Decora tu salón de belleza con estos pasos

Ivana Jerman · 9 diciembre, 2018
¿Tienes un nuevo salón de belleza y no sabes cómo decorarlo? En este espacio te enseñamos algunos sencillos pasos para hacerlo.

Los salones de belleza son espacios muy concurridos en donde la estética, la limpieza y la decoración son elementos fundamentales. Según el estilo que desees generar en este espacio, debes elegir una decoración, objetos y los colores a aplicar. Por lo tanto, en este espacio te enseñamos los puntos fundamentales a tener en cuenta al momento de decorar un salón de belleza ideal.

Debes tener en cuenta, que tiene que atraer visualmente a tus clientes y a su vez, ser un espacio cómodo para trabajar. Presta atención a estos pasos y decora tu salón de belleza de la mejor manera.

Decora tu salón de belleza

Para poder decorar un salón de belleza deberás tener en cuenta varios aspectos fundamentales. En primer lugar, debes decidir qué colores y materiales aplicarás en el ambiente. Esto dependerá de si ya posees un estilo o una temática elegida.

Después, debes considerar el espacio y la distribución de tus objetos. De esta manera, podrás ir combinando los muebles, los elementos decorativos y la iluminación como más te guste. A continuación te mostramos los pasos principales para decorar un salón de belleza.

1- Elige los colores adecuados

Colores para un salón de belleza.

Según el estilo que hayas elegido para tu salón, elegirás unos colores u otros en el espacio. Pero deberás aplicar siempre un tono neutro y claro de base. Como blanco, tiza o un gris claro, por ejemplo.

Aportarás iluminación a tus espacios y además, puedes elegir un color que contraste con el de la base. Este último color, lo puedes aplicar tanto en elementos decorativos, muebles y demás objetos de decoración. Combina los colores que más te agraden y decora tu salón de manera armónica y original.

2- Distribución de los elementos en el espacio

Salón de belleza despejado.

Una vez que hayas elegido las tonalidades a aplicar, debes diseñar el espacio interior. Primero ten en cuenta con cuánto espacio dispones en el salón, después toma medidas y aplica los objetos necesarios en el espacio.

Tienes que saber que el centro de tu salón deberá quedar libre y despejado, así, evitarás entorpecer la circulación tanto para los empleados como para los clientes. Además, generarás en el espacio mayor amplitud visual.

3- Elige el mobiliario ideal

Salón de belleza mobiliario.

Una vez que hayas decidido cómo quieres distribuir los objetos en el espacio, elige el mobiliario ideal para tu salón de belleza. Lo idóneo es ubicar contra la pared espejos individuales con pequeños muebles y sillas en cada uno de los espacios.

Estarás creando un lugar de trabajo para cada uno de los empleados y sus clientes. Los espejos deberán tener la amplitud y forma ideal; así como también los pequeños muebles con compartimentos para organizar todos los elementos de trabajo, tales como cepillos, difusores, secadores, cremas etc.

Por otro lado, si dispones del servicio de manicura en tu salón de belleza, podrás destinar un rincón para esta actividad. De esta manera, puedes colocar varios carros de manicura, en el color y material que desees.

Por otro lado, será necesario que destines un rincón en tu salón a modo de sala de espera. Introduce un cómodo sofá con una mesa de café y un revistero, para que los clientes puedan esperar tranquilamente su turno.

4- Aplica elementos decorativos

Decoración de un salón de belleza.

Cuando ya hayas aplicado todos los muebles necesarios para trabajar, deberás pensar en los elementos decorativos para tu salón. Puedes aplicar, por ejemplo, cuadros con imágenes de cosméticos, modelos o aquello que mejor se adapte a la estética de tu salón.

De esta manera, estarás destinando una o varias paredes para aplicar estos elementos decorativos. Debes tener cuidado y no sobrecargar visualmente el espacio. Procura combinar todos los elementos de modo que generes una unidad en el espacio.

5- Iluminación

Iluminación de un salón de belleza.

Por último, deberás aplicar un excelente sistema de iluminación en tu salón, ya que la luz es fundamental para este tipo de espacio de trabajo. Puedes introducir iluminación direccional tanto por encima de los espejos, como en las paredes y techos.

Si aplicas colores claros en las paredes y los combinas con una buena iluminación, será más agradable. Actualmente, los espejos con focos al rededor para el maquillaje y la peluquería son tendencia decorativa, ya que decoran de forma original y a su vez, iluminan perfectamente el espacio de trabajo.

Sigue estos pasos y decora tu salón a tu gusto. Aplica los objetos funcionales y decorativos que más te agraden y mejor se adapten a tus necesidades estéticas. Debes aplicar elementos con materiales resistentes, de fácil limpieza y bonitos a la vista.