¿Cómo combinar el gris y el marrón en decoración?

Sofía Sangrador · 30 junio, 2018
Combinar el gris con el marrón puede quedar genial en el interior de tu casa. Nosotros te dejamos algunas ideas y consejos.

En el siguiente artículo queremos dejarte algunas ideas sobre cómo combinar el gris y el marrón de forma bonita y elegante.

Aunque ambos son colores usados en decoración, no es tan frecuente que aparezcan juntos, sino combinados con blancos o con colores muy vivos.

Si decidimos combinarlos, debemos tener mucho cuidado, ya que pueden originar espacios demasiado oscuros o apagados. Eso haría que no estuviéramos tan cómodos en esa estancia.

Además, piensa en la amplia gama cromática que nos ofrece cada uno:

  • Gris: ceniza, plomo, topo, lino, perla…
  • Marrón: arena, beige, avellana, caoba, café, chocolate, canela, ocre…

Estos son solo algunos ejemplos. Podrías plantearte hacer algunas combinaciones monocromáticas con uno de ellos, mientras que con el otro daremos pequeños toques.

El gris y el marrón pueden quedar genial en cualquier estancia de tu casa. Por eso, a continuación vamos a dejarte ejemplos e ideas para cada habitación de la casa. Esperamos que te gusten nuestras ideas y recuerda que es importante conseguir espacios igualmente luminosos.

Baños

En el caso de los baños debemos partir de la idea de que la ducha, lavabo y el inodoro suelen ser de color blanco. Son sencillos, pero nunca pasan de moda.

Baño gris y marrón.

Una opción sería escoger azulejos grises para todo el suelo y revestir con madera oscura una de las paredes. Si no te convence lo de la madera, puedes plantearte escoger un revestimiento que imite el acabado de la madera y listo.

Es preferible que dejes las otras paredes libres, pintadas en un gris clarito o en un beige o algo así. Sino, el ambiente podría quedar demasiado cargado.

Otra opción consistiría en combinar distintos tipos de cerámicas en las paredes y en el suelo. Para dar el toque de marrón, podríamos adquirir la tapadera del inodoro en madera clarita y escoger una encimera para el lavabo también con madera clarita.

Obviamente, recuerda que también puedes jugar con los complementos para combinar estos colores. Nos referimos a las jaboneras, alfombras, cortinas de ducha, toallas o albornoces.

Cocinas

En las cocinas puedes plantearte jugar con las posibilidades del acero inoxidable. Quedará muy bien toda la zona de la encimera con este material, mientras que los muebles pueden ser de madera (mejor si es clarita).

En cuanto a los electrodomésticos, normalmente los veremos en gris, no en marrón. Hablando concretamente de las islas de cocina, hay muchas que combinan acero y madera.

Otra opción puede ser optar por un suelo de madera (o con un revestimiento que la imite). En cuanto a los muebles con encimera y los electrodomésticos, de nuevo pueden quedar muy bien en gris. Para que haya más contraste visual, puedes optar por muebles colgantes de madera, mejor si se parece a la del suelo.

Cocina en gris y marrón.

Al igual que en los baños, también debes jugar con los complementos: cubiertos, recipientes, servilletas etc. En las cocinas de estilo industrial es frecuente ver esta combinación de colores y materiales.

Salones

En general, en los salones tienen mucho peso visual los sofás, sobre todo si tienen chaise longue. Por eso, es importante acertar con el color. Si escoges un sofá marrón, los de cuero son una excelente opción.

En cuanto a las paredes, será más sencillo pintarlas de gris, puedes pintar una de un gris más oscuro que las demás, crearás dinamismo. Si optas por el color marrón, plantéate pintar solo una pared de ese color y pintar las demás con un marrón muy claro (como el beige) o incluso blanco.

Si tienes un salón comedor, puedes escoger sillas que tengan las patas de madera pero que estén tapizadas en gris. Hablando de los suelos, quedarán muy bien los de madera, como las tarimas flotantes, que podemos encontrar también en gris.

Y luego, recuerda jugar con los textiles: cortinas, cojines, alfombras, mantas…Puedes combinar distintos tonos y también estampados.

Dormitorios

Combinar el gris y el marrón en los dormitorios es más fácil de lo que parece. Una posibilidad sería colocar un revestimiento de madera en la pared donde esté la cama y pintar las otras paredes de color beige o incluso blanco.

Dormitorio gris y marrón.

Puedes hacer lo mismo pero con un revestimiento gris oscuro y paredes gris clarito. Luego, colocar el cabecero de la cama justo del otro color, para crear un poco de contraste.

En cuanto al mobiliario, escoge piezas en madera clarita, que apenas haya recibido tratamiento, como las de IKEA. Conseguirás un espacio más luminoso.

Como ves, combinar estos colores es bastante fácil. Te recomendamos que escojas los tonos más claros de gris y marrón. Así, evitarás crear espacios oscuros, que además, parecerán más pequeños de lo que son en realidad.