El estilo raw, la naturaleza para el hogar

6 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Si estás buscando la manera de vivir en sintonía con el medio ambiente, el estilo raw es lo que estás buscando.

El estilo raw ha llegado para quedarse. Esta línea decorativa es una de las últimas tendencias más originales. Se ha posicionado entre los estilos más demandados a la hora de decorar un interior, ¿por qué será?

Se trata un estilo muy fresco y natural, donde podemos encontrar una conexión directa con el medio ambiente. Este estilo es muy fácil de conseguir; solo debes tener como premisa el uso de materiales naturales, sin apenas procesar ni manipular.

Estilo raw: un estilo de vida

Estilo raw.
Estilo raw / pinterest.es

Pero ¿qué se significa raw? Se trata de un anglicismo, que en castellano significa crudo o bruto. Por lo tanto, la principal premisa de este movimiento va a ser el uso de productos naturales sin intervención del hombre.

En realidad, más que un estilo decorativo, se trata de una forma de vida. Esta misma idea se puede trasladar a todos los ámbitos. El origen de este estilo de vida nace con la continua preocupación de la sociedad por el cuidado de la sociedad y la búsqueda de una forma de vida eco-friendly.

En un primer momento, el concepto raw apareció en el mundo de la gastronomía, donde se reclamaba el uso de alimentos naturales, es decir, sin procesar, en un afán de búsqueda por una vida saludable que, además, no hiciera daño al medio ambiente. Ha sido recientemente cuando esta filosofía ha llegado al mundo de la decoración.

Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor.

-Albert Einstein-

La belleza de las imperfecciones de la madera

Puerta raw.
Puerta raw / blog.dasler.es

El estilo raw es un estilo muy rompedor. Los defectos de los materiales, como la madera, se convierten en un elemento decorativo más. Por este motivo, el principal protagonista de este estilo va a ser la madera sin tratar.

El uso de este material como principio decorativo no es algo exclusivo de este estilo. Existen otros, como el rústico, donde el empleo de la madera es imprescindible. No obstante, lo novedoso del estilo raw es que la madera se usa en estado puro.

¿Esto qué quiere decir? Pues que los muebles de madera apenas van a estar tratados, simplemente se lijan superficialmente para evitar las astillas. La idea es dejar a la vista los rasgos naturales de la madera, como grietas, hendiduras, vetas o desigualdades. A diferencia de otros estilos, en este caso no se está aplicando ningún tipo de aditivo.

Textiles ecológicos

Textiles raw.
Textiles raw / ilutop.com

Una parte muy importante de este estilo es el uso de textiles naturales. La filosofía raw consiste en convivir con la madre tierra; eso sí, causando el menor daño posible.

Por ello, este estilo se va a caracterizar por el uso de materiales ecológicos. En el caso de los textiles, vamos a ver cómo los más frecuentes son aquellos que apenas han sido procesados. Los principales tejidos que encontramos son:

  • Lino: se trata de una fibra natural que no requiere ningún tipo de pesticida. Para la elaboración de este tejido se utilizan todas las partes de la planta y, además, es biodegradable.
  • Algodón: este material, al igual que el lino, es biodegradable, sostenible y renovable. Tiene la ventaja de que es más barato, y el uso de pesticidas en esta planta se ha reducido considerablemente
  • Lana natural: al provenir del pelo de animal, no necesita productos químicos y, por lo tanto, es muy ecológico.
  • Cáñamo: es otra fibra natural que no requiere pesticidas. Además, este material es especialmente resistente.

La búsqueda de la sencillez en el estilo raw

Decoración raw.
Decoración raw / pinterest.es

Otro factor importante en este estilo es la búsqueda de la sencillez y la armonía. Es decir, para conseguir un estilo raw en tu casa no debes saturar las habitaciones de madera cruda. Basta con incorporar algunos elementos sin trabajar y, que al mismo tiempo, guarden una vinculación con los muebles que ya existen.

Una solución perfecta para esto es instalar uno o dos muebles principales, realizados con esta técnica, como por ejemplo, taburetes ejecutados con troncos de madera o una estantería hecha a base de vigas, o directamente muebles realizados con troncos sin ningún tipo de tratamiento.

Por otro lado, la incorporación de elementos de la naturaleza nos ayudará a enfatizar ese carácter ecológico. Esto lo podemos conseguir colocando algunas plantas en muebles flotantes, para aportarle un toque de color, o centros con piedras.