Cómo mantener correctamente el sistema de seguridad de tu hogar

Yamila Papa · 14 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 14 abril, 2019
El sistema de seguridad de tu hogar debe funcionar a la perfección para poder brindarte toda la tranquilidad y protección que necesitas. Pero para ello, es fundamental que esté mantenido correctamente.

Hoy en día, contar con un sistema de seguridad para tu hogar es fundamental, sin importar que se encuentre en plena ciudad o en un entorno rural.

Pero más allá de invertir en toda la instalación, es muy importante que el sistema de seguridad de tu hogar se mantenga correctamente para que cumpla con sus objetivos. En este artículo te daremos algunos consejos para aprovecharlo al máximo.

Sistema de seguridad

Alarma de seguridad.

Como principal objetivo, los sistemas de seguridad hogareños sirven para protegernos de cualquier tipo de intromisión o ataque. En la actualidad, los dispositivos instalados ofrecen el máximo nivel en cualquier espacio de la vivienda.

Se emplean no solo para delitos o faltas contra personas, bienes o estructuras, sino que también son una excelente herramienta de disuasión y prevención. Y al contar con información en tiempo real gracias a cámaras y aplicaciones móviles, es más fácil contactar con las fuerzas policiales sin perder ni un segundo.

A su vez, los sistemas de seguridad actuales son perfectos para detectar otros percances del hogar, tales como escapes de gas, fugas de agua, cortocircuitos, incendios o presencia de humos tóxicos.

Además, no podemos dejar de lado el hecho de que son cada vez más seguros y confiables, ya que tienen detrás toda una serie de avances tecnológicos, investigaciones y pruebas.

Desde cualquier lugar y momento podemos monitorizar el estado de la vivienda, de los bienes, de los recintos y, por supuesto, de las personas que habitan en el interior.

Dentro de los sistemas de seguridad podemos encontrar alarmas (y otros sistemas contra intrusiones), monitorización de servicios (fugas, incendios, etc), circuitos de vigilancia (sistemas de cámaras) y sistemas de protección personal (con balizas sonoras o luminosas).

Mantenimiento

Mantenimiento del sistema de seguridad.

Una vez que has elegido el mejor sistema de seguridad para la vivienda y este ha sido instalado, el siguiente paso es cumplir con el mantenimiento correcto. De esta manera, cumplirá con su objetivo y haremos que dure más tiempo, por lo tanto, nuestra inversión dará mayores beneficios.

Una buena idea es contratar un servicio de mantenimiento preventivo, presencial o a distancia (remoto), con el objetivo de monitorear el circuito completo y reparar aquello que se detecte con alguna anomalía.

Además, existen servicios correctivos, los cuales incluyen la visita de un técnico especializado en el domicilio para atender las posibles averías o problemas en el menor tiempo posible.

Por otra parte, es recomendable que para el sistema de seguridad de tu hogar realices lo que se conoce como mantenimiento predictivo o evolutivo.

¿De qué se trata? Es un mecanismo mediante el cual se modernizan y adecuan las instalaciones según nuevos programas, dispositivos o sistemas.

Y en caso de ser necesario, se añaden sistemas adicionales y más tecnológicos. No podemos dejar de lado tampoco el diagnóstico y la actualización del software y del hardware.

Por qué debes invertir en seguridad para tu hogar

Sistemas de seguridad.

Los sistemas de alarmas para el hogar son una buena inversión porque nos quedamos tranquilos cuando no estamos en casa (por ejemplo, cuando nos vamos de vacaciones). Sin embargo, de nada vale gastar mucho dinero en ellos si no están bien mantenidos.

Es verdad que todos los mantenimientos adicionales tendrán gastos, pero si nos ponemos a pensar, gastaríamos mucho más si algo malo sucediese en nuestro hogar… sin tener en cuenta aquello que el dinero no puede pagar en caso de que haya gente en casa en el momento de alguna intromisión o delito.

Para el mantenimiento del sistema de seguridad de tu casa debes prestar mucha atención a ciertas consideraciones, como pueden ser los cambios en el entorno, uso indebido de los equipos, daños producidos con intención por terceros o envejecimiento de los dispositivos.

Tanto los tratamientos preventivos como los correctivos son fundamentales para que el sistema de seguridad de tu hogar funcione como corresponde. Así evitaremos las falsas alarmas o aquellos puntos ciegos donde cualquier persona que sepa al respecto pueda entrometerse en casa.

Sin duda, debes analizar los pros y los contras de instalar este tipo de sistemas en la vivienda, y cuánto estás dispuesto a monitorizar; pero si buscas protección y seguridad, no escatimes en gastos.