Consejos para utilizar la madera sobrante

27 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Cuando no ha sido posible llevar la madera sobrante a un centro de reciclaje especializado en este material, lo más conveniente es intentar reutilizar este recurso.

Después de haber concluido un proyecto de construcción o elaboración de alguna manualidad en concreto, por lo general, no sabemos qué hacer con la madera sobrante. En estos casos, lo mejor es buscar alternativas que permitan darle un uso inteligente y creativo, para así evitar la acumulación de objetos en el hogar.

Y aunque no lo parezca a simple vista, esto puede resultar un gran aporte para el medio ambiente en términos de sostenibilidad.

Hay que recordar que, dentro de lo que se suele entender por madera sobrante, se pueden encontrar tanto piezas trabajadas (trozos de tablas, vigas, cajas, etcétera) como piezas vírgenes (troncos, ramas de árboles y afines).

Y dado que la madera es, junto con la piedra, uno de los materiales que permite mantener el ambiente del hogar en conexión con la naturaleza, conviene aprovecharlo al máximo. Además, su atemporalidad aporta una gran ventaja a la hora de introducirla en distintos estilos.

Tipos de madera sobrante y posibles usos

1. Palés

Los palés son uno de los tipos de madera sobrante más comunes pero también, una gran fuente de inspiración para diversas manualidades. Y lo mejor de todo es que pueden utilizarse al natural o pueden modificarse, según se prefiera.

Podemos pintarlos en color y darles uso como mesas auxiliares, sillas e, incluso, somieres. Además, se les puede añadir ruedas para facilitar su desplazamiento. También podemos desmontarlos para crear otros muebles.

Estructura de la cama hecha con palés y con iluminación por debajo

Descubre: El uso de los palés en interiorismo

2. Cajas de fruta

Otro tipo de madera sobrante se encuentra en las cajas de fruta u otros productos. Y a pesar de que tengan una forma predeterminada, también pueden desmontarse para crear estanterías o repisas. 

Como pueden encontrarse fácilmente y adquirirse a un costo muy bajo, en caso de que hayamos utilizado al completo nuestra reserva antes de terminar nuestro proyecto, podemos buscar más.

Al igual que otros tipos de madera sobrante, pueden limpiarse y barnizarse para destacar su aspecto natural o bien, pueden pintarse con pintura de colores.

3. Baldas de estanterías viejas

Las baldas de estanterías viejas también pueden aprovecharse en nuevos proyectos. Por ejemplo, se pueden utilizar para forrar una pared hasta a media altura, a modo de cabecero de cama.

Si tenemos varias baldas, podemos cubrir la pared del cabecero, de lado a lado, e incorporar un par a cada  lado de la cama, a modo de mesitas de noche. El resultado será estupendo y ¡No parecerá que lo hemos hecho nosotros mismos!

Cabe destacar que podemos utilizar tanto baldas iguales como diferentes, la clave está en no dejarnos limitar a la hora de buscar un resultado original. Forrar una pared con madera puede aportar mayor carácter y calidez al hogar al mismo tiempo que amortigua un poco el ruido.

También podemos disponer de las baldas del mismo modo que haríamos con las repisas para los libros, pero agrupadas en una misma área, para crear una especie de estantería sin armazón. 

La madera sobrante puede reutilizarse de diversas maneras.
Foto cortesía de: Pinterest.

4. Ramas secas de árboles

Tras los meses fríos o la poda del jardín, agrupamos el montón de ramas secas en una pila y no nos ocupamos de darle un uso inmediato. Por fortuna, la decoración de interiores contemporánea ha sabido reutilizar este tipo de elemento de diversas formas, como los marcos ultrarústicos para espejos y fotografías.

También pueden tomarse varias ramas e introducirlas en una damajuana o jarrón grande y llamativo para conseguir un arreglo natural para el hogar.

Las ramas secas quedan preciosas tanto al natural como con una capa de pintura dorada o en otros otros metálicos.

5. Troncos de madera

Los troncos de árboles también pueden utilizarse para fabricar muebles (mesas auxiliares, asientos) o, incluso, unas bonitas esculturas rústicas. Y, al igual que en el caso de los palés, se les puede añadir ruedas para crear muebles con un toque moderno y multifuncional. 

La madera sobrante puede reutilizarse de diversas maneras.
Foto cortesía de: Pinterest.

Algunas consideraciones

La madera es un sinónimo de calidez y sofisticación en la decoración de interiores y en vista de que es muy versátil, puede ayudar a conseguir diversos resultados. Todo es cuestión de saberla combinar con otros elementos y no dejar pasar la oportunidad de aprovecharla.

La utilización de madera sobrante puede resultar muy conveniente desde el punto de vista económico. Lo importante es buscar referencias y buenos materiales a la hora de llevar a cabo una idea u otra, para que el resultado sea lo más fino posible.