4 asombrosas casas de lujo

Francisco · 22 enero, 2018

Siempre hemos escuchado que el lujo está al alcance de muy pocos. Por ello, hemos decidido hacer un análisis de 4 asombrosas casas de lujo, donde se pueden descubrir interiores y mobiliario inverosímiles.

Los conocidos como “mega ricos” conciben la comodidad asociada al lujo. Por supuesto, son capaces de pagar grandes fortunas por espectaculares infraestructuras, muebles y decoración.

Bien es cierto que existen casas cuyo diseño es un auténtico capricho; pero, sin duda, lo más interesante se encuentra en el interior. Eso sí, no hay que olvidar que suelen ser los propietarios quienes ven con buenos ojos su hogar.

“Tener demasiado buen gusto puede ser muy aburrido”

-Diana Vreeland-

Antigua mansión de Jerry Weintraub

En la actualidad esta mansión ya no pertenece al antiguo productor de Hollywood, Jerry  Weintraub, fallecido en 2015; se encuentra a la venta por algo más de 14 millones de euros.

Posee 850 m2 . La disposición interior es un espacio bien estructurado y nada laberíntico, al revés de lo que ocurre en las grandes mansiones. Las estacias se conforman por salones espaciosos, 6 habitaciones y 7 cuartos de baño.

La diafanidad y el confort son las principales características de este lugar. Resulta muy espacioso el conjunto. El propio Jerry no quería exaltar su hogar con grandes lujos, pero sí tenía el capricho de innovar con el diseño de la construcción.

En su interior se puede revivir el sentimiento del cine y la música, es decir, se percibe, tanto a través de la decoración como de la casa, la gran labor que este hombre desarrolló para la industria de Hollywood.

Mansión de Jerry Weintraub

Mansión de Jerry Weintraub / robbreport.com/

Mansión en St. Moritz

De nuevo, otra mansión en venta, concretamente en St. Moritz (Suiza); sin embargo, en este caso el coste asciende a algo más de 150 millones de euros.

Las dimensiones son mucho más espectaculares que la casa anterior, ya que se conforma por 3.995 m2 . Resulta sorprendente un hogar de esta magnitud; por tanto, ¿cómo se puede distribuir el espacio?

Su estructura se organiza en 7 niveles; no obstante, lo novedoso se encuentra en los subapartados que posee cada habitación, es decir, cualquier pequeño hueco o cubículo es óptimo para hacer una estancia, poner un sofá u otro mobiliario.

En este caso sí se puede hablar de lujo; incluso, un vestidor se adorna con oro en las paredes para reflejar mayor glamour y elegancia. A esto hay que añadir muebles de primera categoría, de las mejores marcas y materiales.

En el caso de las habitaciones, además de ser espaciosas, las vistas son un auténtico balcón a la naturaleza. La orientación está muy estudiada, ya que se ofrece la posibilidad de contemplar parajes pintorescos desde la cama.

En definitiva, una mansión laberíntica, con numerosas habitaciones y con un diseño más complejo que sí puede entenderse como un capricho.

Mansión en St. Moritz, Suiza

Mansión en St. Moritz / Senada Adžem,CNBC

Mansión de Jane Fonda

La famosa actriz vende su hogar de 660 m2 por algo más de 8 millones de euros. Se localiza en el barrio de Trousdale Estate (Beverly Hills), con una maravillosas vistas al océano.

En comparación con la anterior mansión comentada, la antigua casa de Jane Fonda posee un diseño más sobrio, de líneas rectas y carácter funcional.

La característica principal de esta casa es el cuidado del medio ambiente. Sus dueños quisieron que el consumo de energía se realizara de forma ecológica; así, dispusieron paneles fotovoltáicos, chimeneas ecológicas sin ventilación, cristal térmico, etc.

En cuanto a la distribución de habitaciones por pisos, existe orden y racionalidad en los salones, cocina, gimnasio y baños. De estos últimos cabe destacar el que utilizaba Jane, decorado con azulejería reluciente que parecen joyas.

El jardín exterior simula un espacio zen. Es un lugar para la meditación, la tranquilidad y el desasosiego. La piscina atrae toda la atención, con iluminación nocturna. Además, la vegetación ayuda a unir arquitectura y naturaleza.

Mansión de Jane Fonda

Mansión de Jane Fonda / sothebysrealty.com

Ático en el Penthouse

Los jeques tienen fama de ostentar todo tipo de lujos, especialmente en el mundo de la decoración de interiores y en el diseño de exteriores, sobre todo con sus inconmensurables caprichos arquitectónicos.

El ático del jeque Mohammed bin Rashid, localizado en Mónaco, alcanza los 170 metros de altura, con unos 2.800 m2  y una monumentalidad visible desde distintas partes de la ciudad.

Su exterior goza de una gran piscina y un juego de formas geométricas que destacan la disposición racional del conjunto, en otras palabras, el lujo ejemplificado a gusto del propio jeque.

Los interiores son estructurados con numerosas salas, baños y distintos espacios interesantes. Evidentemente, la magnitud y diafanidad son características del ático.

Un elemento a destacar es la conexión con el exterior a través de cristaleras, ya que relacionan directamente los interiores con la naturaleza. Permite tener una visibilidad plena con el mar y, a su vez, la obtención de luz natural.

Conclusión

El lujo no es un recurso fundamental para demostrar elegancia, sino que resulta ser un capricho que, en ocasiones, llega a rozar el exceso decorativo y la “pedantería”; en realidad, lo más interesante es demostrar gusto estético.