¿Cómo hacer una decoración rústica moderna?

María Pilar Gimeno Landa · 19 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 19 abril, 2019
Te explicamos el paso a paso para hacer de tu hogar un espacio rústico y moderno al mismo tiempo.

La decoración rústica moderna es una de las tendencias de la actualidad en cuanto a diseño de interiores y construcción de viviendas. Se basa en la fusión de la arquitectura moderna y eficiente junto con elementos rústicos propios de épocas pasadas.

El resultado son viviendas actuales y funcionales que siguen teniendo en cuenta el pasado. Una corriente que mira hacia el futuro y tiene en cuenta los tipos de construcción actuales, pero al mismo tiempo no olvida los materiales, objetos y elementos robustos y de calidad que antiguamente estaban presentes en cualquier vivienda.

Para conseguir este efecto tan atractivo y acogedor, a continuación te proponemos cinco ideas que podrás aplicar en tu vivienda para actualizarla y que al mismo tiempo siga teniendo un aspecto rural y rústico.

1. Paredes forradas de piedra

Pared de piedra en tonos tierra.

No podíamos empezar por otra propuesta, ya que esta es la más utilizada en la actualidad. Gracias a las placas de imitación de piedra podemos incorporar este material a cualquier estancia de la vivienda.

Lo más habitual es utilizarlas para cubrir una pared y pintar las tres restantes. Otra opción es cubrir alrededor de un metro de altura de las cuatro paredes.

Lo importante es lograr un resultado estético y atractivo sin recargar el ambiente. Respecto al resultado de la instalación de estas piedras, solo podemos decir que te encantará. A pesar de no ser piedras auténticas, sino de imitación, el efecto es muy realista.

2. Decoración rústica moderna con vigas y pilares de madera

Techo con vigas de madera.

Las vigas de madera eran un básico de cualquier vivienda rústica. Era el método que existía para levantar los cimientos de cualquier vivienda de una forma eficaz y segura. Hoy en día, se siguen utilizando con una finalidad decorativa.

Esto quiere decir que la estructura de la vivienda se ha realizado siguiendo los métodos de construcción actuales. Después, a modo decorativo, se han anclado en el techo las vigas de madera.

Esta misma idea se puede aplicar a los pilares. En la mayoría de los casos, se trata de falsos pilares que cumplen una función estética. El resultado es realmente estético y queda especialmente bien en viviendas tipo loft con diseño industrial.

3. Hogar de ladrillo o piedra

Pared de ladrillo y sofá de cuero.

Si piensas en una vivienda rústica, lo primero que te vendrá a la mente será un hogar. Es normal, ya que era un básico en cualquier casa porque era una de las pocas formas de mantenerse en calor. En la actualidad, siguen siendo muy utilizados, aunque más de forma decorativa.

De hecho, puedes escoger un hogar real o uno decorativo. Respecto a los segundos, cada vez son más realistas y puedes encontrar hasta llamas que se asemejan a las reales.

Sobre el material, lo más adecuado para una decoración rústica moderna será el ladrillo o la piedra. De lo contrario, si eliges otros materiales, pueden ofrecer un aspecto demasiado moderno y no obtener el resultado deseado.

4. Objetos decorativos rústicos

Vasijas rústicas.

La clave para lograr una decoración rústica moderna es que sigan predominando los elementos actuales, pero que haya pequeños detalles rústicos.

Hasta ahora hemos hablado de elementos de construcción que se pueden incluir, pero ahora vamos a buscar objetos meramente decorativos. Estos son perfectos para colocar a modo de pequeños detalles que creen el ambiente que andamos buscando.

Un ejemplo de ello pueden ser sogas, cuerdas, vasijas o herraduras. Cualquier objeto antiguo que evoque al ambiente rústico es válido. Tan solo basta con fusionarla con la estética de la vivienda y encontrar el hueco en el que tenga el protagonismo que merece.

5. Decoración rústica moderna a través de las telas

Tela de sisal.

La última manera que proponemos para incorporar la decoración rústica a la vivienda es a través de las telas. Esto quiere decir que las alfombras, los cojines o las cortinas son elementos perfectos que podemos utilizar para darle a cada estancia un toque rústico.

Para ello, debes utilizar telas antiguas, de colores ocres o verdes que evoquen la naturaleza. La tela de saco o las lanas también son perfectas para esta ocasión.

Con todas estas propuestas que hemos explicado seguro que ya sabes cómo introducir la decoración rústica moderna en tu hogar. Recuerda que no debes sobrecargar el ambiente y que la estética actual debe seguir teniendo el protagonismo. Basta con que incorpores algunos de los elementos que hemos presentado.