ofrecemos algunas ideas para que encuentres un hueco en tu vivienda e instales una de estas preciosas chimeneas.

Perfectas para decorar en Navidad

Chimenea en Navidad.

La Navidad es una de las épocas en las que más se utilizan las chimeneas falsas decorativas. En realidad, se pueden utilizar en cualquier época del año; pero es cierto, que durante estas semanas, podemos sacar todo el potencial a este elemento decorativo.

Al igual que colocamos el árbol de Navidad, podemos instalar una de estas chimeneas y crear un ambiente cálido. Aunque se trate de un objeto decorativo, se puede crear la sensación de calidez instalando troncos, un simulador de llamas o un conjunto de velas, tal y como se puede ver en la imagen.

Si tienes hijos, una buena opción es colocar unos calcetines, que además de decorar, sirvan para que los Reyes Magos dejen sus regalos. Además, puede haber otros elementos, tales como espumillón, bolas de Navidad o alguna figurita navideña.

Cuando pasen estas fechas, simplemente tendremos que retirarlo o decorarlo de otro modo. En el salón de la imagen, la chimenea no está anclada de ninguna forma a la pared, por lo que podrás recogerla con la misma facilidad con la que lo haces con el árbol de Navidad o el belén.

Si elijes un modelo estrecho, podrás colocarla en cualquier espacio por pequeño que sea. Es una bonita y original forma de decorar en Navidad y darle a nuestro hogar una imagen mucho más cálida.

Aportan calidez al hogar

Chimenea decorativa.

Una de las principales características de las chimeneas decorativas es la calidez que aportan a la estancia. A todos nos recuerdan a las casas de nuestros abuelos, a los pueblos y a los momentos tan agradables que se vivían en familia a su alrededor. Gracias a estas chimeneas decorativas, puedes volver a recrear estas sensaciones de una forma muy sencilla, económica, sin obras ni gasto eléctrico.

Coloca una chimenea decorativa y haz que una estancia fría y aburrida pase a ser cálida y acogedora.

Las chimeneas decorativas son perfectas para decorar un espacio de lectura, un salón o cualquier rincón que nos parezca un poco vacío y que no sepamos muy bien cómo colocar.

Lo mejor de todo es que no hay que realizar ningún tipo de instalación, ya que basta con llenar el hueco de la chimenea de troncos, colocar algunas velas o algún sistema portátil de llamas artificiales. De una forma muy económica puedes lograr que tu vivienda presente un aspecto mucho más cálido y acogedor.

Perfectas para todo tipo de ambientes

Chimenea blanca.

Lo mejor de las chimeneas decorativas es que se adaptan a todo tipo de ambientes. En el mercado hay tantísima variedad que es imposible no encontrar una que no se adapte a nuestra vivienda. Lo mismo ocurre con el tamaño, ya que hay desde modelos pequeños y simples, a otros que ocupan una cantidad considerable y llaman la atención.

Sin duda alguna, este es uno de los motivos por los cuales las chimeneas decorativas se han popularizado tanto en los últimos años. Pocos elementos decorativos resultan tan versátiles y se instalan de una forma tan sencilla como estas chimeneas. Además, si quieres cambiar el ambiente, basta con darle una mano de pintura, guardarla o cambiarla de lugar.

Dependiendo del efecto que quieras conseguir, puedes optar por un modelo u otro de chimeneas. Recuerda que no tienes por qué comprar la chimenea que más se adapte a la decoración de tu vivienda. Hacer totalmente lo contrario puede dar fantásticos resultados.

Un chimenea barroca en una vivienda underground, o una de tipo minimalista en un espacio clásico puede crear una combinación muy original y un ambiente desenfadado. Arriesga y dale una nueva imagen a tu vivienda.