Decoración al estilo de los años 20

Francisco · 8 junio, 2018
Haz que tu casa reluzca con esplendor y glamour, aplicando el estilo de los "felices" años 20.

El mundo del interiorismo tiene una larga trayectoria histórica; durante el siglo XX se han desarrollado numerosas tipologías. En esta ocasión te presentamos la decoración al estilo de los años 20.

Es posible que hayas visto películas de esta época o que hayas estado en alguna casa donde se aplica esta línea de diseño. No es algo usual, pero sí que posee un toque original y vanguardista.

Mediante este estilo, proporcionarás a tu hogar elegancia, glamour y cuidado estético. Para ello, se debe trabajar cada detalle, aplicarle un toque vintage y no recargar en exceso.

Veamos a continuación qué características son las más esenciales del estilo de lo años 20.

¿Qué fueron los años 20?

Para contextualizar el estilo, debemos saber qué fue esta época y por qué ha tenido tanto éxito en el mundo del interiorismo.

Los años 20 fue un periodo de bonanza económica en EE.UU. Esta nación era el motor económico mundial y Europa se encontraba con ciertas crisis políticas y económicas.

Dentro de este ámbito estaban el mundo del burlesque, el charlestón, el cabaret, etc. La población estadounidense cuidaba la estética tanto dentro como fuera de su hogar; al igual que su estilo de vida.

La sociedad disfrutaba al máximo del auge empresarial y cada vez eran más los ciudadanos que se construían buenas casas con un diseño de interior de lujo.

Por tanto, la decoración interior de las casas se convertía en un auténtico espacio donde se trataba de mostrar elegancia y éxito; es decir, reflejar fielmente los “felices” años 20.

Decoración para la entrada y salón

La principal recomendación es que decores toda la casa en este estilo; no conviene hacer eclecticismos donde cada habitación tenga un contenido diferente.

Desde la entrada se pueden disponer los siguientes muebles:

  • Mesa adherida a la pared, con detalles curvos y rocallas, muy semejante al estilo barroco.
  • Espejo (cuadrado u ovalado) con marco de formas curvas o rocallas.
  • Perchero con brazos curvos.
  • Elementos decorativos: marco de fotos, lámparas, etc.

En el salón es donde se puede trabajar en mayor medida esta decoración. Se debe transmitir glamour y esplendor, utilizando sobre todo materiales brillantes y relucientes.

Espejo de sol en el salón.

  • Mesa redonda o rectangular de comedor con mantel bordado.
  • Sillas y sofás con tapicería estampada; es preferible evitar colores lisos. Diseños curvos en brazos y respaldo.
  • Lámpara de techo con perlas golgantes desde el techo o en una mesa. Si se prefiere una de pie, puede ser plateada con formas curvas.
  • Decorar con velas, candelabros, fotografías con marcos dorados, etc.

 Decoración para el baño

Hay que continuar con la línea decorativa que se ha hecho en otras habitaciones de la casa. El baño es un espacio donde se puede trabajar este estilo de los años 20 de forma fácil y dinámica.

Bañera exentas.

Ten presente los siguientes elementos:

  • Lavabo de porcelana de diseño y con grifería al estilo antiguo.
  • Espejo con marco de líneas curvas o rocallas.
  • Bañera independiente a la pared, con grifería antigua.
  • Azulejería para paredes y losas para el suelo; imprescindible utilizar tonos luminosos: blancos, amarillos, rosas, etc.

Tonalidades

El uso de tonos luminosos ayuda a que nos transportemos al estilo de los años 20. Los colores tienen un significado; por eso, podemos plantearnos la siguiente pregunta: ¿qué sensaciones nos transmiten los colores en nuestro hogar?

  • Rojo: fuerza, intensidad, elegancia y pasión; se considera un tono propio de los cabarets.
  • Amarillos: brillantez y elegancia, siempre y cuando se combine adecuadamente, ya que es un color complicado para la combinación con el mobiliario.
  • Terrosos: colores de carácter sobrio, sin resaltar excesivamente la elegancia y aportando también sensación de tranquilidad.
  • Dorados y plateados: por excelencia, estos tonos han aportado elegancia y glamour.
  • Púrpura: aunque no resulta usual tener este color en casa, puede aportar también cierto toque elgante a la par que atrevido.

Otros elementos decorativos del estilo de los años 20

Por supuesto, los objetos tales como jarrones, cuencos, candelabros, velas, fotografías, etc., son interesantes de colocar en estanterías y mesas. Eso sí, es imprescindible mantener la armonía cromática con el conjunto de muebles.

Papel de pared negro.

En cuanto a las cortinas, pueden utilizarse tonos blancos o terrosos siempre y cuando no se le quiera atribuir protagonismo. Si se ponen cortinas rojas, el carácter teatral y atrevido quedará en evidencia.

– Una vida apasionada, alegre y de comodidad absoluta, eso fueron los años 20.-

Conclusión

La riqueza decorativa es la nota predominante en este estilo. Sin duda, los felices años 20 pueden estar en tu propio hogar; el principal objetivo es reflejar el exito económico de una época de esplendor.