Decora tu salón con estos sofás grises

Estefany Hurtado · 28 junio, 2018
Los sofás grises son todo un acierto en la decoración de los salones. Hoy tenemos para ti una selección de nuestros favoritos.

Los sofás grises están en completa tendencia. De hecho, el gris es uno de los colores en auge en decoración de interiores. Esto se debe a que es un color neutro pero tiene muchos matices. Además, tiene la facilidad de poder combinarlo con otros colores. Es decir, es un color muy versátil.

Para muchos puede parecer un color frío o triste o incluso asociado al invierno. Sin embargo, un sofá gris es como un camaleón: tiene la capacidad de adaptarse a cada estación y a las nuevas tendencias ya que admite, prácticamente, cualquier otro color para combinar.

Por otra parte, el gris es un color que proporciona elegancia, equilibrio y sofisticación. En este artículo te mostramos nuestros sofás grises favoritos.

Sofá POET

Su nombre no es por pura casualidad, es precioso como la más bella poesía y nada más verlo nos hemos enamorado. Fue diseñado por Fina Juhl en 1941. Aunque han pasado ya muchos años desde su presentación, su aspecto no es nada anticuado. Todo lo contrario.

Sofá POET en gris.
Sofá POET / cultfurniture.es

Sus lineas son modernas pero con un toque clásico. Es un sofá de dos plazas y fue diseñado para pisos muy pequeños. Sus patas son de madera y están ligeramente inclinadas.

El respaldo es en capitoné y el tono del gris es oscuro con finas betas blancas. El tejido se ve muy orgánico y recuerda al lino, salvando las diferencias claro.

Sofás grises: Senso

El segundo de los sofás grises de nuestra lista de favoritos es del diseñador Mario Ruiz para Joquer. Su nombre es Senso.

Sofá Senso en gris.
Sofá Senso / joquer.com

Se trata de un gran sofá de cuatro plazas. Aporta mucha presencia al salón. El tono de gris de este sofá es el conocido como gris tórtola, en tono suave tirando a tonos azules. Tiene la posibilidad de integrar mesitas en la propia estructura del sofá. 

Chester

En nuestra lista de sofás grises no podría faltar el modelo Chester. Este es uno de los tipos de sofá que más en tendencia está en la actualidad.

Este modelo es todo un  icono de los salones clásicos, y en gris es muy elegante. Sin duda alguna se trata de un sofá diseñado para robar todas las miradas.

Sofá chester en gris.
Sofá chester / kenayhome.com

Respaldo en capitoné y remaches metálicos en toda la silueta del sofá. Está disponible en diferentes tonos de gris como el antracita, gris perla, gris azulado y gris visón. Lo puedes encontrar en Kenay Home.

Strandmond

En nuestra lista también hemos decidido incluir un sillón.  Entendemos que existen diversas formas de diseñar un salón y en muchas de ellas el sofá se complementa con algún sillón.

Este sillón en concreto es tipo orejero. Es perfecto para colocar en el salón en combinación con un reposapiés. Este en concreto es de IKEA y es gris oscuro. Según la propia página web, este sillón fue lanzado en los años 50.

Tiene en el respaldo cinco botones a modo de capitoné. Es un detalle que diferencia al sillón que le hace aún más especial.

Este tipo de sillón también es perfecto para habitaciones infantiles o de bebés. 

Söderhamn

El último de nuestros sofás grises podríamos calificarlo como un súper sofá. Se trata de un sofá esquinero de seis plazas en gris oscuro. El material de la funda es de microfibra, por lo tanto es bastante suave y agradable al tacto.

Sofá gris.
Sofá gris / ikea.com

Por otro lado, es un sofá con mucho fondo por lo que es muy cómodo gracias, también, a los cojines del respaldo. Es de IKEA y también está disponible en más colores.

Conclusión

Los sofás grises siempre serán un gran acierto para nuestro salón. Sobre todo por la versatilidad que supone el color gris, ya que podemos combinarlo con infinidad de colores y estampados.

No podemos olvidar que si queremos aportar serenidad pero a la vez personalidad y elegancia  a nuestro salón, apostar por el gris es un gran acierto. 

Para finalizar, nos gustaría recordarte algunos tips para elegir bien el sofá:

  • “Mide dos veces, compra una”: esto quiere decir que antes de comprar el sofá, midas. Mide tanto el salón como el sofá. Recuerda el principio de la proporcionalidad. Si en un salón pequeño pones un sofá muy grande el espacio se verá más reducido. Busca siempre el equilibrio. 
  • Piensa en tus necesidades: si solo sois dos en la familia, quizás no te haga falta un sofá XL. Pero si sois familia numerosa y soléis recibir visitas, quizás un sofá grande, y que además sea sofá cama, sea lo mejor.
  • Por último, busca la mejor relación calidad- precio: hoy en día tenemos todo al alcance de un “click”. Aprovecha esto y busca también en tiendas online.