¿Cómo combina los colores un decorador profesional?

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Para aplicar los colores de forma equilibrada y armoniosa, es preciso que atendamos a los criterios que suelen emplear los decoradores profesionales.
 

La decoración del hogar no debe realizarse de forma aleatoria. A todos nos gustaría tener una formación y dominio del interiorismo como los grandes especialistas. Es posible que en más de una ocasión nos haya surgido la siguiente duda: ¿cómo combina los colores un decorador profesional?

La relación cromática que se establece en un espacio ha de perseguir un único objetivo: la armonía del conjunto. Cuando se produce una confrontación estética entre los distintos recursos, se debe, en gran medida, a la mala composición de los colores.

La dificultad radica en los tonos fríos y cálidos: cuándo aplicar unos u otros, de qué manera pueden dialogar, cómo debe predominar uno en concreto, etc. Estas dudas las resolveremos a continuación para que nuestros trabajos en el hogar se asemejen al de los profesionales.

¿Cómo trabaja un decorador profesional los colores complementarios?

Cómo decora un decorador profesional

Todos conocemos lo que es el círculo de colores donde se disponen todas las tipologías. Aquellos que son denominados como complementarios son los que se encuentran ubicados el uno en el lado opuesto del otro.

Un decorador profesional suele fijarse detenidamente en esta rueda de colores y, según el objetivo que se plantee y el espacio donde se vaya a trabajar, escogerá los tonos que más le convengan; eso sí, siempre recurriendo a un color primario y a su complementario, que será uno secundario.

 

Este tipo de trabajo se refleja muy bien en estilos como el pop-art, el minimalista, el psicodélico o cualquier otro que trate de reflejar mayor intensidad estética en el espacio. En el fondo, se está trabajando, además, la relación con las emociones.

Todos los colores son amigos de sus vecinos y amantes de sus opuestos.

– Marc Chagall –

5 criterios para la combinación de tonos cálidos y fríos

Dormitorio de decoración Harry Potter.
Dormitorio /

Los colores cálidos y fríos están contrapuestos entre sí; sin embargo, podemos encontrar puntos en común y tratar de establecer una sintonía mutua que les permita crear un espacio distinguido y atractivo. Veamos 5 criterios fundamentales:

  1. Hay que tener en cuenta que las paredes son el punto de referencia para hacer que predomine en mayor medida un color. Por otro lado, para establecer un contraste armonioso, es preciso que los tonos opuestos se dispongan en recursos decorativos de menor tamaño.
  2. Si se establece un tono cálido en las paredes, como pueden ser los terrosos, granates o naranjas, es mejor que no sean demasiado intensos sino, en cierta medida, apagados. Así, no desentonarán de forma exagerada.
  3. En el caso de que escojamos el azul para ambientar un lugar, conviene que lo relacionemos con los colores tierra. Para ello, lo mejor es hacer uso de mobiliario de madera, creándose un contraste agradable. Pero, bajo ningún concepto, vincularlo con el rojo pasión.
  4. El verde ofrece múltiples posibilidades en relación con los cálidos. Puede situarse en elementos determinados, como los cojines del sofá o en las propias plantas.
  5. Los colores crema siempre han sido una gran apuesta por los interioristas ya que no destacan en exceso pero crean un clima cálido. Es aquí donde pueden colocarse algunos muebles que posean tonos fríos, tales como los azules o los verdes.
 

El uso del blanco por un decorador profesional

El blanco como color minimalista.
Color minimalista / impressiveinteriordesign.com

El color blanco es un componente indispensable en el hogar. Puede aplicarse en distintos espacios y combina tanto con tonos cálidos como con fríos, sin generar estridencias ni desequilibrios tonales.

Cuando no se desea el predominio de un tono en las paredes, suele utilizarse el blanco para complementar y contrarrestar, además de regular mejor la armonía de los interiores. De esta manera, se colocaría una tonalidad en uno de los muros y en los demás, el blanco.

De la misma manera, nos ayuda a que se destaquen más los recursos decorativos que se encuentran en el espacio: asientos, muebles, cuadros, plantas, etc.

Ambientación cromática según un decorador profesional

Decorador profesional

Cuando entramos en una habitación, sentimos que existe una ambientación determinada. Esto se debe al dominio de un color; este toma presencia en diferentes recursos y genera una sensación emocional.

Por norma general, los profesionales tienden a emplear todos cálidos ya que suelen ser más agradables y transmiten mayor serenidad. No obstante, los fríos también son muy recurrentes; de todos modos, ofrecen mayores limitaciones a la hora de combinar.

 

Siempre que debamos ambientar un espacio, es mejor que acudamos a los tonos que más nos reconfortan y que no establezcan disonancias estéticas con otros.

  • Egon Schuler, Josef: Color y decoración en el hogar, Gustavo Gili, 1968.