Lámparas de techo

Estefany Hurtado 2 mayo, 2018
Son un gran elemento de iluminación que da confort a nuestras estancias.

Las lámparas de techo son un tipo de iluminación que desde hace mucho tiempo se viene utilizando.

La iluminación de una casa es un aspecto muy importante, que requiere ser planificado y meditado sin prisas. Una mala iluminación puede suponer, por un lado, una casa apagada, plana y sin vida o una casa sobre iluminada.

Antes de elegir las lámparas que se van a usar en la casa, es conveniente que analices cada espacio. Detectar aquellos puntos que se quieren destacar es importante para elegir el tipo de lámpara.

En el artículo de hoy hablaremos sobre los diferentes tipos de lámparas colgantes atendiendo a los diferentes estilos decorativos que hoy en día están en tendencia.

Las lámparas de techo tienen la ventaja que al estar en el punto más alto de una estancia tienen más alcance que si se ilumina de abajo hacia arriba.

No obstante, para una iluminación perfecta se aconseja combinar diferentes tipos de iluminación, por ejemplo, una lámpara de techo es básica, pero también un punto de luz auxiliar para dar más forma a la estancia y que esta no sea visualmente plana.

Lámparas de techo.

Lámparas de techo clásicas

Las lámparas de techo clásicas ofrecen un diseño sencillo y aportan mucha elegancia a la estancia.

Las lámparas clásicas por excelencia son las de tipo araña.

Las primeras surgieron en Italia en el siglo XVIII cuando la industria del vidrio experimentó un gran florecimiento y surgió la electricidad. Mucho antes, eran de madera y en vez de bombillas, había velas.

Al combinarse la iluminación con abalorios de cristal tallados a mano, rápidamente se convirtieron en más que un elemento funcional, en uno decorativo. Llamó la atención de los monarcas europeos.

A partir del s. XX entró en desuso porque los diseñadores comenzaron a preferir las lámparas más minimalistas.

No obstante, en la actualidad, y desde hace algunos años, la lámpara de araña ha vuelto reinventada.

Este tipo de lámpara ha dejado de ser un objeto anticuado para convertirse en uno que aporta clase y personalidad a nuestra casa.

En la actualidad lo más normal es ver lámparas de araña de colores llamativos como amarillo, rosa o azul o también en cobre.

Lámpara de araña.

Lámparas modernas

Se entiende por lámparas de techo modernas todas aquellas que tienen un diseño más desenfadado que las clásicas.

Dentro de esta clasificación, encontramos lámparas de techo de los siguientes estilos:

  • Minimalistas: son lámparas de lineas sencillas y finas. No tienen adornos y su color es único, sin estampados ni figuras. Son ideales si lo que queremos es destacar otro elemento de la decoración menos la lámpara.
  • Vintage/industrial: estas lámparas se caracterizan por su material. La gran mayoría son de forja o metal. Destacan las luminarias de jardín (que se han visto en interiores), las de estética náutica, de campana o con rejilla.
  • Nórdicas: las lámparas de techo nórdicas destacan por sus formas geométricas y por su sencillez. Suelen ser de rejilla o con alguna forma geométrica en metal. Los colores generalmente son en blanco, negro o bronce.
Lámparas modernas.

Lámparas naturales

Son lámparas hechas con materiales naturales como ratán, madera o bambú. Son geniales para estilos rústicos o de playa.

En el estilo nórdico también quedan genial. Aportan mucha naturalidad a la estancia.

Lámpara de madera negra.

Lámparas de diseño

Las lámparas de diseño destacan por su sofisticación y porque su diseño y color no dejan a nadie indiferente.

Suelen ser lámparas más caras y se llevan toda la atención de la estancia.

Lámparas de diseño.

Recomendaciones finales

Las lámparas de techo visualmente son muy bonitas, y dependiendo de tus gustos puede llevarse toda la atención o no.

Sin embargo, al colocarlas debemos tener en cuenta algunas cosas para que no sea un desastre:

  1. En primer lugar, no debemos caer en el error de pegarla mucho en el techo. Entre más cerca esté del techo menos luz tendremos, por ello, no tengas miedo a bajarla.
  2. En segundo lugar, si tienes techos muy bajos quizás una lámpara de techo no es tu mejor opción.
  3. En tercer lugar, combina lámparas de techo iguales para tener composiciones simétricas muy vistosas y decorativas. Eso sí, deben estar colgadas exactamente a la misma altura.
  4. Por último, en las lámparas que así proceda, evita que se vean las bombillas.

Recuerda que una bonita y buena lámpara de techo va de la mano con unas bombillas eficientes, así que elegir bien el tipo de bombilla es fundamental para tener una iluminación 10.

Te puede gustar