Cómo preparar la iluminación del hogar en invierno

Este artículo fue redactado y avalado por la Técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
· 10 enero, 2019
Sabemos que vas a pasar más tiempo en casa durante la época invernal, así que vamos a darte unos pequeños consejos para sacarle el máximo partido a la iluminación.

La época de invierno es la más complicada en cuestión de iluminación. Los días son más cortos, las horas de luz natural son pocas y, además, pasamos mucho tiempo en casa.

Por eso, es importante preparar la iluminación del hogar estos meses. Con la iluminación adecuada, podemos disfrutar más de nuestro hogar, ampliarlo visualmente y afectar positivamente en nuestro estado de ánimo.

No olvidemos que el organismo humano está sincronizado con factores ambientales como la luz solar. Es en estos meses cuando se da mayor número de consultas por problemas depresivos y trastornos del estado de ánimo. Vamos a darte todas las claves para preparar la iluminación del hogar este invierno y que empieces a ver tu casa con otros ojos.

Ahorra energía

Ahorro energético con las bombillas LED.

Lo primero y más importante. Las cuestiones prácticas nunca están reñidas con la estética y son las primeras que deben considerarse. Durante los meses de invierno, además de pasar más tiempo dentro de casa, consumimos más cantidad de luz eléctrica.

Por eso, es importante preparar la iluminación del hogar esta temporada con dispositivos y bombillas de bajo consumo.

Las opciones más recomendables son las bombillas LED o fluorescentes compactas. Encontrarás una gran variedad de ellas en las tiendas especializadas.

Es la alternativa más adecuada para poder tenerlas encendidas todo el tiempo que quieras o sea necesario. Hazte con las que ofrezcan una luz más cálida, porque ese es otro punto importante a cuidar durante los meses de invierno.

Luz cálida

Bombillas de filamento con luz cálida

Es recomendable en todas las épocas del año, pero en especial en invierno. Las luces cálidas dan sensación de temperatura más elevada, y nos van a permitir percibir los espacios de la casa de manera mucho más acogedora.

Nuestro consejo es que, si has elegido una bombilla de tono cálido para una estancia, no la mezcles con otro tipo de luz más fría, porque esta última anulará el efecto de calidez de las demás luces.

Existen varias versiones de luces LED: cálida, fría y neutra. En las luces cálidas, el tono que predomina es el ámbar, mientras que en las frías, el color dominante es el azul, semejante al que solemos utilizar para la cocina.

Nuestro consejo es que te atrevas a utilizar la luz cálida incluso en la cocina y los baños, porque el efecto es mucho más acogedor que las luces frías.

Una iluminación del hogar con sombras suaves

Luz blanca o cálida.

Este es un buen consejo de decoración, independientemente de la estación del año. Suavizar las sombras es una habilidad de los buenos diseñadores de interiores que tiene sus secretos. La mejor manera de percibir la luz es cuando hay sombras.

Para que una estancia parezca más armónica, es importante jugar con las luces y las sombras, pero debe de hacerse de manera que estas últimas se suavicen y no produzcan demasiados contrastes.

Esto no quiere decir que haya que dejar espacios sin iluminar. Ese es exactamente el efecto que hay que reducir. La mejor manera de suavizar las sombras es utilizando luces indirectas. No hay nada más agobiante y brusco que la iluminación directa desde el techo.

Otro truco para suavizar sombras es iluminar directamente algunos objetos de la pared, como los cuadros o algún elemento especial en una librería. Para el resto de la iluminación, utiliza lámparas decorativas de mesa o de pie cuyas pantallas difuminen la luz todo lo posible.

Ilumina varias estancias a la vez

Iluminar habitaciones.

Si te has decidido por el ahorro energético de las luces LED, esto no será un problema. Si estás trabajando en una habitación, o simplemente descansando en la sala de estar, puedes tener iluminadas de manera indirecta y suave las estancias más próximas.

Este efecto te permitirá disfrutar más de tu casa y parecerá más amplia y confortable. Otra buena opción para esto es utilizar grandes lámparas de velas o reguladores de luz. Instalar un regulador te permitirá generar la cantidad de luz necesaria para cada uso.

De esta manera, podrás pasar de una estancia a otra sin tener que ir encendiendo y apagando las luces cada vez. Llegar a una habitación que ya está parcialmente iluminada influye muy positivamente en nuestro estado de ánimo y hace las casas más vivas.

Aprovecha al máximo la luz natural

Iluminar espacios con poca luz.

En estos meses de frío, es importante que durante el día subas hasta arriba las persianas y abras del todo las cortinas. A pesar de que la luz natural invernal no es tan alegre, hay muchos días soleados en invierno.

Retira cualquier mueble o complemento decorativo que entorpezca el paso de la luz natural y plantéate colocar más espejos.

Los espejos duplicarán la sensación de luminosidad de cualquier habitación de la casa. El invierno es una de las estaciones más bonitas si sabemos sacarle el máximo provecho. Dale estos pequeños toques a tu casa y la verás lucir como siempre has soñado.