Cómo elegir un buen interiorista que decore tu casa

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
· 24 mayo, 2019
Antes de que comiences a decorar la casa y no sepas por dónde empezar, tienes la opción de recurrir a un profesional que pueda guiarte.

Cuando nos metemos en un proyecto de decoración integral, ya sea porque nos hemos mudado, o porque queremos dar un cambio de imagen a nuestro hogar, nos encontramos con el reto de empezar de cero. Para estos casos, la mejor solución es recurrir a un profesional, pero ¿cómo elegir un buen interiorista que decore tu casa?

Es posible que desees una decoración de ensueño. Sin embargo, una vez que hemos comenzado con el diseño interior, pueden producirse tensiones y discordancia entre los recursos: las mesas no conjugan con las sillas, la iluminación no es suficiente en algunos puntos y en otros es demasiado fuerte, las cortinas no aportan calidez…

Por ello, un buen interiorista puede ser el guía que necesitamos para alcanzar nuestro objetivo. No obstante, encontrar a la persona idónea en la que confiar este trabajo puede ser una tarea realmente ardua. Por eso, es importante hacerse con los servicios de un profesional.

Identifica tu estilo antes de elegir un buen interiorista

Mesa industrial de mesa.

El primer paso es identificar primero el estilo decorativo con el que te ves más a gusto. Es muy difícil encontrar a un especialista si ni siquiera sabemos lo que queremos.

Para llevar a cabo tu estilo personal es necesario que puedas observar algunos trabajos de interioristas que están en activo. Una buena fórmula es echando un vistazo a las revistas de decoración, libros de diseño y espacios comerciales. Incluso, puedes encontrar la inspiración en redes sociales, como Instagram o Pinterest.

Establece un presupuesto

Presupuesto de una reforma.

En segundo lugar, debemos ser realistas con nuestras posibilidades y establecer un presupuesto que alcance todas nuestras expectativas. En función del tamaño y el alcance del proyecto, determinaremos un presupuesto u otro. A su vez, este criterio nos ayudará a cribar a algunos interioristas, debido a que muchos de ellos no aceptan proyectos pequeños.

Otro factor que debemos tener en cuenta a la hora de establecer nuestra previsión es el presupuesto del que disponemos para costear el trabajo del interiorista. Este paso es muy importante de cara a saber hacia dónde dirigir la decoración.

Entrevístate con los candidatos

Entrevista.

Una vez que hayas recopilado el nombre de tus candidatos, discrimina entre estos y selecciona a tres o cuatro que te interesen. No es recomendable que se seleccionen a más de este número, puesto que, si nos vemos con más profesionales, nos será muy difícil comparar los estilos de cada uno de ellos.

Si por el contrario escogemos a un número reducido, corremos el riesgo de no encontrar la suficiente variedad de las estéticas, estilos de trabajo y personalidades con las que hacer una comparativa de diseños.

A la hora de conocer a los candidatos, se debe abrir la mente hacia nuevas opiniones y estilos. Por otro lado, es necesario tener una confianza plena en el interiorista que se escoge, ya que este te va a aconsejar por donde dirigir la reforma y, además, tendrá la autoridad de tomar decisiones importantes.

La clave para identificar a un buen interiorista es una entrevista en profundidad.

El momento decisivo de elegir a tu candidato

Decorador de interiores.

Llega el momento decisivo de escoger al candidato que mejor se adapte a nuestras necesidades y personalidad. Antes de tomar esta decisión, debemos comparar el resultado de las diferentes entrevistas. Para ello, no debemos pasar por alto ninguna de estas claves:

  • La tarifa del interiorista debe ajustarse a nuestro presupuesto.
  • Su estilo y personalidad son compatibles con nuestro proyecto.
  • Existe un clima de buena comunicación y confianza entre ambos.
  • Se pueden verificar las buenas referencias del interiorista, ya sea por antiguos clientes o por su dosier.

La comunicación con el especialista es clave.

Establece un contrato a la hora de elegir un buen interiorista

Contrato con compañías de luz.

Una vez que hayamos elegido a la persona idónea, tenemos que asegurarnos de que todos los aspectos del proyecto queden cerrados. De esta manera, es imprescindible contar con un buen contrato en el que se establezcan aspectos tan importantes como el presupuesto, tiempos de trabajo o responsabilidades.

La mejor manera de garantizar que se cumplan todos los objetivos establecidos en nuestro contrato es contar con un plan de trabajo. Este cronograma será de gran ayuda para plantearos objetivos y prioridades y, sobre todo, las fases que se van a seguir en el proceso.

  • Lava, R.: Interiorismo, Madrid, Publicaciones Vértice, 2008.