Impermeabilización de cubiertas reflectivas para industrias y edificios

Yamila Papa · 26 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 26 abril, 2019
Cada vez son más las empresas que invierten en una buena impermeabilización de cubiertas reflectivas, porque además de ser ecológicas, reducen la temperatura en la construcción y el uso del aire acondicionado.

Las impermeabilización de cubiertas reflectivas es un tema que está presente en las industrias y edificios donde el ahorro de energía es fundamental.

Por supuesto que este tratamiento para los techos tiene muchas ventajas a nivel constructivo y en el día a día, ya que evita que traspase el agua de la lluvia o la humedad del ambiente. Entérate más en el siguiente artículo.

Cubiertas reflectivas e impermeabilización

Impermeabilización de cubiertas.
Impermeabilización de cubiertas / arelux.com

Para comenzar, tenemos que hablar sobre las cubiertas reflectivas, las cuales se colocan en los techos de aquellas industrias, fábricas o edificios (privados o públicos) que buscan ahorrar al máximo la energía.

Esto se debe a que las superficies con reflectividad tienen la capacidad de bajar la temperatura de toda la construcción. Así es como no se usan tanto los aire acondicionado ni otros métodos para refrescar oficinas, depósitos, salas de ventas, etc.

Las ventajas de usar impermeabilización de cubiertas de este tipo son muchas, como por ejemplo, estabilizar la acción de los rayos ultravioletas y retardar el efecto del fuego. Por eso es un material elegido en fábricas o industrias. Los principales usos de este tratamiento para los techos son:

  • Impermeabilizar por primera vez o como refuerzo de cubiertas, planas o inclinadas, también terrazas, azoteas, balcones y hasta paredes y otras superficies verticales.
  • Cubrir al detalle cualquier imperfección que pueda haber en los techos o muros.
  • Mejorar la eficiencia energética del edificio y reducir los costes que genera el enfriamiento.

Además tiene otras ventajas más que interesantes: es durable, altamente elástico y puede cubrir las fisuras, muy fácil de aplicar, resistente a los rayos ultravioletas, libre de VOC (eco-amigable), con una excelente adhesión sobre sutratos no porosos, sin juntas ni marcas visibles, permeable al vapor de agua e impermeable al agua.

¿Qué saber sobre la impermeabilización?

Cubiertas reflectivas.
Cubiertas / archdaily.co

La impermeabilización de cubiertas reflectivas debe ser de excelente calidad, con el fin de lograr los objetivos y al mismo tiempo que no deba hacerse un mantenimiento o un tratamiento de urgencia a los pocos meses (o al siguiente invierno cuando llueve más).

Podemos encontrar diferentes tipos de impermeabilización para cubiertas reflectivas, sin embargo la más recomendada es aquella que está reforzada con fibra de poliéster y que garantiza un excelente funcionamiento, ya sea en techos planos como también inclinadas. Incluso tiene un buen rendimiento en cubiertas con formas especiales.

Lo mejor de todo es que se puede fabricar en diferentes colores (según los gustos de los propietarios del edificio), y como es más gruesa que otras fórmulas -el espesor estándar es de 1.2 milímetros-, se garantiza una vida útil superior.

Además, se puede usar en obras nuevas, pero también en construcciones antiguas que ya han recibido algún tratamiento en sus cubiertas.

Es importante verificar antes de realizar una impermeabilización de cubiertas reflectivas que el producto cumpla con todos los requisitos y certificaciones. Eso nos garantizará una mayor durabilidad y eficacia.

Cómo se coloca la impermeabilización de cubiertas reflectivas

Impermeabilización de edificios.
Impermeabilización / archdaily.co

El primer paso antes de colocar cualquier impermeabilizante es limpiar bien la superficie que se trabaje. Quitar toda la suciedad, polvo, manchas o basura. Primero en seco y luego mojado. Deja que se seque muy bien antes de aplicar el producto.

En segundo lugar, se retiran los descascarados que haya usando una espátula. Nuevamente, se aconseja barrer la zona.

Algunos lo aplican con pincel en los bordes y con rodillo en las partes más grandes. Otros usan algún elemento que pueda arrastrar el material e ir cubriendo todas las grietas o fisuras el techo.

La superficie del techo puede ser de cualquier color, aunque principalmente es blanca con una parte inferior gris oscuro que potencia las características reflactantes.

Además, se le coloca una capa de laca en la parte superior de la membrana, con el objetivo de reducir las manchas y suciedad del ambiente y los contaminantes típicos de la ciudad.

Durante el proceso de colocación de la impermeabilización de cubiertas reflectivas se incorpora un refuerzo de poliéster, con alta resistencia y encapsulado, el cual evita la absorción de agua y delaminación.

Con la impermeabilización de cubiertas reflectivas, los dueños de las empresas y fábricas se olvidan del problema de las filtraciones, pero también se benefician con una reducción en la factura de electricidad, ya que no es tan necesario utilizar el aire acondicionado cuando hace calor.

  • Cruz Álvarez, J. J. (2010). Sistemas de Impermeabilización para Edificios. Revista de Arquitectura e Ingeniería.