Elige la copa adecuada según el tipo de bebida

Francisco · 5 noviembre, 2018
Para degustar bien una bebida se ha de servir correctamente en un vaso adecuado para su consumo; por eso, hay que tener bien claro cuáles son los tipos que mejor se adaptan a cada producto.

Los expertos dicen que no es lo mismo tomar un vino en una copa de cristal especial que en una jarra o en un vaso redondo. ¿Puede ser una cuestión psicológica? Elige la copa adecuada según el tipo de bebida.

Los especialistas en hostelería tiene muy claro que, a la hora de servir una bebida, es importante utilizar un recipiente apropiado para el producto. ¿Es posible que cambie el sabor o el gusto? Pues sí es posible.

Es preferible tener una buena vajilla en casa para que en cualquier situación, estemos preparados para servir una bebida. En cenas de gala, comidas importantes o simplemente en un tentempié, se hace necesario ofrecer calidad en todos los sentidos.

Cada bebida tiene su propio vaso

Vasos para refresco.

¿Por qué se nos hace raro beber cierto tipo de bebidas en vasos que no son apropiados para ello? Muchas veces tiene que ver con el cuerpo, el gas o la manera de respirar del propio líquido.

Puede resultar un tanto abstracto la concepción de este tema, pero es importante que tengamos cuidado de cómo servir una bebida y elegir correctamente el vaso, ya que la mayoría de las veces nos confundimos.

Estéticamente, una bebida mal dispuesta sobre un recipiente no funcional hace que no pueda degustarse igual, que sepa indiferente y que sintamos cierto rechazo desde un principio.

– Cuida la estética para servir las bebidas, hay que mostrar una formalidad.-

Tipos de vaso según la bebida

Vasos de vino tinto.

A continuación, se hace una muestra de los tipos de vaso que mejor se adaptan a cada bebida. Alguno puede funcionar bien para dos bebidas, pero por norma general cada una tendrá uno primordial. Veamos cuáles son los más adecuados para cada una:

  • Vino: copa ancha con boca más estrecha que el cuerpo, es el denominado cáliz. Es la mejor manera de conservar el vino, que puedan percibirse los olores y que se pueda comprobar la lágrima. Para su sujeción, debe poseer tallo y base para no cambiar la temperatura del líquido.
  • Cerveza: jarra de cerámica o cristal con mango para la sujeción. Es un error beber del botellín, ya que la cerveza necesita respirar y expulsar CO2. En cuanto al formato de las cañas, el problema es que el contacto de la mano sobre el cristal hace que se caliente el líquido.
  • Refrescos: preferiblemente que sea en vasos anchos, del estilo de los de sidra, con el fin de que entren varios hielos y pueda respirar el líquido y expulsar CO2.
  • Champagne: la copa debe ser semejante a la del vino pero que el cáliz sea muy estrecho; de esta manera, la cantidad que almacena es inferior, más que nada porque la ingesta suele ser reducida. También tiene tallo y base.
  • Bebidas alcohólicas: tanto un whisky, un martini, como un licor, pueden servirse en vaso pequeño y ancho con un par de hielos. La idea es que el vaso está preparado para almacenar poco líquido y, así, la ingesta sea más reducida.

Los errores comunes que se comprueban en una comida o cena importante es cuando se sirven bebidas en vasos no apropiados. En un bar o restaurante cuando se produce esto, ya te demuestran que están poco instruidos en la materia.

Protocolo de los vasos en una comida

Vasos para una mesa.

Normalmente, hay un código formal para la colocación de la vajilla en la mesa; en otras palabras, un protocolo. Los vasos tiene una disposición coherente y siguen un esquema que se ha de seguir en todas partes.

  • Copa para el agua: por norma general, en todas las comidas las personas beben, al menos, un poco de agua; por eso, se hace imprescindible tener un vaso exclusivo para ello.
  • Copas de vino, una para el tinto y otra para el blanco:en una comida importante, es posible que se saquen dos tipos de vino para su degustación, de ahí que se dispongan estas dos copas.
  • Copa para el champagne: al final de la comida, suele hacerse un brindis; por eso, es importante que se coloque una copa para el champagne. De todos modos, no siempre está colocada desde el principio, a veces puede añadirse al final.
  • Vaso de chupito: formato especial, no se coloca al principio, sino al final. Es el momento en el que solo lo tomarán quienes lo soliciten.

El protocolo de los vasos es importante tenerlo presente si se realiza una comida o cena de gala. Demostrarás a tus invitados que cuidas los detalles y que tienes presente las formalidades.

Barquero, J. Daniel; Fernández, Fernando: Los secretos del protocolo, las relaciones públicas y la publicidad, Lex Nova, 2007.