Diseñando tu casa desde cero

11 julio, 2018
¿Estás interesado en diseñar tu casa desde cero? Es un largo proceso en el que siempre surge algún problema o variación. Nosotros te damos algunos consejos.

¿Estás diseñando tu casa desde cero? Para ello, debes seguir una serie de pasos, además de ajustarte a un presupuesto factible y realista. Cuantos más metros cuadrados tenga el terreno, mayor presupuesto deberás barajar.

Obviamente, no debería haber demasiados cambios en el resultado final respecto al proyecto original, aunque esto no siempre es posible. De esta manera, encontramos distintos estilos constructivos, en los que se reflejan las preferencias de los propietarios y, cómo no, la existencia de un presupuesto más o menos alto.

Además, procura que no haya ningún descuido en cuanto a la documentación y las licencias requeridas. Si no, las obras se podrían ver retrasadas, ocasionándose algunos problemas. No olvides que, en casas recién construidas, es necesario presentar la licencia de nueva ocupación.

Te aconsejamos que solicites los servicios de agua y luz con antelación a las labores de construcción. Por otro lado, además de una parcela, tienes que encontrar un espacio donde guardar todos los materiales que serán utilizados durante las obras.

Pasos a seguir si estás diseñando tu casa desde cero

En primer lugar, debes contactar con un arquitecto. Con su ayuda, escogeréis una parcela sobre la que construir, atendiendo a tus necesidades y requisitos: colegios cercanos, paradas de transporte público, tiendas y supermercados…

Después, un topógrafo comprobará que la parcela escogida posee realmente las características y condiciones necesarias para construir con seguridad sobre ese terreno. Es necesario, también, estudiar el acceso a los servicios básicos en la zona, para evitar futuros problemas.

Además, debes conocer lo conocido como “uso del suelo”, para saber qué es lo que puedes y no puedes construir en esa propiedad. En función de esto, se barajarán ciertas técnicas, estilos y materiales más concretos.

Posteriormente, llega la hora de diseñar proyectos, planos… Hay que aclarar cómo se verá la estructura e instalaciones en el resultado final de la obra. Debes solicitar algunos permisos, para que sea posible conseguir las distintas licencias exigidas por el Ayuntamiento.

En esta etapa hay que hablar de dos proyectos: básico y de ejecución. El proyecto básico consiste en detallar las características generales de la que va a ser tu casa. En cambio, en el proyecto de ejecución, vemos los detalles estructurales y planos de carácter técnico.

Inmediatamente después, es el momento de contar con la ayuda de un aparejador. Tras esto, ya es posible comenzar con la construcción en sí de la nueva casa.

Recuerda que no es lo mismo superficie útil que superficie construida. 

En este momento, puedes escoger una empresa dedicada a la construcción o bien, un equipo de obreros que trabajen de manera autónoma. Lo ideal es que sea un equipo multidisciplinar, para no dejar ningún vacío en las obras de construcción. Cada miembro de dicho equipo tendrá una labor determinada y específica.

Deberán intentar acabar todo en el tiempo determinado, aunque en muchas ocasiones, lamentablemente, hay imprevistos y retrasos. Hay que plantear cómo será su organización, para intentar ajustarse a los límites establecidos. Por ello, es importante que cada uno conozca bien lo que debe hacer.

Programas online

Si quieres implicarte más aún en el diseño y construcción de tu futura casa, puedes utilizar algunas aplicaciones y programas online para hacer pruebas por ti mismo.

Algunos ejemplos son AutoCAD (que está desarrollado y comercializado por la empresa Autodesk), Sketchup, Sweet Home 3D o Roomle.

Ejemplo de casa diseñada con el programa Sketchup
Fuente: http://www.contohmakalah.website/contoh-surat/Amrica-S-A-Wikipedia-La-Enciclopedia-Libre-2017-2018-Car/p=4

Estos son solo unos pocos ejemplos, dentro de una variedad mayor. Encontrarás distintos grados de dificultad de uso, por lo que simplemente tendrás que escoger uno que se adapte a tu nivel y conocimientos.

Así, podrás visualizar mejor las distintas opciones que tengas en mente cada momento, adaptándote a los posibles cambios surgidos durante la elaboración y finalización del proyecto. Piensa que normalmente hay variaciones respecto al proyecto presentado en el origen.

Cuando finaliza el período de construcción

Cuando estabas diseñando tu casa desde cero, veías el final muy lejos. Obviamente, siempre quedan por hacer los últimos trámites, pero ya podrás comenzar a disfrutar de tu casa.

Finalmente, todo está en orden: es el momento de pintar, amueblar y decorar, siempre a tu gusto, con un estilo más minimalista, rústico, marinero

Al igual que en el apartado anterior, también dispones de aplicaciones para decorar tu casa, viendo así los posibles resultados. Algunos ejemplos son Home Design 3D, Coolors, Palettes, Autodesk Homestyler… En ocasiones, puedes combinar su función con la de los programas y aplicaciones de los que os hablamos antes.

Licencia de obra.

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda e inspiración en la construcción de tu nueva casa. Ten siempre tu idea en mente, para ajustarte lo máximo posible a ella hasta el final del proyecto. Por último: recuerda que siempre puedes contar con la ayuda de profesionales.

Te puede gustar