Crea un rincón de lectura en casa

Mónica Heras Berigüete · 20 noviembre, 2018
¿Te gusta leer? Pues vamos a diseñar un rincón de lectura del que no te querrás mover en todo el invierno.

Nuestra casa es nuestro templo y al entrar por la puerta deberíamos sentirnos cómodos, en paz y en armonía. En ella descansamos, recargamos pilas y nos permitimos ser nosotros mismos, por lo que es muy importante crear ambientes que propicien momentos de intimidad y fomenten nuestro bienestar. Un rincón de lectura es la mejor forma de relajarnos después de un día lleno de obligaciones.

¿Qué necesitas tener en tu rincón de lectura?

Saca papel y boli, vamos a hacer un lista para que prepares el mejor rincón de lectura que jamás hayas imaginado. No necesitas mucho espacio, solo algunos elementos y a tus clásicos bajo el brazo.

1. Un sofá

Si nos ponemos a elegir, lo mejor es una butaca orejera y si le añades un reposapiés, será la guinda del pastel. Tiene que ser cómoda, que te permita estar bien sentado y con las lumbares bien recogidas.

Otra opción muy decorativa y acogedora, es un chaise longue. En él podrás estirar las piernas y hasta echarte una pequeña siesta.

2. Plantas

Si quieres crear un espacio relajante no te olvides de incluir alguna planta. Además de que purifican el ambiente, favorecen la tranquilidad y la concentración; por no hablar de lo bonitas que quedan en cualquier rincón.

Rincón de lectura con planta.

3. Buena iluminación

Obviamente es uno de los puntos primordiales a tener en cuenta, que tu rincón de lectura esté bien iluminado. Para ello lo más recomendable es que estuviera cerca de una ventana para poderte beneficiar de la luz natural durante el día, aunque también necesitarás un flexo para cuando anochezca.

Cuida que la luz no sea ni demasiado intensa ni demasiado suave y que no te haga sombra, podría dañar tu vista.

4. Un olor agradable

Ya puestos a diseñar un rincón de lectura lleno de detalles íntimos, estarás de acuerdo en que el olor es clave a la hora de crear ambientes. Utiliza los aceites esenciales, un par de gotas añadidas al difusor harán maravillas y lo mejor es que también tienen ventajas para tu salud física y emocional.

¿Sabías que el eucalipto es muy recomendable para la congestión nasal, o que la lavanda tiene propiedades relajantes?

5. Una estantería en orden

Una pequeña estantería que te permita tener tus libros favoritos a mano es indispensable, además de que le dará sentido a ese rincón que estás creando. Incluso si te has pasado a la lectura digital, estamos seguros que sigues conservando algunos libros en papel por el puro gusto de tenerlos, ¿a que sí?

Estantería para rincón de lectura.

6. La temperatura ideal

Ten a mano algún plaid para poder echarte por encima durante las frías tardes de invierno. Durante el verano, cuida de que sea una zona que se pueda ventilar para que el calor no sea un pretexto para no hacer uso de tu rincón de lectura.

7. Cojines

Además de que son decorativos, te vendrán muy bien para ponerte cómodo. Conviene poner uno en la zona lumbar y revisar que el cuello no está realizando ningún sobreesfuerzo. Opta por cojines suaves en colores cálidos que hagan juego con el sofá que has elegido.

8. Una mesa auxiliar

Necesitas tener una pequeña mesita a mano sobre la cual dejar el libro en cuestión y todo lo que puedas necesitar. ¿Cómo qué? Indispensable tener un vaso de agua siempre cerca, y para hacerlo aún más placentero puedes llevarte un bowl con frutos secos, un vino, un té, un café… Ya depende de tus gustos, pero recuerda que la clave es sentirte cómodo y crear un ambiente que te inspire a sumergirte en la lectura.

Y además es bueno para ti

Libros en la cama.

Sí, sabemos lo que vas a decir: que no tienes tiempo de leer; pero piénsalo dos veces antes de casarte con ese pensamiento porque seguro que estás al día con la última serie de moda, ¿a que sí?

Para romper una lanza a tu favor, diremos que tal vez, hasta ahora, no habías encontrado la motivación suficiente para dedicarte a este maravilloso hábito, pero crear un espacio propicio te ayudará a ello. ¿Quieres saber cuáles son los beneficios de leer un poco cada día?

  • Leer hace que se active nuestra actividad cerebral creando nuevas conexiones neuronales, lo que se traduce a nuevas formas de pensar, nuevos puntos de vista, nuevas soluciones a problemas.
  • Te amplia horizontes. Leer es como viajar, pero con la imaginación. A través de la lectura conocemos nuevos mundos.
  • Es una buena forma de combatir el estrés diario y de conciliar el sueño.

Aquí puedes encontrar más beneficios de la lectura.