Cómo aprender sobre decoración de manera autodidacta

Francisco · 8 enero, 2019
Cualquier persona puede formarse en materia de interiorismo y decoración, solamente hace falta moverse para encontrar los contenidos y muchas ganas de aprender.

Hoy en día se ha impuesto la idea de que para ser especialista y conocedor de un tema o área determinada hay que tener un título que lo acredite. Sin embargo, una persona puede formarse por sí misma. Te mostramos cómo aprender sobre decoración de manera autodidacta.

En la actualidad, existen múltiples posibilidades para obtener información. Sin lugar a dudas, internet es la primera herramienta de trabajo, siendo la más accesible y la que, además, está siendo más utilizada por la sociedad. Pero también existen otros formatos: audiovisual, papel, etc.

De esta manera, los contenidos vinculados al tema del interiorismo y la decoración pueden ser obtenidos por cualquier persona y conseguir, así, un aprendizaje sin necesidad de llegar a ser un experto, pero sí siendo competente en la materia.

¿Qué fuentes son más fiables?

Decorar casa.

En realidad, no todas las fuentes que están a nuestro alcance pueden ser del todo fiables en cuanto a la información que ofrecen. Algunos soportes difunden contenidos que pueden ser falsos, escasos o demasiado simples.

Donde más cuidado hay que tener es en internet. Hay múltiples páginas que pueden servir y otras que no. ¿Cómo podemos saber si una web es válida para nuestra formación? Leyendo y cotejando con otras páginas del mismo tipo.

De todos modos, los libros suelen ser fuentes fiables y muy válidas. Aportan los datos necesarios y están realizados por especialistas en la materia. Por tanto, una buena biblioteca puede ser el lugar idóneo donde conseguir la información.

– Cuanto más se lee, más se aprende.-

Elaboración de apuntes propios

Apuntes de diseño de interiores.

Una vez que tienes las fuentes fundamentales sobre las que trabajar, es importante que concretes y te centres en algún tema con el fin de conseguir mayor especialización. También está la posibilidad de aprender de forma generalizada.

  • Ya sea un estilo decorativo, una manera de trabajar o a la hora de hacer diseños de interior, cualquier tipo de información puede servir para saber sobre el tema.
  • Subscríbete a una revista de decoración, en ellas se muestran novedades interesantes cada mes.
  • Realiza tu propio cuaderno de apuntes desarrollando las características fundamentales que hay que saber. A partir de ahí, se puede llevar a cabo la práctica.
  • Los resúmenes son fuentes de información con datos concretos que engloban aspectos básicos de un tema; en otras palabras, la realización de apuntes propios te permitirá tener un soporte donde acudir y conseguir la información más rápidamente.

– Como todo en la vida, lo primero es saber la teoría, después vendrá la práctica.-

Apuntarse a convenciones sobre interiorismo

Aprender interiorismo.

Es importante cultivar el conocimiento a través de libros, pero también mediante la observación y escucha de los especialistas en interiorismo.

  • Busca las convenciones sobre decoración que hay en las distintas ciudades españolas y haz un calendario de aquellas que pueden ser más interesantes.
  • Trata de apuntarte y participar activamente o acudir de público, tanto a las conferencias como a las posibles actividades que se realicen.
  • Intenta tomar nota de toda aquella información que pueda resultar importante. En estos lugares suelen mostrarse las nuevas tendencias y las diferentes posibilidades del interiorismo.
  • En las convenciones se conoce también a mucha gente del mundo de la decoración. De esta manera, se puede intercambiar información y conocer otros puntos de vista.
  • Pregunta todas las dudas que puedas tener y trata de resolverlas para eliminar cualquier tipo de error que pueda perjudicar tu formación.

Convierte tu casa en un campo de pruebas

Probar la decoración en interiorismo.

Para poner en práctica los conocimientos que se han obtenido, se puede utilizar la vivienda de uno mismo como campo de trabajo. Eso sí, sin deteriorar tu hogar ni transformar la decoración.

  • Solo de esta manera se puede saber si los contenidos aplicados tienen un resultado factible. Realizando ciertas acciones y cotejándolas con otras imágenes de libros y revistas, se puede saber si se está ejecutando bien una obra.
  • Cualquier habitación de la casa puede ser un espacio donde probar y practicar. En el fondo, el mundo de la decoración consiste en el método ensayo-error.
  • Antes de participar de manera más “profesional” en la decoración de un lugar, ya sea en la casa de un conocido o si alguien te encarga esta labor, conviene haber hecho hecho ciertas pruebas previas en tu hogar.