Consejos para elegir una silla de oficina

22 julio, 2018
Saber elegir una silla de oficina es fundamental para desarrollar bien nuestro trabajo y estar cómodos. Aquí te aconsejamos cómo hacer una buena compra.

Saber elegir una silla de oficina es fundamental para desarrollar bien nuestro trabajo y estar cómodos. En ocasiones, nos dejamos guiar por atractivos diseños, colores o materiales y dejamos de lado las características realmente importantes que debe tener una silla de oficina.

Aquí te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a elegir la silla de oficina que más se adapte a tus necesidades.

Huye de los precios bajos

No hay que olvidar que una silla de oficina es el mueble más importante de nuestro lugar de trabajo, ya que vamos a pasar largas horas sentados en ella. Es por ello que recomendamos no elegir una silla de gama baja aunque no dispongamos de un gran presupuesto, siendo preferible ahorrar en otros elementos como las mesas, las alfombras o las estanterías.

Además, si consultamos las diferentes webs de mobiliario podemos observar que por un precio no muy elevado se puede adquirir una silla de calidad y lo que a simple vista parece chollo acabará siendo probablemente un fracaso de compra.

La salud de nuestra espalda, lo más importante

Todos hemos sufrido o sufrimos con regularidad dolor de espalda como consecuencia de las largas horas que pasamos sentados. Para evitar estos problemas debemos prestar especial atención en el respaldo de la silla de oficina que vayamos a adquirir.

Los respaldos bajos que solo cubran media espalda pueden ser cómodos si solo estamos sentados un rato o unas horas a la semana. Si, por el contario, la silla de oficina es nuestra compañera durante largas jornadas, la mejor opción será un respaldo lo más alto posible para mantener la espalda en una posición correcta.

Una silla de oficina con un respaldo bajo y sin reposabrazos puede ser una buena opción si solo la vamos a usar en contadas ocasiones y disponemos de poco espacio. Si adquirimos una de estas sillas tenemos que tener claro que su uso debe ser bajo, ya que si no, los dolores de espalda aparecerán.

Diseño, pero no a costa del confort

En cuanto al diseño, deberá ser acorde a nuestros gustos y estilo de nuestro lugar de trabajo. En muchas ocasiones nos dejamos llevar por novedosos diseños de sillas de oficina que a la vista decoran más la oficina que cualquier objeto de decoración que podamos adquirir.

Con esto tampoco queremos decir que haya que dejar de un lado el diseño para optar por la comodidad. Tan solo hay que encontrar el punto medio entre diseño y comodidad, ya que, aunque a veces parezca imposible, ambos no están reñidos.

El material, elección importante

Otra característica importante a la hora de elegir una silla de oficina es el material. En este punto, encontramos infinidad de posibilidades: plástico, madera o metal, entre otros. Lo mismo ocurre para el asiento y respaldo, donde la elección de un buen recubrimiento será fundamental para que nuestra silla tenga una larga vida.

Si, por el contrario, elegimos mal nuestra silla de oficina, esta tendrá un aspecto sucio, descuidado o viejo al poco tiempo. Al igual que ocurre con el diseño, puede haber tejidos que nos resulten atractivos o que combinen a la perfección con el diseño de nuestra oficina, pero deberíamos priorizar la calidad o la facilidad de limpieza de estos.

Por ejemplo, unas fundas extraíbles son muy buena opción, ya que pueden lavarse periódicamente. También podemos elegir sillas lavables pese a no tener fundas extraíbles. Evita en la medida de lo posible aquellas sillas difíciles de mantener.

Brazos y altura regulable

Si queremos que una silla de oficina se adapte al milímetro a nuestras características será fundamental que los brazos y la altura sean regulables. De este modo trabajaremos más cómodos y en una posición correcta, además de poder adaptar la silla a diferentes lugares de trabajo. Sin ninguna duda, si vamos  a pasar muchas horas sentados este será un requisito imprescindible.

Como ves, hay muchas opciones de sillas para oficina. Con estos consejos, tus necesidades y tu estilo y lo tendrás más sencillo a la hora de escoger.

Te puede gustar