¿Cómo eliminar las manchas de óxido?

28 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Las manchas de óxido pueden aparecer en cualquier parte del hogar. Por eso, te presentamos algunos trucos sencillos que te permitirán acabar con ellas de manera inmediata.

Es posible que te hayas preguntado en más de una ocasión cómo eliminar las manchas de óxido, ya sea en materiales metalizados, en cerámicas, en maderas o, incluso, en la propia ropa. Puede aparecer en cualquiera de estos soportes.

La mayoría de las veces aparece en los cuartos de baño o en la cocina. ¿A qué se debe esto? Principalmente, porque son los espacios donde se está utilizando diariamente agua, la cual, cuando toma contacto con algunas superficies o queda estancada, puede ir oxidando poco a poco el material con el paso del tiempo.

Por supuesto, el óxido se genera fundamentalmente en recursos metalizados. De esta manera, puede producirse un desacuartelamiento de la superficie y tomar un tono rojizo-anaranjado. Queda, así, una apariencia realmente desagradable y antiestética.

Que no invada la ducha

Óxido en la ducha.

La alcachofa de la ducha es uno de los elementos que más sufre las secuelas del óxido. Con el paso del tiempo, el agua puede ir deteriorando el material. Además, suele ser pisada cada vez que nos duchamos y por ella pasan otros residuos que también le perjudican.

En este sentido, debemos eliminar el problema de raíz y quitar el óxido de la manera más eficiente posible. Normalmente, las alcachofas de las duchas son fáciles de quitar. Por eso, conviene que se desmonte y se saque para ser limpiada.

Echa en un vaso vinagre y Coca-Cola, introduce la pieza en el interior y déjalo actuar durante 24 horas. Una vez finalizado este tiempo, se puede sacar y se limpia con papel de cocina. Podrás comprobar que el óxido se ha quitado y que la pieza queda prácticamente como nueva.

El vinagre es un producto natural que puede ayudarnos en el día a día.

Manchas en el suelo

Suelo oxidado.

Es posible que estas manchas aparezcan en el suelo, sobre todo si tenemos algún mueble que tiene patas de metal. Esto ocurre muy frecuentemente en las terrazas cuyos suelos son porosos. No obstante, no hay que alarmarse cuando ocurra esto, ya que es fácil de eliminar y en tan solo unos minutos se consigue el efecto deseado:

  • Posiblemente, habrás pasado la fregona y no has conseguido quitar esa mancha de óxido que tanto se resiste. No hay problema, ya que lo mejor es utilizar un producto eficaz que devuelva al suelo su apariencia natural: el aguafuerte.
  • Este producto es bastante barato y se puede encontrar con distintas marcas. Además, puede encontrarse en cualquier tienda o droguería.
  • Debe aplicarse sobre la superficie y dejarlo actuar durante unos minutos. Comprobarás que el óxido se va desprendiendo y, poco a poco, irá desapareciendo, sin necesidad de raspar o frotar. Tiene tanta fuerza que es posible de quitar sin esfuerzo.
  • Una vez transcurrido el tiempo de acción, puede limpiarse todo con la fregona. El resultado es perfecto, devolviendo a las losas la apariencia que normalmente tienen.

¿Qué hacer si aparecen manchas de óxido en el horno?

Limpiar el óxido del horno.

El horno es un electrodoméstico habitual en nuestras cocinas, y que es serio candidato a padecer la acción de óxido. ¿Cómo podemos actuar sobre esta superficie sin dañar el metal? Debemos tener mucho cuidado, ya que puede sufrir graves secuelas y que quede excesivamente desgastada la superficie.

  • Hay un producto que elimina las manchas de óxido y que tiene textura de gel, con el fin de que pueda actuar sin generar defectos en la superficie. Lo mejor es que acudas a una tienda especializada, pero asegurándote que sea en gel.
  • Aplícalo por encima con una brocha, suavemente para que se expanda por todos los rincones. A continuación, déjalo actuar durante unos minutos y, para quitarlo, nada mejor como pasar papel de cocina o un trapo.
  • Otro producto que también funciona muy bien es el salfuman, el cual es, en realidad, aguafuerte de acción directa.

¿Y para las herramientas?

Herramientas oxidadas.

Si tienes tus herramientas de casa completamente invadidas por manchas de óxido, es hora de aplicar un producto que normalmente tiene otra utilidad, y que es, además, una bebida: la Coca-Cola.

Tanto los tornillos, los alicates, como la llave inglesa pueden tener óxido por la superficie. Para eliminarlo, depositamos las herramientas en un recipiente, lo rellenamos con Coca-Cola y lo dejamos actuar durante 30 horas. Probablemente, el resultado será increíble, el óxido habrá desaparecido y quedarán las herramientas como nuevas.